Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Start-ups 24 abr 2018

Para las ‘startups’, la financiación es sólo el primer paso

personas-startups-ordenador-trabajo-innovacion-bbva

La Comisión Europea (CE) lanza VentureEU, una iniciativa para promover la creación de empresas a través de un fondo de 2.100 millones de euros.

Encontrar clientes y atraer talento y experiencia son algunos de los grandes retos a los que se enfrentan las ‘startups’ a la hora de crecer. Sin embargo, para muchas el verdadero talón de Aquiles viene por el lado de la financiación.

Aprovechando la celebración del Día Digital de la CE, las autoridades europeas han presentado VentureEU, un ‘fondo de fondos’ con el que la Comisión busca apoyar la creación de empresas y facilitar el acceso a financiación. La iniciativa tendrá una dotación de 2.100 millones de euros.

VentureEU gestionará seis fondos que invertirán en vehículos de capital riesgo europeos centrados en diferentes áreas, como servicios digitales o tecnología aplicada al campo de la salud ('medtech'). Hasta la fecha la UE ha comprometido 410 millones de euros de su propio presupuesto, mientras que los 2.100 millones restantes serán de aportación pública y privada.

El tamaño medio de los fondos de capital riesgo europeos es un tercio del de los estadounidenses, lo cual ha permitido a las ‘startups’ estadounidenses acceder a un volumen de financiación seis veces superior al de las europeas. Esta disparidad, que la CE confía poder equilibrar con VentureEU, explica en gran medida por qué en EE.UU. han surgido más de 100 unicornios (‘startups’ valoradas en 1.000 millones de dólares o más), frente a 26 en Europa.

El anuncio de VentureEU se produce en un momento particularmente complejo para los emprendedores. La última edición del informe trimestral sobre tendencias en el sector de las inversiones de capital riesgo, elaborado por KPMG, destaca que el número de operaciones en Reino Unido —históricamente, el principal mercado en términos de inversiones de capital riesgo de Europa— continúa cayendo, como consecuencia de la incertidumbre provocada por el 'brexit'. La reticencia inversora va en aumento, principalmente en rondas de financiación tempranas y se concentra en rondas de financiación más avanzadas.

Aumentar la escala de los proyectos es uno de los principales retos de la CE, en los que el acceso a la financiación es sólo una parte de la ecuación. No es difícil encontrar ejemplos de ‘startups’ que parecían destinadas al éxito, pero que, a pesar de disponer de ingentes cantidades de dinero, no fueron capaces de atraer suficientes clientes o desarrollar un modelo de negocio rentable sobre los que desarrollar una actividad viable a largo plazo.

Colaboración, integración y ‘networking’

Para BBVA, la capacidad de las ‘startups’ de conectar con las empresas de su sector de actividad es un factor tan importante como la financiación porque les puede ayudar a definir un plan de crecimiento mediante proyectos de colaboración, integración y ‘networking’.

Las grandes empresas cada vez son más conscientes de la necesidad de actuar con agilidad para no quedarse atrás en los procesos de disrupción digital. La innovación mediante la colaboración con estas nuevas empresas —mediante ‘hackathons’, pruebas de concepto, o integración tecnológica directa— es un proceso beneficioso para ambos que permite a las ‘startups’ acceder fácilmente a una base de usuarios mucho más extensa de lo que jamás podrían conseguir por su cuenta. Por otro lado, las grandes empresas se benefician del efecto contagio de la innovación, al incrementar su grado de exposición a grandes ideas y talento.

Se trata de un modelo que el sector 'fintech' en particular ha comenzado a adoptar con éxito, con colaboraciones sumamente interesantes, como BBVA y PayKey o BBVA y Change – los ganadores de la penúltima edición de la competición BBVA Open Talent.

De hecho, BBVA Open Innovation ha ido aprendiendo de las 10 ediciones de Open Talent y ha reenfocado la composición de los premios para dar más énfasis a la colaboración que a la financiación.

El incentivo financiero para participar en la competición 'fintech' más importante del mundo sigue siendo considerable, pero es solo una parte del premio. El banco también ofrece a los ganadores y a los seleccionados en otras doce categorías, la posibilidad de completar una semana de inmersión en BBVA, durante la cual pueden aprender de sus principales directivos los pasos para poder llegar a formalizar un acuerdo de colaboración con BBVA.

También se les ofrece la oportunidad de acelerar la participación en pruebas de concepto, tanto con el Grupo BBVA como con los 11 países que componen el núcleo geográfico del grupo.

El resultado favorece a todas las partes involucradas y permite que la financiación —fundamental para el crecimiento— sea solo una de las lecciones que las ‘startups’ se puedan llevar a casa.

Para más información y registrarse en la competición de BBVA Open Talent de este año, visita su web.

Otras historias interesantes