Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 30 jun 2020

¿Por qué los emprendedores deben reforzar ahora su educación financiera?

Mónica Coca (Colaborador externo)

Emprendedores y pymes se están adaptando a pasos forzados a la nueva realidad que ha traído consigo la pandemia global. En este contexto, la educación financiera es una herramienta importante para tomar decisiones económicas que ayuden a modificar con garantías el modelo de negocio.

Una de cada cuatro empresas en España ha cambiado su modelo de negocio a raíz de la pandemia. Así lo ha revelado el informe “Situación del emprendimiento en España ante la crisis del COVID-19” del Observatorio del Emprendimiento en España (Red GEM España), basado en una encuesta a más de 4.000 emprendedores españoles. En este cambio de rumbo, las empresas han necesitado tomar decisiones financieras para mantener la supervivencia. Según el estudio, las más habituales son la paralización de los planes de inversión (32%) y la búsqueda de financiación extra (28%).

Esta situación de readaptación se está dando a nivel global. “La pandemia del coronavirus ha comenzado una revolución en la forma en la que las entidades abordarán estratégicamente su modelo de negocio en el futuro a medida que se ocupan de las operaciones del día a día”, afirma un artículo de The Global Advisory and Accounting Network. “Esta crisis ha obligado a las empresas a adaptarse a su forma de operar, administrar su fuerza de trabajo, cumplir con los mandatos gubernamentales y reaccionar a las necesidades de los clientes y empleados”.

Revisar el plan financiero

Diseñar un plan financiero es un punto de partida esencial para conocer la capacidad que se tiene para hacer frente a los compromisos de deuda ya adquiridos o, en su caso, resolver las necesidades de acudir a una nueva financiación. Numerosas empresas, “necesitan algún tipo de alivio en sus obligaciones de deuda y quieren evitar desencadenar incumplimientos, ejecuciones hipotecarias y actividades de cobro durante este período extraordinario de inactividad económica”, asegura en este artículo, Juan Martín Monge, socio de Finanzas Corporativas de la consultora Auren

El estrés financiero, ahora agravado por la COVID-19, es la causa principal de pérdida de productividad, ausencias injustificadas, menor desempeño laboral y mayores distracciones

“Una condición básica para la reestructuración exitosa de la deuda es tener una propuesta comercial sólida que genere suficientes recursos para pagar la deuda. Si la empresa llegó a esta situación exclusivamente debido a la pandemia, a menos que su demanda se vea afectada negativamente por un cambio sustancial en el comportamiento del consumidor, debería ser capaz de ir pagando la mayor parte de su deuda una vez que se levante el bloqueo”, explica Martín Monge.

Solicitar ayudas y/o subvenciones 

El sector público y privado, a nivel global, se ha puesto en marcha para ofrecer ayudas financieras y medidas que alivien la carga económica de los emprendedores y pymes. “Además de los préstamos por desastre, que solo se aplican a empresas en estados que se han declarado en estado de emergencia, algunos gobiernos estatales están ofreciendo paquetes de ayuda”, explica Karen Mills, miembro senior de Harvard Business School en este artículo para Working Knowdledge.

Las medidas económicas a favor de las pymes y emprendedores, que se están tomando en muchos países, resultan un alivio para su situación financiera. Entre ellas se encuentra el aplazamiento del pago de impuestos y préstamos, las bonificaciones para el mantenimiento del empleo o los avales para solicitar créditos. Para beneficiarse de estas medidas es necesario informarse de requisitos y procedimientos de solicitud, bien a través de un asesor o de las entidades que ofrecen estas ayudas.

En el caso de BBVA, la entidad ha puesto a disposición de pymes y autónomos un fondo de hasta 25.000 millones de euros en líneas de crédito para mitigar el impacto económico del coronavirus. También ha suscrito la Línea ICO de 400 millones de euros para ayudar a empresas del sector turístico, transporte y hostelería a afrontar problemas transitorios de liquidez derivados de esta crisis. Asimismo, BBVA apoya a través de las líneas ICO avaladas por el Estado, a pymes, autónomos y empresas a través de más de 88.900 operaciones.

La Asociación Española de Banca (AEB) junto con la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), han unificado en una web labancafrentealcoronavirus sus iniciativas de ayuda a familias, autónomos y empresas frente a la COVID-19. En concreto, la página contiene una guía de información para autónomos y pymes que quieran solicitar un crédito con aval del ICO ante la crisis de la COVID-19.

Buscar nuevas fórmulas

Además de las fórmulas financieras habituales, existen nuevas formas de conseguir financiación y generar empleo que conviene tener en cuenta. El estudio del Observatorio del Emprendimiento de España, recomienda “fomentar el uso de nuevas prácticas como el ‘crowdfunding’, bonos anticipados de consumo, contratos de impacto social, etc..”. Estas medidas deberían “ajustarse a las circunstancias de los diferentes tamaños empresariales, inyectando urgentemente liquidez al sistema y facilitando los planes de inversión y reestructuración, especialmente relevantes en las actividades que han estado más tiempo paralizadas”.

Potenciar la educación financiera 

La educación financiera a la hora de abordar todos estos retos empresariales es esencial cuando llegan crisis imprevistas. Ignorar esta necesidad puede tener consecuencias muy negativas para los emprendedores y sus empleados. “El bienestar financiero y físico está directamente relacionado”, explica la experta financiera Archana Remane Dhore en un artículo para Society for Human Resource Management (SHRM). “El estrés financiero, ahora agravado por la COVID-19, es la causa principal de pérdida de productividad, ausencias injustificadas, menor desempeño laboral y mayores distracciones”. En este contexto, es necesario que las pymes fortalezcan sus conocimientos financieros y los de sus trabajadores para sacar adelante sus negocios. “Las organizaciones cuyos departamentos de recursos humanos y finanzas trabajen juntos para satisfacer la creciente demanda de capacitación financiera y de cumplimiento pueden obtener valiosos beneficios”, asegura Archana Remane Dhore.

BBVA trabaja para impulsar la educación financiera como herramienta para mejorar la salud financiera de las personas. A través del Centro de Educación y Capacidades Financieras, la entidad pone a disposición de emprendedores, numerosos estudios, artículos e informes destinados a mantenerles informados, ayudarles a mejorar su educación financiera y, de esta forma, apoyarles en la toma de mejores decisiones económicas.

Otras historias interesantes