Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Préstamos Act. 04 ene 2017

¿Un préstamo personal 'online' y sin pisar la oficina? También es posible

Todo el sector financiero se plantea, algunos desde hace más tiempo que otros, la revolución digital. La banca a distancia radica, cada día más, en las posibilidades que ofrece internet para conseguir los productos y servicios que una entidad financiera puede ofrecer. Eso sí, de manera más ágil y, en teoría, menos complicada o con menos trámites burocráticos.

Aunque la oficina física permanecerá en el tiempo y el trato personal con el cliente es esencial en algunas operaciones más complejas, la mayoría de los bancos han desarrollado sus sistemas informáticos para poder dar el servicio más rápido y cómodo a sus clientes sin necesidad de pasar por la sucursal correspondiente.

Un claro ejemplo de esos avances es la concesión de un préstamo personal ‘online’, incluida la firma del mismo. En teoría, ese tipo de financiación responde a necesidades de liquidez casi inmediata y por unos importes poco elevados, lo que facilita tanto la concesión como los trámites necesarios.

De manera casi general, estos préstamos contratados de manera ‘online’ suelen ofrecer alguna ventajas, como un menor coste en comisiones para el cliente y la comodidad de poder contratarlo casi en el momento. Eso sí, los supervisores también advierten de algunos inconvenientes, como la posibilidad de fraude o la falta de consejos e interacción con el personal de la entidad con la que se trabaja.

Eso sí, una cuestión es la solicitud de ese préstamo personal con la propia entidad del cliente o que éste recurra a algunas financieras que tan sólo tienen su oferta en internet y sin respaldo de grupos bancarios sólidos. Los riesgos pueden ser más numerosos y algunas ventajas podrían evaporarse, como un cobro abusivo de comisiones.

Por ese motivo, los propios supervisores en sus distintas campaña de educación financiera como un buen número de entidades bancarias aconsejan un buen análisis de la cantidad necesaria y que el cliente no incurra en un endeudamiento que pueda desembocar en una indeseada morosidad.

Premisas esenciales

Esta vía de financiación ‘online’ requiere, no obstante, una serie de requisitos en función de la entidad a la que se solicite el préstamo personal:

  • Lo más normal es que el banco en cuestión obligue a que se tenga domiciliada la nómina o la pensión durante toda la vida del préstamo, que suele oscilar entre los dos y 10 años.
  • El banco del cliente también puede imponer algún importe mínimo de los ingresos que lleguen al cliente necesitado de esa financiación personal mediante internet, tanto mediante nómina o pensión.
  • Es posible que algunos clientes, que hayan incurrido en algún fichero de morosos, opten por algunas de las alternativas que se podrían catalogar como para-financieras. Sobre todo, si la necesidad de financiación es apremiante.
  • Ante esa situación, reiteramos, es necesario que se midan muy bien los pasos a dar, calibrar la solvencia de la entidad que respalda el crédito concedido y evitar aquellas ofertas que ofrecen dinero de manera casi instantánea sin ofrecer todas las condiciones que se imponen para la concesión del préstamo solicitado.
  • Y por último, pero no menos importante, recurrir al endeudamiento sólo si es estrictamente necesario. A la hora de endeudarte, hay que elegir la mejor alternativa que se ajuste a tu necesidad y a tu bolsillo, conociendo en primer lugar la tasa de interés que te ofrecen, teniendo claro tu plan financiero y tu calendario de pagos. Recuerda que el nivel de endeudamiento no debería ser mayor al 30% de tus ingresos mensuales.

Otras historias interesantes