Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Innovación 26 nov 2014

Paulo Rodrigues: “Hemos creado un Google Maps para el cerebro humano”

El ingeniero informático Paulo Rodrigues es uno de los diez ganadores de la cuarta edición de los premios a los Innovadores menores de 35 años que otorga MIT Technology Review. Hemos hablado con este joven innovador durante su participación en EmTech España 2014, celebrado en Valencia.

Los trabajos de doctorado en biomedicina de Paulo Rodrigues en la Universidad Técnica de Eindhoven (Países Bajos) fueron los que le colocaron en la senda para crear lo que hoy es una prometedora startup con sede en Barcelona llamada Mint Labs, dedicada a la visualización y procesamiento de imágenes médicas en 3D. Actualmente con 15 importantes instituciones españolas como clientes, y en negociaciones con relevantes centros sanitarios de EEUU, Paulo nos ha descrito su innovador producto en una frase muy simple y gráfica: “Hemos creado un Google Maps para el cerebro humano”.

Paulo Rodrigues ganador de los premios a los Innovadores menores de 35 años de MIT Technology Review

Paulo Rodrigues, uno de los ganadores de la cuarta edición de los premios a los Innovadores menores de 35 años que otorga MIT Technology Review

A partir resonancias magnéticas tradicionales en blanco y negro, su empresa ha logrado generar imágenes tridimensionales del cerebro en color en la que se pueden ver todas las conexiones neuronales, al detalle. “A partir de estas imágenes un neurocirujano puede por ejemplo ver un tumor y ver qué fibras están alrededor”, ha explicado. Esto permite a los especialistas, por ejemplo, no sólo planificar con precisión una cirugía, sino también acortar y mejorar el diagnóstico de enfermedades cerebrales.

“Los médicos no tienen tiempo para sentarse delante de un ordenador a manipular programas complicados y necesitan algo sencillo”, ha apuntado el joven investigador, que con su software en la nube permite a los hospitales subir sus resonancias magnéticas convencionales a una plataforma online encriptada, en donde después las recibirán procesadas por Mint Labs en forma de un mapa 3D que se puede ver y manipular desde un ordenador e incluso desde un móvil. Esta tecnología permite además almacenar grandes cantidades de datos que pueden facilitar el seguimiento de patologías del cerebro (y en un futuro de otras partes del cuerpo) y monitorizar la eficacia de sus tratamientos.

El modelo de negocio de la startup de Paulo está precisamente en que “cobramos por el almacenamiento y procesado de estos datos”. Mint Labs ya está dando beneficios, ha asegurado, aunque confiesa que les ha costado lograr la financiación inicial para arrancar “porque el tema de la salud en Europa es un poco más complicado que otros sectores” y es difícil encontrar a inversores que lo entiendan.

No obstante, tal y ha podido percibir en EmTech España y en otras conferencias en las que ha participado recientemente, Paulo ha destacado que “la medicina es un buen mercado para las startups, y  más ahora que hay mucho más movimiento en el campo de la salud y el bienestar, con los wearables para monitorizar como estamos en todo momento, etc. Google y Apple también están apostando por la salud… se ve que hay un buen espacio para desarrollar”.

Otras historias interesantes