Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Opinión 31 agosto 2021
Octavio Sosa (BBVA)

Punto de encuentro para la diversidad trans

Avanzar hacia la igualdad y la no discriminación para cualquier colectivo no es un camino sencillo. Y si existe uno consciente de lo arduo que es ese camino, es el de la personas trans.

Desde que surgió Be Yourself quisimos diferenciarnos, ser una palanca de cambio y avanzar para que BBVA siga siendo el mejor lugar para trabajar. Este año nos planteamos una pregunta: como empresa diversa, ¿qué nos impulsa? La integración de las diferencias, la aceptación de la otra persona y el empoderamiento para que cada persona sea la mejor versión de sí misma y desarrolle todo su potencial. En definitiva, potenciar la oportunidad en la diversidad. De ahí surgió “Diversidad trans. Punto de encuentro”.

Desde el principio nos planteamos que queríamos ser diferentes a otras guías o manuales que conocíamos. Nos informamos, leímos abundante material e investigamos mejores prácticas en empresas de todo el mundo. El primer objetivo de esta guía estaba claro: teníamos que informar. ¿Qué es ser trans? Era necesario informar a todas aquellas personas a las que la realidad trans les es lejana, poniendo en contexto dicha realidad lejos de estereotipos y de lugares comunes. Pero no es suficiente con saber: hay que sentir. De ahí surgió naturalmente el sensibilizar. Sensibilizar a todas las personas que formamos BBVA para ser conscientes de que las personas trans nos acompañan, lo sepamos o no (que no es relevante), que su realidad es tan válida como la nuestra y que necesitan de nuestro respeto y empatía.

Tampoco quisimos quedarnos en una mera declaración de intenciones. Debatimos mucho sobre cómo orientarla y nos dimos cuenta de que no podíamos solamente informar y sensibilizar. Teníamos que ir más allá si realmente queríamos marcar la diferencia. Teníamos que acompañar. En primer lugar a todas aquellas personas trans que deseen expresarlo o que no lo deseen, que quieran dar el paso o no lo quieran dar. Es su decisión, su momento, su proceso y nuestro cometido es estar ahí para acompañarles y aprender conjuntamente. En segundo lugar, también teníamos que acompañar a las personas que les rodean, en su día a día, dando pautas y recomendaciones para recorrer de la mano el camino que la persona trans ha tenido el valor de recorrer y sortear todos los obstáculos que se puedan presentar.

Recopilamos todas aquellas iniciativas que ya están en marcha en BBVA e incluimos propuestas de acciones concretas que necesitan impulsarse para que la integridad del colectivo trans sea una realidad. Porque nos dimos cuenta de que no es solo una guía trans, sino una hoja de ruta hacia lo que, como empresa, queremos ser.

Nuestra visión es que poco a poco trascienda BBVA y que impacte en nuestra clientela, en nuestras empresas proveedoras, en las familias, en la sociedad en su conjunto, en todos los países en los que opera BBVA. Solo así creemos que se puede conseguir una sociedad mejor, más amable y más empática. Una sociedad en la que las personas no se sientan discriminadas ni tengan miedo a expresarse como realmente se sienten.

Porque como decía la Agrado en ‘Todo sobre mi madre’: “Una es más auténtica cuanto más se parece a lo que ha soñado de sí misma.”

Artículo de opinión publicado en Corresponsables.

Otras historias interesantes