Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Big Data 16 may 2017

Oportunidades que ofrece el 'big data' para la economía

La revolución digital y el big data han dado lugar a un nuevo paradigma con importantes efectos económicos, sociales y financieros. Tomasa Rodrigo, de BBVA Research, explica las oportunidades que ofrece el big data para la economía.

El big data hace referencia al uso de ingentes cantidades de información generadas a gran velocidad, mucha de ella en tiempo real y procedente de diferentes fuentes. Hay que destacar que la tecnología big data no solo se refiere al uso de grandes masas de datos y a la infraestructura que los sustenta, sino que además supone y requiere todo el tratamiento, procesamiento y diseminación de estos datos, así como la metodología y tecnología aplicada para su análisis.

El big data ha posibilitado disponer de información en tiempo real de cada una de las interacciones entre individuos, empresas y gobiernos a través de su huella digital. El cruce de análisis de esta información ha permitido detectar nuevas tendencias y patrones de consumo y, por tanto, identificar nuevas oportunidades de negocio. Pero además, supone un hito muy importante en la investigación y política económica, ya que mejora, en gran medida, la forma en la que medimos y describimos la actividad económica.

Un ejemplo: el indicador de gasto en comercios minoristas de BBVA

El indicador de gasto en comercios minoristas de BBVA estudia el comportamiento agregado de los consumidores a través de las transacciones realizadas con tarjetas de crédito o débito por los clientes de BBVA en terminales de pago españolas. El indicador construido demuestra que, no solo replica con gran exactitud las cifras oficiales, sino que además ofrece información mucho más detallada de su desagregación geográfica, temporal y sectorial. Además, hay que destacar que el disponer de información en tiempo real permite suplir el lapso de publicación de las cifras oficiales y, por tanto, puede suponer un elemento clave para la mejora de las previsiones a muy corto plazo.

En definitiva, el big data ofrece un nuevo escenario con un enorme potencial para la investigación y política económica. Sacar provecho de ello dependerá de nosotros.

Otras historias interesantes