Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro 05 ene 2015

Preguntas financieras que le debes hacer a tu pareja

Las parejas y las finanzas se mezclan. Si queremos seguir hacia delante con nuestra pareja actual tal vez haya que tener en cuenta que las finanzas van a influir en nuestra vida en pareja en el futuro, nos guste o no. ¿Qué debemos de saber de nuestra pareja financiera en el futuro?

Existen una serie de puntos en los que una visión en común puede ayudar a la relación, pero la falta de ideas compartidas debe ser motivo de búsqueda de un consenso común. Conocer lo que opina la otra persona y tener unas bases sólidas puede ayudar en la consecución de los objetivos de una pareja. No se trata de imponer nuestra forma de ver las cosas, sino encontrar consenso.

¿Tienes deudas?

Tener deudas no es algo necesariamente malo, un préstamo de estudios puede ser un síntoma de una persona con ambición para obtener su futuro profesional. Un préstamo hipotecario viene de un intento de invertir en su propia casa.

En cambio, deudas causadas por no ser capaz de gestionar bien sus finanzas no son un buen indicador. Tener varias tarjetas de crédito al límite, préstamos personales empleados en renovar vestuario, arrastrar deudas de vacaciones de hace un par de años… Son las características de alguien que no lo ha hecho bien financieramente y ahora se encuentra en una situación más complicada.

¿Cómo te sientes con las deudas?

Una respuesta en principio muy sensata puede ser “sólo cuando son necesarias”. Pero esto nos debería de enviar a averiguar más sobre lo que se considera “necesario”. Una deuda para adquirir un inmueble es necesaria, puesto que es muy difícil hacerse de otro modo, pero si estamos hablando de “las vacaciones”, “rebajas” y “caprichos” estamos hablando de malas decisiones financieras.

Si un hada madrina te diera 1.000 Euros ¿qué harías con ellos?

No hay nada malo con la respuesta ¡gastarlos! No se trata de ahorrar todos los ingresos compulsivamente como si fuéramos un personaje de Dickens, pero si de enterarnos de que se cuece detrás de la intención de gastarlos. Una persona puede querer gastarlos porque su régimen de privarse para ahorrar le mantenga deseando hacerlo, mientras que la respuesta “los emplearía todos en el casino porque seguro que me toca” puede ser preocupante, especialmente si nuestra pareja tiene fuertes deudas.

¿Es ahorrar importante para ti?

No se trata únicamente de ahorrar, sino de ahorrar para la jubilación, tener un fondo de emergencia, anticipar gastos más fuertes como el coche, amueblar la casa, etc. Si somos muy distintos en la forma de ahorrar habrá fuertes conflictos en la vida en común.

Pongamos por ejemplo que uno de los dos está deseando salir de deudas o ahorrar para su jubilación y para incrementar sus ingresos decide hacer horas extras. Si la otra persona se dedica a gastar como si no hubiera mañana habrá un fuerte conflicto en la pareja.

¿Cómo te sientes invirtiendo en activos arriesgados?

Una vez hemos ahorrado toca invertir ¿tenemos la misma aproximación a la inversión? No es lo mismo invertir en deuda pública a corto plazo que hacerlo en futuros sobre el petróleo (que es bastante volátil). A la hora de invertir debemos tener un punto común sobre el riesgo que asumimos.

Por ejemplo ¿crees que los bienes inmuebles son una buena inversión? ¿Crees que es mejor invertir en acciones o prefieres elegir un fondo de inversión y que un experto gestione nuestras inversiones? Una persona deseando invertir en acciones de países emergentes junto con otra que no conciba nada que no sean pisos pueden tener discusiones entre ellas.

Y es que la similitud de ideas financieras puede quitar algunas de las discusiones financieras que se tengan en la pareja. Al fin y al cabo se trata de un proyecto en común, incluyendo la parte financiera.

Otras historias interesantes