Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Robótica Act. 17 ago 2017

El Parlamento Europeo quiere que los robots tengan personalidad jurídica

Retrato robot de la máquina total de la Liga BBVA

El Parlamento Europeo quiere regular jurídicamente a los robots. Un proyecto de informe recomienda normas dado su impacto en la sociedad, la economía y el empleo.

“Desde el monstruo de Frankenstein creado por Mary Shelley al mito clásico de Pigmalión, pasando por el Golem de Praga o el robot de Karel Čapek -que fue quien acuñó el término-, los seres humanos han fantaseado siempre con la posibilidad de construir máquinas inteligentes, sobre todo androides con características humana”. Así comienza el informe del Parlamento Europeo con recomendaciones destinadas a la Comisión sobre normas de derecho civil sobre robótica.

Las cifras resaltan que los autómatas y la inteligencia artificial afectarán a cinco millones de empleos para 2020. El banco estadounidense Bank of America Merrill Lynch calcula que el valor del mercado de la robótica alcanzará unos 142.000 millones de euros en 2020, siendo actualmente de 32.000 millones.

El impacto de los robots llevará un cambio estructural en la sociedad y Europa quiere regularlo. Para ello aboga por “crear una personalidad jurídica específica para los robots, de modo que al menos los robots autónomos más complejos puedan ser considerados personas electrónicas con derechos y obligaciones específicos, incluida la obligación de reparar los daños que puedan causar; la personalidad electrónica se aplicaría a los supuestos en que los robots puedan tomar decisiones autónomas inteligentes o interactuar con terceros de forma independiente”.

Este informe también incide en la seguridad para la cohabitación de humanos y robots: “Los diseñadores deberán salvaguardar la seguridad y la salud de las personas que interactúan y entran en contacto con los robots, teniendo en cuenta que estos, como productos, deberán elaborarse utilizando procesos que garantizan su seguridad y protección. Un ingeniero en robótica ha de preservar el bienestar humano, al tiempo que respeta los derechos humanos, y no podrá accionar un robot sin garantizar la seguridad, la eficacia y la reversibilidad del funcionamiento del sistema”.

Puedes leer el proyecto de informe aquí

Otras historias interesantes