Los ‘millennials’ se están sacudiendo las etiquetas; son más cuidadosos con el ahorro y precavidos con sus finanzas de lo que muchos podrían pensar. Los últimos estudios demuestran que los jóvenes, de entre 18 y 35 años, se preocupan por su futuro a pesar de los obstáculos del presente.

Igual te interesa…

Recurso Actualidad vida felicidad

Es la generación más tecnológica y mejor formada de todos los tiempos y, sin embargo, según un estudio de BBVA Research, sigue sin poder independizarse, dada la dificultad de encontrar un empleo y acceder a una vivienda. El contexto es complicado para los jóvenes, pero las últimas encuestas demuestran que no se dan por vencidos y están consiguiendo planificar sus finanzas.

Según se desprende de la publicación Innovation Trends: generación millennial del Centro de Innovación BBVA (CIBBVA), el 64% de los jóvenes encuestados se considera ahorrador. Sin embargo, los ‘millennials’ tienen un gran desafío por delante: costear su vida independiente, rodeada de tecnología sin incurrir en desequilibrios financieros y con un plan de futuro en materia de ahorro. Poner en acción algunos sencillos pasos puede ayudar a conseguirlo:

1. Utilizar aplicaciones para reservar una cantidad mensual al ahorro

En este escenario, el móvil se convierte en la mejor herramienta para ahorrar. Una buena opción es utilizar las aplicaciones del propio banco, ya que muchas de ellas hacen automáticamente la tarea de reservar la cantidad que se elija antes de que empiecen los gastos del mes, como si fuera una partida ineludible. Para utilizar estas aplicaciones con todas las garantías de seguridad hay que descargar sólo las oficiales y mantenerlas bien actualizadas.

Además de estas aplicaciones bancarias, hay otras que permiten controlar el gasto al milímetro con funciones como: registrar los gastos e ingresos, enviar alertas de descubiertos o comisiones o crear presupuestos, entre otras.

2. Establecer metas para motivarse

Un viaje con los amigos en verano, ir a estudiar al extranjero, unas zapatillas deportivas, un móvil nuevo… Cada joven debe establecer unas metas de ahorro que le sirvan como motivación, pero siempre de una forma realista para no frustrarse y acabar abandonando el hábito.

3. Comparar antes de comprar

A la hora de adquirir un producto, lo mejor es acudir a las redes sociales de la marca o del comercio para informarse de las mejores ofertas y los comentarios de los otros compradores, leer la información que comparten los consumidores y acudir a comparadores donde se ofrece información de los mejores precios en un clic. Antes de salir a comprar, lo mejor es echar un último vistazo al móvil por si hay alguna oferta de última hora.

4. Evitar compras impulsivas y gastos superfluos

Un buen truco es esperar un periodo de tiempo razonable, suele recomendarse entre uno y tres meses, para ver si lo que se quiere es realmente necesario. Y si se compra y luego se deja de necesitar o utilizar, lo mejor es venderlo a través de alguna aplicación de compraventa de segunda mano. Seguro que a alguien le hace falta y puede darle un buen uso.

En el Centro para la Educación y Capacidades Financieras encontrarás toda la información relevante sobre educación financiera en el mundo.

Comunicación corporativa