Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología Act. 06 nov 2018

Nuevos sistemas operativos a la caza del mercado de los smartphones

Cada vez más personas tienen acceso a un Smartphone

El iOS de Apple y el Android de Google reinan en el creciente mercado de los teléfonos inteligentes, pero existen otros sistemas operativos que podrían robarles parte de su cuota.

La próxima vez que vayas a la tienda a comprar un smartphone es posible que veas un nuevo tipo de software en las pantallas. El mercado de los teléfonos inteligentes está dominado por el iPhone de Apple y los dispositivos con software Android de GoogleMicrosoft y RIM (ahora Blackberry) tienen la esperanza de repartirse la cuota de mercado restante con su nuevo Windows Phone 8 y el BlackBerry 10, respectivamente. Sin embargo, varios sistemas operativos completamente nuevos estarán pronto disponibles.

Los fabricantes, las compañías telefónicas y otras empresas han tomado conciencia de la importancia del sistema operativo a la hora de controlar la experiencia de la computación moderna. Apple y Google son capaces de vender aplicaciones y contenido digital a través de las tiendas vinculadas a sus sistemas operativos móviles, haciendo que los usuarios acaben "atados" a sus ecosistemas de hardware y software.

Pero existen varios competidores, y algunos defensores del software libre, que esperan poder replicar en parte el mismo éxito, o al menos detener a los dos gigantes antes de que ganen demasiado poder. Reconocen que un entorno dominado por solo dos empresas podría sofocar la innovación y dar a los líderes demasiado poder sobre las compañías telefónicas, los fabricantes de dispositivos y los propios usuarios.

ubuntu-linux-app-movil-innovacion-bbva

Una versión de Ubuntu Linux diseñada para smartphones puede atraer a fabricantes y operadores.

En la actualidad, según IHS iSuppli, cerca del 46% de los usuarios de teléfonos móviles en todo el mundo poseen teléfonos inteligentes, y el 87% de esos teléfonos ejecutan software de Google o Apple. Tanto los fabricantes de teléfonos como los operadores quieren más opciones, señala David Yoffie, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard.

Yoffie asegura que Android fue visto originalmente como un sistema "imparcial" sin ingresos por hardware o ventas de teléfonos -una especie de "Suiza" dentro del mundo del software- pero la compra por parte de Google del negocio de teléfonos móviles de Motorola hace que el software suponga una mayor amenaza para los otros fabricantes de hardware.

Las alternativas

En su opinión, esto está llevando a que varios de ellos consideren alternativas. Entre los nuevos participantes están Tizen, una plataforma apoyada principalmente por Intel y Samsung, el SO Firefox, creado por la Fundación Mozilla (creadores del navegador web Firefox), y una versión gratuita y de código abierto del sistema operativo Ubuntu Linux diseñada para teléfonos inteligentes. También se están llevando a cabo varias iniciativas por resucitar el webOS de Hewlett-Packard, que en su día fue aclamado por la crítica.

Aunque Android puede ser modificado, su desarrollo está todavía controlado por Google. Por tanto, contar con una alternativa podría facilitar que una compañía telefónica, o un gigante de la tecnología como Samsung, mostrara sus propios servicios y contenidos, lo que podría ayudar a obtener una relación más sustanciosa con los compradores de teléfonos inteligentes.

Incluso contando con el interés de los fabricantes de teléfonos inteligentes y los operadores inalámbricos, cualquier sistema operativo móvil potencial se enfrenta al reto de crear un saludable ecosistema de aplicaciones. Tizen, el SO Firefox y Ubuntu dependen en gran medida de aplicaciones web basadas en HTML5. Esta medida está pensada para facilitar que los desarrolladores creen aplicaciones que funcionen en múltiples plataformas, y así ayudar a que un mayor número de programadores apoyen los incipientes sistemas operativos.

Tizen, surgido a partir de la plataforma MeeGo de Nokia y (al igual que Android) basado en el sistema operativo de código abierto Linux, podría tener las mejores oportunidades de éxito. Junto a Samsung e Intel, entre sus partidarios están los operadores de telefonía móvil Sprint, Vodafone y NTT Docomo, el fabricante de productos electrónicos Panasonic y la compañía china de telecomunicaciones Huawei. El software todavía está en desarrollo, aunque un vídeo de una conferencia de desarrolladores de Tizen celebrada el año pasado muestra nuevas funciones, como los efectos tipo 3D que permiten, por ejemplo, que la navegación en el álbum de fotos adquiera el aspecto de una vertiginosa cascada de imágenes.

La Fundación Mozilla y Canonical, la empresa responsable del sistema operativo Ubuntu, probablemente tengan la esperanza de que sus alternativas proporcionen un entorno móvil más abierto en el que ninguna compañía domine a las demás. Las aplicaciones móviles de Firefox son básicamente páginas web, y el equipo creador ha ideado formas de hacer que el sistema operativo Firefox acceda a todo el hardware de un smartphone que ejecute el software. Incluso el marcador del teléfono actúa como una aplicación, señala Chris Lee, director de producto de Mozilla para el sistema operativo.

Lee afirma que los teléfonos con sistema operativo Firefox tendrán poca memoria incorporada, alrededor de 256 megabytes de RAM, y muchos de ellos incluirán una ranura microSD para que los usuarios puedan usar sus propias tarjetas de memoria y almacenar música, fotos y vídeos. Además, espera que los primeros teléfonos cuesten alrededor unos 75 euros, en línea con la gama inferior de smartphones Android, y serán producidos por el fabricante de electrónica TCL Communication Technology y la empresa china de telecomunicaciones ZTE. Se espera que estos dispositivos estén disponibles en el primer semestre de este año, inicialmente en Brasil, donde serán vendidos por la marca Vivo (perteneciente a Telefónica).

Un mercado en crecimiento

Scott Bicheno, analista sénior en la consultora Strategy Analytics, cree que la estrategia de Firefox podría dar sus frutos, especialmente en zonas donde Telefónica tenga una fuerte presencia. "Todavía hay mucha posibilidad de crecimiento en el resto del mundo a precios más bajos", señala. Sin embargo, el mundo en desarrollo también presenta un problema potencial para el sistema operativo Firefox: el acceso redes inalámbricas de alta velocidad fiables. El sistema operativo depende en gran medida del acceso de sus usuarios a la web, pero muchos países en desarrollo todavía no poseen redes robustas.

Lee reconoce que esto es un reto, pero añade que el sistema operativo permite realizar algunas funciones sin acceder a Internet. Firefox OS ya ha conseguido el apoyo de algunos importantes fabricantes de aplicaciones: Lee señala que está trabajando con empresas como Facebook, Twitter y Google, junto con desarrolladores de aplicaciones locales en otros mercados.

Las esperanzas que Canonical ha puesto en Ubuntu son aún más ambiciosas. Aunque no ha hecho pública ninguna asociación con empresas de hardware o inalámbricas, Richard Collins, director de proyecto en Canonical, señala que Ubuntu espera captar entre un 5 y un 10% del mercado de smartphones en 2016.

Para alcanzar este objetivo, Ubuntu está dirigiéndose a los extremos superior e inferior del mercado de smartphones en el mundo en desarrollo. Los teléfonos inteligentes de alta gama que ejecuten el sistema operativo también serán capaces de actuar como un PC con Ubuntu cuando se les acople teclado, ratón y monitor. Collins asegura que la compañía va a trabajar con un fabricante de hardware y un operador de telefonía móvil para conseguir llevar el teléfono de Ubuntu al mercado, y espera empezar a vender sus primeros dispositivos a principios del próximo año.

Incluso con un almacén de aplicaciones bien surtido, estos incipientes sistemas operativos no lo tendrán fácil a la hora de ganar una significativa cuota de mercado. Sin embargo, en un mercado de tan rápido crecimiento siempre surgen oportunidades. Aunque menos de la mitad de la población mundial poseía un teléfono inteligente en 2012, IHS iSuppli espera que el 56% de los usuarios de móviles se pasen a un teléfono inteligente a finales de este año.

Otras historias interesantes