El código cuenta cliente, CCC, es la codificación que tienen las cuentas corrientes, cuentas de ahorro y resto de productos financieros que se utilizan para codificar de manera matemática los contratos de depósito, préstamos, cuentas de valores o cualquier otro tipo de contrato financiero formalizado en una entidad financiera.

Estos códigos de cuenta cliente se encuentran estandarizados y, en España, cuentan con 20 dígitos. Cada grupo de dígitos tiene un significado, aunque el primer o los dos primeros dígitos de cada número aportan más información que el resto. De los veinte dígitos que conforman el código cuenta cliente, el significado de cada grupo de dígitos sería el siguiente:

  • Cuatro primeros dígitos: código de la entidad financiera asignado por el Banco de España.
  • Cuatro siguientes dígitos (posiciones 5 a 8): código de oficina de la entidad financiera en la que se haya formalizado el contrato.
  • Dos dígitos siguientes (posiciones 9 y 10): código de control, un algoritmo matemático que da validez e integridad al número de cuenta.
  • Últimos 10 dígitos: número de cuenta interno, asignado por la entidad y a su libre criterio de clasificación y control.

De estos números, el primer dígito o en algunos casos, los dos primeros dígitos informan también sobre el tipo de entidad financiera en la que está abriendo el número de cuenta. Por ejemplo, la clasificación del Banco de España contempla siempre que el primer dígito tendrá los siguientes valores en función del tipo de entidad:

  • 0 ó 1: Banco, dedicando la posición en casi todos los casos a las entidades bancarias comunitarias y extracomunitarias.
  • 2: Cajas de ahorros.
  • 3: Cooperativas de crédito.
  • 6: Entidades financieras de crédito y entidades de pago.
  • 8: Entidades financieras de crédito.
  • 17: Establecimientos de compraventa de moneda.
  • 43 / 44: Sociedades de tasación.
  • 98: Sociedades de garantía recíproca.

Por ejemplo, cualquier cuenta o contrato codificado en BBVA comenzará siempre por 0182.

Cálculo del dígito de control

Tal y como se ha mencionado en el apartado anterior, las posiciones 9 y 10 del código cuenta cliente corresponden al dígito de control. Los dígitos de control se calculan mediante la realización de un algoritmo matemático en el que:

  • La posición 9 se calcula a partir de los 8 primeros números del código de cuenta.
  • La posición 10 se calcula a partir de los 10 últimos dígitos del número de cuenta.

Para facilitar esta tarea, existen algunas páginas webs en las que podrá obtener los dígitos de control o el IBAN de cualquier cuenta bancaria.

Comunicación corporativa