Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología Act. 08 ago 2017

Un nuevo dispositivo será capaz de medir todas las calorías que componen un plato de comida

comida, calorías, recurso, bbva

La técnica se basa en microondas y ya es eficaz para mezclas homogéneas de alimentos.

Dispositivos de autoseguimiento como el Fitbit hacen un trabajo correcto, aunque imperfecto, a la hora de medir cuánto te mueves e ingerir la cantidad de calorías que has quemado en un día. Pero no miden la cantidad de calorías que consumes. Puedes introducir las estimaciones de calorías en la aplicación, pero es un proceso tedioso y a veces inexacto.

Varios investigadores de General Electric (GE) han desarrollado un prototipo de dispositivo que mide directamente las calorías en los alimentos. Hasta el momento sólo funciona en mezclas de alimentos, pues requiere una mezcla homogénea para conseguir una lectura precisa. Pero están desarrollando una versión del dispositivo que determinará las calorías en un plato de comida, como por ejemplo un burrito, chips y guacamole, y enviará la información a tu teléfono inteligente.

El investigador principal en imágenes para diagnóstico y tecnologías biomédicas en GE Research, Matt Webster, inventor del contador de calorías, afirma que en última instancia el dispositivo podría ser incorporado en un horno microondas o cualquier otro aparato de cocina. Al calentar la comida podríamos obtener una lectura precisa de la cantidad de calorías, sin tener que medir porciones ni consultar tablas nutricionales.

Webster analizó datos nutricionales del Departamento de Agricultura de EEUU, que contiene información detallada sobre miles de alimentos, y determinó que es posible obtener una estimación precisa de calorías usando sólo tres tipos de datos: el contenido de grasa, el de agua y el peso. Las calorías de todos los otros constituyentes de los alimentos, como el azúcar, la fibra y las proteínas, pueden calcularse aproximadamente al restar el peso del agua y la grasa del peso total.

En pruebas con el prototipo para medir mezclas de aceite, azúcar y agua, los resultados estuvieron a entre un 5%-10% de los resultados de los medios estándar de medición de contenido de calorías de carácter destructivo, como el calorímetro de bomba, que quema los alimentos para calcular las calorías.

El dispositivo funciona haciendo pasar microondas de baja energía a través de una porción de alimentos previamente pesada, y mide de qué modo cambia el alimento con las microondas, ya que la grasa y el agua interactúan con las microondas de formas características. Si el alimento es líquido o está mezclado, es muy fácil obtener una lectura usando equipos ya existentes. Conseguir una buena lectura de un sándwich y patatas fritas requerirá una «mezcla virtual», señala Webster. Esto podría hacerse mediante el desarrollo de antenas de microondas que generen una distribución más uniforme de las microondas que los equipos actuales y que usen algoritmos para obtener una cifra media, o mediante el escaneo de la comida de forma progresiva. En cualquier caso, la medición completa podría hacerse en un segundo o dos.

Otros equipos están desarrollando dispositivos que se comercializan como capaces de contar las calorías. Por ejemplo, recientemente han surgido dos dispositivos en sitios de crowdfunding. Pero estos se limitan al análisis de la superficie de la mayoría de los alimentos (funcionan midiendo la luz reflejada). Este enfoque podría funcionar para por ejemplo reconocer una pieza de comida como una manzana, cuyo contenido calórico puede ser consultado en una base de datos. No funcionaría fácilmente con un burrito, donde la mayor parte de las calorías están envueltas en el interior.

«Nos estamos centrando en ondas que pasen por todo el alimento, para que puedas obtener una lectura completa de toda la comida», concluye Webster.

Otras historias interesantes