Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Innovación Act. 17 ago 2017

Los portátiles y ordenadores de sobremesa de Asus incluirán el control por gestos de Leap Motion

Tras el acuerdo entre las dos empresas, algunos de los modelos de Asus incorporarán este dispositivo capaz de rastrear el movimiento de los dedos con precisión submilimétrica delante de la pantalla.

Un dispositivo que permite controlar un ordenador con fluidos movimientos del dedo en el aire se incluirá en algunos PC de la empresa taiwanesa Asus durante los próximos meses. El acuerdo de distribución es el paso más importante dado hasta ahora por la start-up Leap Motion para distribuir su primer producto, que permite que el software de escritorio responda a los gestos de tocar, deslizar y agarrar realizados delante de una pantalla (La era del control por gestos).

El acuerdo hará que los sensores de movimiento y el software de Leap se incluyan en algunos ordenadores portátiles y PC de gama alta. Los productos aparecerán durante el primer trimestre de 2013, señala Leap. Esto prácticamente coincide con la fecha de lanzamiento del dispositivo independiente de Leap Motion, a un precio de 53 euros.

Michael Buckwald, cofundador y director general de Leap Motion, señala que Asus ha acordado utilizar la tecnología de su empresa ya que considera que hay que introducir nuevas ideas en el mercado del PC. «Ellos, al igual que nosotros, creen que esto va a revolucionar la interacción en la plataforma de los PC», indica Buckwald.

Dependiendo de cómo funcione el acuerdo con Asus, una mayor cantidad de personas podrían experimentar esta nueva forma de controlar un ordenador. «Vamos a observar su utilización muy de cerca», señala Buckwald.

Buckwald añade que la tecnología de Leap permite una interacción más natural con el ordenador que el uso de una pantalla táctil o un ratón. «Es mucho más intuitivo, ya que no tienes que recordar un nuevo lenguaje de signos», afirma. «Las personas pueden mover las manos como lo harían en el mundo real».

El software preinstalado en los ordenadores Asus permitirá a una persona controlar Windows 8 con los dedos y gestos de las manos. Los gestos son una parte central del nuevo sistema operativo de Microsoft, y es posible que algunas personas pueden considerar que es más fácil hacer movimientos con los dedos en el aire que con un ratón.

Convencer a los desarrolladores

Leap Motion ha logrado impresionar a periodistas y fanáticos de nuevos dispositivos con demostraciones en persona y en línea de su tecnología, pero su mayor reto será convencer a los desarrolladores de software para que agreguen controles gestuales a sus aplicaciones. Si eso no ocurre, quienes compren un dispositivo Leap Motion podrán hacer pocas cosas con él.

El acuerdo con Asus, uno de los fabricantes de PC más grandes del mundo, podría servir de ayuda. «Queremos que los desarrolladores tengan la seguridad de que va a crearse un importante mercado en torno a Leap», indica Buckwald. Su empresa planea gestionar una tienda de aplicaciones donde los usuarios puedan comprar (y los desarrolladores puedan vender) software habilitado con LeapMotion. Una primera ola de aplicaciones estará disponible cuando los ordenadores Asus con Leap lleguen a los consumidores, según asegura Buckwald.

El dispositivo Leap es más o menos del tamaño de un paquete de chicles: tres pulgadas de largo, una pulgada de ancho y media pulgada de espesor. Un lado está compuesto de vidrio negro, bajo el que se esconden dos pequeñas cámaras y una serie de LED infrarrojos que recopilan los datos necesarios para el seguimiento de los dedos con una precisión de una centésima de milímetro.

Buckwald asegura que se podría añadir la misma funcionalidad a dispositivos aún más pequeños. «Incluso hoy día, es posible incluir Leap en una tableta o un teléfono inteligente», asegura, mediante el uso de sensores más pequeños. «La precisión y potencia seguirán siendo las mismas», añade.

Leap también anunció una nueva ronda de financiación procedente de inversión. El total recaudado por la compañía pasa de 15 a 45 millones de dólares (11 a 34 millones de euros). «La razón principal es apoyar un gran aumento en nuestra producción», asegura Buckwald.

Otras historias interesantes