Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Seguros 27 feb 2019

Todo lo que debes saber para contratar un seguro de vida

El seguro de vida tiene por finalidad ayudar a compensar el detrimento del bienestar de la familia cuando fallece la cabeza del hogar. Existen actualmente varias alternativas para contratar un seguro de vida en el mercado peruano. Como es lógico en este tipo de coberturas, en los seguros de vida los que reciben la indemnización (o suma asegurada) son los deudos.

Otra diferencia también es la posibilidad de contratar varias pólizas a la vez. En la finalidad de los seguros no está la búsqueda del lucro de los asegurados, sino resarcir el daño ocasionado por un riesgo incierto como un accidente o una enfermedad.

Por ello, de suceder un siniestro, si se hubiera contratado más de una póliza para cubrir un mismo ‘objeto asegurable’, las coberturas contratadas pagarían la indemnización de manera proporcional o como se acuerde. Dado que la vida no tiene precio, una persona puede adquirir tantos seguros de vida para proteger a su familia como estime conveniente.

Es importante anotar que, además del asegurado y los beneficiarios del seguro de vida, puede existir una tercera persona distinta al asegurado que contrate la cobertura y la financie. Esta situación se produce, por ejemplo, cuando una empresa contrata un seguro de vida para sus empleados.

Qué tipo es más conveniente

Lo primero es conocer cuál se ajusta a las necesidades de cada persona y distinguir los tipos de seguro que existen. Existen tres grandes grupos: los seguros de vida entera, de vida universal y los dotales.

El primer grupo es la modalidad de seguro de vida por la que se garantiza el pago de una indemnización inmediatamente después del fallecimiento del asegurado, sea cual fuere la fecha en que ocurra dicho fallecimiento.

El segundo grupo es la modalidad de seguro de vida que tiene un componente de plan sistémico de ahorro y otro componente que brinda una indemnización inmediatamente después del fallecimiento del asegurado.

El tercer grupo es la modalidad en que se tiene como beneficiario de la póliza a un menor de edad, garantizándole la entrega de una indemnización en una fecha determinada, independientemente de que el asegurado (padre o tutor) fallezca o no antes del vencimiento del seguro.

Antes de tomar la decisión

A la hora de contratar un seguro, se debe tomar en cuenta si lo que se busca es ahorrar, pagar los estudios de un menor o brindar un flujo de ingresos a la familia cuando la persona ya no esté.

También se deben de tener en consideración los seguros de vida que puede haber contratado un empleador como, por ejemplo, el de Vida Ley, el seguro que se paga por la AFP y brinda al cónyuge hasta el 35% de los ingresos del afiliado, o el seguro de desgravamen que cancela las deudas que los asegurados tengan con el sistema financiero, sea de consumo o hipotecario, de tal manera que la familia no tenga que asumir esa obligación.

Una vez determinado el flujo de ingresos de estos seguros, se debe establecer cuánto se necesita adicional para que la familia mantenga su calidad de vida y sobre ese número contratar un seguro de vida. Si lo que se quiere es ahorrar, hay que averiguar las tasas de retorno que garantizan los seguros de vida y las tasas que se pueden alcanzar en caso el portafolio de inversión marche bien.

Hoy la banca local ofrece una serie de seguros de vida muy convenientes y accesibles a todo tipo de presupuesto. En el caso de BBVA Continental, el seguro Vida Renta cuenta con seis planes con una cobertura de fallecimiento hasta por $100,000. Además, ofrece una cobertura de sobrevivencia que, al finalizar la vigencia del seguro y si no se activó la cobertura de fallecimiento, devuelve hasta el 70% de las primas pagadas. Este seguro cuenta con el respaldo de Rímac Seguros y Reaseguros.

El pago del seguro es recomendable debitarlo de una cuenta de ahorros o una tarjeta de crédito para estar siempre al día en los pagos. Un seguro de vida es fundamental en los casos en los que la familia depende económicamente de los ingresos del asegurado.

Otras historias interesantes