El Palau Robert de Barcelona ha acogido la muestra que repasa las tres décadas de El Celler de Can Roca. Desde su apertura en noviembre de 2016, ‘De la Tierra a la Luna’ ha recibido a cerca de 80.000 visitantes curiosos por conocer la historia de los hermanos Roca. La exposición, patrocinada por BBVA, se acerca al proceso creativo de una de las familias gastronómicas más laureadas de los últimos tiempos y podrá visitarse hasta el próximo 23 de abril.

El año 1986 marca el inicio del viaje de El Celler de Can Roca. Joan y Josep eligieron su natal barrio de Taialà, a las afueras de Girona, para comenzar su sueño. Nada hacía presagiar que 30 años después serían el mejor restaurante del mundo. “No contábamos con ello, no era nuestra pretensión. Nosotros solo queríamos hacer lo que nos gustaba y conseguir que la gente de Girona viniera hasta este barrio. Los primeros meses fueron duros, algunas noche no entraba nadie”, comenta Joan.

Su capacidad de esfuerzo y la confianza en su equipo, entre otras cosas, les han llevado hasta la Luna, hasta ese firmamento de estrellas Michelin y listas gourmet que copan desde hace años. “La noche que conseguimos llenar el restaurante, posiblemente un año después de abrir, dijimos: Lo hemos conseguido. Ese era el objetivo. Luego ya vinieron los reconocimientos, que son maravillosos y han venido muy bien para fortalecer el equipo y para dar prestigio a Girona”, afirma el mayor de los hermanos.

Los hermanos Roca visitan De la Tierra a la Luna acompañados por el equipo de El Celler de Can Roca

Palau Robert. Generalitat de Catalunya

Y para celebrar el trabajo bien hecho y coincidiendo con su 30 aniversario, los Roca decidieron acercar al público la parte menos conocida de su historia. La exposición ‘De la Tierra a la Luna’ enseña algunas de sus creaciones más célebres, pero también repasa la personalidad de cada uno de los vértices que componen este triángulo, desde su infancia detrás de la barra del bar de sus padres, hasta los éxitos de los últimos años.

Premio Ciudad de Barcelona al comisario de la exposición

A pocas semanas del cierre, los tres hermanos acompañados por familiares y por el equipo de El Celler de Can Roca, se han acercado a la exposición para celebrar su buena acogida.

La exhibición ha contado con el apoyo de crítica y público: cerca de 80.000 personas la han visitado desde que abriera sus puertas el pasado mes de noviembre. Además, Toni Massanés, comisario de la exposición, ha sido galardonado con uno de los Premios Ciudad de Barcelona por su trabajo en esta y otras muestras.

Comunicación corporativa