Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Seguridad 16 feb 2018

Nueve consejos imprescindibles para la seguridad de los 'smartphones'

El uso generalizado de los dispositivos móviles en las tareas cotidianas trae como consecuencia que información tan personal como datos bancarios, fotografías, mensajes, contactos, correos electrónicos y una larga lista de información privada se traslade de un lugar a otro en los bolsillos.

Cómo prevenir problemas en caso de pérdida o robo

Mediante estos sencillos consejos se puede mejorar la seguridad de los ‘smartphones‘ y proteger la información personal, tan atractiva para los ciberdelincuentes.

1) Configurar un PIN en la tarjeta SIM
El número PIN es el código de identificación que permite el acceso a las llamadas telefónicas y al uso de datos móviles de las compañías de telefonía.

Se puede configurar un PIN con un valor entre 4 y 8 dígitos (se recomienda elegir este último) y utilizar una secuencia de números que no sea fácilmente descifrable evitando contraseñas del tipo 1234, 1111, 1122, etc…

2) Establecer un código de acceso
Con el fin de evitar accesos no autorizados a los dispositivos y por tanto, a toda la información personal es recomendable tener configurado un código de acceso para la pantalla de bloqueo.

Según el modelo del dispositivo se pueden establecer diferentes métodos de bloqueo: pin, patrones, detección biométrica y contraseña (combinación de caracteres alfanuméricos).

Además es recomendable configurar el bloqueo automático para que se active tras un periodo corto de inactividad y así evitar que accedan a los datos personales sin autorización en caso de robo o pérdida.

3) Descargar aplicaciones desde el sitio oficial
Existen plataformas y páginas web que pueden estar infectadas con ‘malware’ y que permiten la descarga de aplicaciones. Para minimizar las probabilidades de infección, es recomendable no instalar ‘apps’ de fuentes desconocidas en los dispositivos móviles y hacerlo desde los sitios oficiales, Google Play en el caso de Android y App Store para iOS.

4) Administrar los permisos en aplicaciones
Muchas de las aplicaciones instaladas en los dispositivos móviles requieren de permisos para poder funcionar, pero se debe comprobar qué tipo de permisos solicitan y usar el sentido común para determinar si se encuentra dentro de lo razonable en relación a la función de la aplicación.

Si al revisar los permisos de una aplicación antes de instalarla solicita más permisos de los necesarios, es preferible no instalarla, seguro que hay otra alternativa que requiera solo los permisos necesarios.

Desde los ‘smartphones’ se puede administrar los permisos, por lo que es aconsejable deshabilitar los que sean innecesarios y revisarlos periódicamente.

5) Habilitar la localización y las conexiones solo al utilizarlas
Es recomendable mantener deshabilitada tanto la función de localización como el ‘bluetooth’ de los dispositivos siempre que no se estén utilizando con el fin de proteger la privacidad.

Del mismo modo, es aconsejable revisar los ajustes de localización y privacidad de las redes sociales y mantener desactivadas las opciones que permiten la localización automática en cada aplicación instalada en los ‘smartphones’.

6) Borrar el historial de la wifi periódicamente
Es aconsejable, para evitar la conexión de manera no intencionada a redes inalámbricas no confiables, eliminar del historial de conexiones conocidas todas aquellas que no se usen habitualmente y revisarlo con regularidad.

Asimismo, se debe tener precaución con la conexión a redes públicas y no enviar datos personales ni información sensible a través de ellas.

7) Utilizar un antivirus
Si el dispositivo móvil funciona con el sistema operativo Android es recomendable tener instalado un antivirus para mejorar la seguridad. En la página web de la OSI se pueden encontrar antivirus gratuitos para los dispositivos.

Para los usuarios de iOS el riesgo de virus es menor, ya que no permite descargar aplicaciones fuera de la App Store, siempre y cuando no se haya realizado el proceso de ‘jailbreak’ —método para saltarse las medidas de seguridad impuestas por Apple en su sistema iOS y poder instalar, modificar y cambiar cualquier cosa del sistema—. Del mismo modo, no es aconsejable ‘rootear’ —modificar los permisos de administración— los dispositivos con sistema operativo Android.

8) Tener al día las actualizaciones
Las actualizaciones de los sistemas operativos suelen corregir problemas de seguridad, por tanto, es recomendable actualizar los dispositivos tras la notificación de la existencia una nueva versión.

Asimismo, para no quedar expuesto ante vulnerabilidades conocidas que puedan ser utilizadas por los atacantes, hay que mantener las aplicaciones actualizadas a la última versión.

9) Realizar copias de seguridad
Realizar copias de seguridad de los dispositivos garantiza no perder la información en caso de pérdida o robo de los ‘smartphones’.

Y al cambiar de dispositivo móvil, es recomendable proceder al borrado de toda la información personal albergada en el ‘smartphone’ una vez que se deje de utilizar, especialmente si se va a vender o regalar a un tercero, con el fin de proteger tanto los datos personales como la privacidad.

Dedicar a tiempo a los ajustes de seguridad de los dispositivos móviles es una inversión que evita problemas y permite disfrutar de ellos de una manera mucho más segura.

Otras historias interesantes