Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Asuntos sociales 27 dic 2017

Un preludio de la Navidad llegó a Albán, un pequeño pueblo colombiano

A escasos 60 kilómetros de Bogotá y por la vía que comunica a la capital del país con el Magdalena Medio, está Albán, un pequeño municipio al que llegó un grupo de Voluntarios de BBVA Colombia, perteneciente a la Dirección de Estrategia y Control, a celebrar la Navidad con los niños del municipio.

Para festejar por anticipado la Navidad y con el único propósito de conquistar las sonrisas de niños vulnerables del municipio de Albán, Cundinamarca, el equipo de Dirección de Estrategia y Control de BBVA Colombia organizó una visita cargada de regalos y mucha diversión.

Un total de 70 niños comenzaron a disfrutar como un preludio de la temporada navideña, al recibir kit escolares y regalos, pero especialmente el entusiasmo y alborozo de los voluntarios quienes hicieron posible que un día antes del inicio de las tradicionales novenas de aguinaldos, la alegría se tomara este comedor comunitario.

Infantes de todas las edades compartieron con el grupo de BBVA actividades recreativas, especialmente la practica de juegos tradicionales que mezclan actividades físicas con destrezas y que hicieron las delicias en una jornada campal llevada a cabo en inmediaciones de una antigua estación de ferrocarril, construida a finales de la década de los 20 y restaurada en el 2014.

Fotografía de Voluntariado BBVA en Albán

El equipo de Dirección de Estrategia y Control de BBVA Colombia organizó una visita cargada de regalos y mucha diversión. - Foto: Jorge Alberto Flórez

Los más pequeños se aglomeraron para ganar su turno en el festival de ‘Pintucaritas’; allí, sus rostros fueron maquillados con pinturas de súper héroes, reinas, princesas y personajes infantiles que los trasportaron a un mundo mágico. Creaciones que quedaron plasmadas para la posteridad en papel fotográfico gracias a una cámara instantánea.

Un payaso de sonrisa vivaracha imprimió el toque de humor y –armado  con un balón de fútbol–  puso a rodar el espíritu alegre y divertido de aquellos amantes de la pelota. El alma de recreador en cada uno de los voluntarios del BBVA, marcó varios ‘golazos’ a favor de los pequeños.

El director del área de Estrategia y Control del BBVA, Juan Carlos Sandoval, hizo un balance positivo de la actividad, destacando los valores y el tesón observados en cada uno de los integrantes de su equipo de trabajo, pero en especial, la recompensa que significó haber alegrado —por  un instante al menos— la vida de estos menores.

Otras historias interesantes