Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Programación 07 mar 2018

Los nuevos lenguajes de programación optimizan la experiencia del usuario en el móvil

Los lenguajes de programación para los desarrollos móviles han dado un salto de calidad con desarrollos más robustos y que dan la sensación de agilidad al usuario. La última novedad, ya adoptada por BBVA es la Progressive Web App (PWA), una manera muy novedosa de convertir en una experiencia más nativa a la web móvil, que incluso puede enviar notificaciones de interés a los clientes. Por su lado, tanto Google como Apple han apostado por nuevos lenguajes que están llamados a sustituir a los clásicos Java y  Objective-C y que BBVA ya ha adoptado para sus apps corporativas, lo que lo sitúa a la vanguardia de los desarrollos.

No hace muchos años, los usuarios esperaban pacientemente ante una pantalla en blanco el paso de una información o funcionalidad a otra. Ahora, los consumidores se han vuelto mucho más exigentes y los lenguajes de programación han respondido con novedades para ofrecer experiencias mucho más ágiles en los dispositivos móviles.

Según el informe Sociedad de la Información, que presenta cada año la Fundación Telefónica, el móvil superó por primera vez en 2016 al ordenador como principal dispositivo por el que los españoles se conectan a la red. Los dos principales sistemas operativos principales, Android e iOS, han desarrollado sus propios lenguajes, para ofrecer a sus usuarios experiencias rápidas, visuales y muy sencillas.

Kotlin, el rey del móvil

Se calcula que 9 de cada 10 usuarios de ‘smartphones’ utilizan el sistema operativo Android. Esto ha convertido, con el permiso de Java, a Kotlin en el nuevo rey de la programación de las ‘apps’. Un lenguaje de programación moderno, robusto, simple y potente que, tras el apoyo público de Google en la primavera de 2017, se convirtió en un lenguaje oficial de Android, al mismo nivel que Java.

Al igual que ocurre con Android, Kotlin, es un proyecto de código abierto bajo Apache 2.0. El espaldarazo por parte del gigante norteamericano permitirá ir olvidando gradualmente las limitaciones del uso obligatorio de Java en Android, aunque con una ventaja clara: ambos lenguajes podrán convivir sin perder el soporte en Android.

Este nuevo lenguaje, desarrollado por la empresa IntelliJ de Jet Brains, reduce el código a utilizar, lo que se traduce en menos errores y un código más fácil de entender.

BBVA lanzó su versión bajo un desarrollo en Kotlin en Febrero de 2017. Las principales ventajas de esta nueva versión de la ‘app’, premiada el pasado verano por Forrester como la mejor de la industria bancaria mundial, son su diseño fresco y actual, su óptimo rendimiento, la capacidad de estar siempre a la última tecnológicamente y, por supuesto, su seguridad.

Swift, la última incorporación de Apple

Swift es, al igual que Kotlin, un lenguaje relativamente reciente. La compañía de la manzana lo presentó en el World Wide Developers Conference del año 2014 y ha ido creando versiones posteriores. BBVA utiliza ya la versión 4 de Swift para el desarrollo de su ‘app’ corporativa iPhone sobre el sistema operativo iOS.

Swift está creado por el propio Apple y permite diseñar ‘apps’ para iOS, Mac, Apple TV y Apple Watch. Sus creadores destacan de este código que es eficaz y rápido, 2,6 veces más que Objective-C  y, a la vez, se integra a la perfección con este lenguaje.

Con respecto a su predecesor, Objective-C, Swift es más seguro y, además, incluye importantes mejoras en el rendimiento.

Una gran novedad es que Swift es una solución de código abierto, liberada por Apple bajo licencia Apache 2.0 en diciembre de 2015, por lo que cualquier desarrollador puede contribuir a su código fuente.

Experiencias más nativas en la web móvil

Para el desarrollo de su web móvil, BBVA ha decidido implementarla como una Single Page Application (SPA) con HTML5, CSS y Javascript. La gran ventaja de una SPA, un tipo de aplicación web donde todas las pantallas las muestra en la misma página (sin recargar el navegador), es que las comunicaciones entre cliente y servidor son muy ágiles, con el propósito de dar una experiencia más fluida a los usuarios.

SPA se caracteriza por tener un solo punto de entrada -una página-, con varias vistas. Es decir, en la misma página se intercambian las diferentes pantallas de las navegaciones del usuario, lo que produce el efecto de que se encuentra ante varias páginas, aunque eso no suceda realmente.

En febrero de 2018, BBVA ha convertido la web móvil en una Progressive Web App (PWA), que da una experiencia más nativa al usuario, a la vez que es posible que trabaje sin conexión o que su entidad financiera le pueda enviar notificaciones de su interés, al igual que sucede con una ‘app’ nativa.

La gran ventaja de las PWA es gran rendimiento en móviles, ya que cargan de una manera casi instantánea y su interfaz consigue que la web móvil se parezca lo máximo posible a una app nativa.

Otras historias interesantes