Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Viajes 19 ago 2019

Cómo pagar en nuestros viajes al extranjero

En verano aumenta el número de viajes al extranjero pero, ¿conoces la manera más económica de hacer pagos en otra moneda? ¿Sabes cuál es la mejor forma de gestionar los cambios de divisa?

Cuando viajas a un país con una moneda diferente a la tuya pueden surgir diferentes dudas: ¿es mejor cambiar aquí o allí?, ¿en qué establecimientos?, ¿pagamos con tarjeta o en metálico?, ¿qué hacemos con la moneda que nos sobre?

Ideas básicas sobre el cambio

En la mayoría de países el cambio es libre, por lo que el operador (banco, casa de cambio, etc.) puede ofrecer el tipo de cambio que desee. Los llamados tipos de cambio oficiales son meramente orientativos.

Estos operadores de cambio ofrecen un tipo de cambio comprador y un tipo de cambio vendedor: es decir, venden la moneda más caro de lo que la compran. Además es posible que cobren una comisión por el cambio, la cual debe tenerse en cuenta al calcular el tipo de cambio efectivamente aplicado.

Antes de salir de viaje

Asegúrate de conocer tu destino para evitar sorpresas durante el viaje:

  • ¿Cuál es la moneda oficial del país?
  • ¿Es una divisa convertible?
  • ¿Cuáles son tus necesidades para el viaje?
  • ¿Se admiten otras monedas en los comercios y establecimientos, además de la local?
  • ¿Existe algún tipo de cambio oficial?
  • ¿Necesitarás dinero en metálico para pagar tasas de entrada o salida del país?
  • ¿Está bancarizado el país? ¿Son habituales los cajeros automáticos o el pago por tarjeta?

Teniendo en cuenta las particularidades que puedan surgir en tu destino, aplica los siguientes puntos:

  • En la medida de lo posible, reduce la moneda extranjera en efectivo.
  • Compra la moneda extranjera en tu entidad financiera siempre que sea posible.
  • Si no es una divisa convertible y no puedes comprarla en tu país de origen, intenta llevar moneda común: habitualmente euros o dólares americanos.

Recuerda que con la funcionalidad para viajes de la app de BBVA puedes planificar tu viaje antes de partir de manera totalmente gratuita y gestionar tu presupuesto, cualquier cambio de moneda o un seguro de viaje.

En el lugar de destino

Siempre que puedas, prioriza el pago con tarjeta. Es conveniente que lleves varias y que amplíes algo sus límites para tener cierto margen en tus gastos. Sus tipos de cambio suelen ser mejores, incluso cuando se aplica algún tipo de comisión.

Si te quedas sin efectivo, haz una retirada grande en un cajero: así reducirás las comisiones frente a varias retiradas pequeñas. Si no tienes ninguno disponible puedes recurrir a establecimientos bancarios, casas de cambio o preguntar en tu hotel. Cuidado con la normativa del país en materia de control de cambios, introducción de divisas o monedas duales, e intercambia solo en lugares con garantías.

Un consejo: ojo con las paridades forzadas. Es frecuente que, en lugares turísticos, se pueda pagar una misma cantidad en dos divisas (por ejemplo, en euros y dólares), aplicando un tipo 1:1 que es perjudicial si se utiliza la moneda fuerte.

De vuelta a España

Deshazte de la moneda extranjera no convertible antes de volver, ya sea cambiándola en cualquier establecimiento. Haz lo mismo con las pequeñas cantidades de monedas convertibles para evitar el coste de volver a cambiarlas por tu moneda local, especialmente si no son billetes.

Por último, comprueba los movimientos realizados en las tarjetas y que las cantidades cargadas se corresponden con lo acordado y el tipo de cambio de la tarjeta. Si no fuera así, reclama a través de tu banco lo antes posible.

Más información | Banco de España

Otras historias interesantes