Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Planes de ahorro 22 ago 2019

Los 'gastos hormiga' pueden afectar el ahorro más de lo que se cree

Las personas que no ahorran con regularidad suelen decir que sus ingresos no son suficientes. Pero ahorrar no es una tarea imposible. Muchas veces se trata solo de identificar si una compra es realmente necesaria y evitar caer en la tentación de los ‘gastos hormiga’, aquellos que aparentan ser inofensivos pero que, a largo plazo, terminan afectando las finanzas personales.

¿A qué se les considera ‘gastos hormiga’ y por qué hay que evitarlos? Son esas pequeñas cantidades de dinero que se gastan casi a diario y que, al considerarse insignificantes, no se tienen contemplados en ningún presupuesto. Por ejemplo: una botella de agua, un chocolate o un café. Estos pequeños gastos pueden convertirse en cotidianos y representan un monto considerable si se acumulan a lo largo de un mes.

Para enfrentarlos se recomienda armar un presupuesto mensual para controlar los gastos y fomentar el hábito del ahorro. Algunos consejos sencillos que pueden servir y ayudar a administrar el dinero de una forma más eficiente son los siguientes:

Pequeños cambios, grandes resultados

Se puede empezar por realizar algunos cambios en las actividades del día a día. Por ejemplo, prepararse un café en la oficina es más económico que comprarlo. También se puede optar por cocinar en casa en lugar de ir a un restaurante diariamente. Prepararse su propio almuerzo permitirá ahorrar una cantidad considerable de dinero y, al mismo tiempo, comer de manera más saludable.

Ese mismo cambio se puede aplicar para transportarse. Un auto genera comodidad pero también significa una serie de gastos. Ahorrar en el costo de la gasolina y optar por trasladarse en bicicleta, caminando o compartir el auto puede resultar a largo plazo un cambio significativo. Además, se estará contribuyendo con el medio ambiente.

No comprar por impulso

Es una tarea difícil pero necesaria para disminuir los ‘gastos hormiga’. Al momento de comprar hay que detenerse a pensar si realmente responde a una necesidad o solo se limita a ser un capricho o impulso. Muchas veces el dinero se va en objetos que atraen momentáneamente la atención. Lo ideal es no dejarse llevar por los gustos recurrentes y darle prioridad a los gastos importantes.

Fijar metas de ahorro

La disciplina y la planificación son dos requisitos esenciales para el ahorro. Por eso, establecer objetivos de ahorro para un viaje, la compra de algún artículo o pagar los estudios permitirá mejorar el manejo de las finanzas y enfrentar los ‘gastos hormiga’. Por ejemplo, BBVA en Perú le facilita a sus clientes esta tarea al poner a su disposición la herramienta Mis Metas, a través de la Banca por Internet y la Banca Móvil.

En dicha aplicación se podrá crear una meta de ahorro, determinar el monto mensual o quincenal que se requiere y fijar el plazo para conseguir el objetivo. Al asociarlo a una cuenta de ahorros se podrá debitar automáticamente para poder cumplir la meta deseada. Además, durante este mes, por crear una meta de ahorro y tener un primer abono mínimo de 250 soles, se podrá ganar una de las 20 gratificaciones de 500 soles.

Usar canales digitales

Las funcionalidades digitales también promueven el ahorro. Por ejemplo, utilizar la Banca Móvil o la Banca por Internet permite el ahorro de tiempo y dinero en transporte o en la logística de las transacciones presenciales. Para usarlas no hay que salir de casa y solo se necesitará contar con un celular para poder realizar una gran cantidad de operaciones financieras como transferencias, pago de tarjetas o pago de servicios.

Contar con un plan de ahorro permitirá lograr cumplir a largo plazo con objetivos tangibles. Prácticas como armar presupuestos mensuales, llevar un control de gastos grandes y reducir los ‘gastos hormiga’ permitirá manejar las finanzas de una mejor manera. Saber claramente en lo que se gasta el dinero es el mejor consejo.

Otras historias interesantes