Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tarjetas 19 dic 2019

¿Qué es una tarjeta pre-paga?

La tarjeta pre-paga es la forma más conveniente de sustituir el efectivo en un viaje, permitir que los jóvenes puedan manejar sus propias finanzas o que los adultos puedan controlar su utilización ya que es la forma más fácil y segura de disponer del dinero plástico.

Una tarjeta pre-paga es aquella que utiliza los fondos propios que se hayan cargado a la misma previamente. Entre las ventajas de utilizar este medio de pago, a diferencia de las tarjetas de crédito convencionales, es que facilita la distribución de fondos y el control de los gastos ya que para usarla se debe anticipar el importe del consumo que se gastará. Siempre que se tenga saldo, se podrá usar.

Otro de los beneficios es que es una tarjeta internacional que es aceptada en millones de establecimientos comerciales alrededor del mundo por lo que ofrece seguridad al usuario al momento de viajar a otro país ya que evita que se tenga que portar dinero en la billetera o cartera y previene así preocupaciones en caso que la tarjeta se extravíe o sea robada.

A diferencia de una tarjeta de débito o crédito, la tarjeta pre-paga tiene los mismos beneficios que una tarjeta bancaria pero sin la necesidad de abrir una cuenta en una entidad financiera, ya que por lo general no están conectadas a una cuenta. En el caso de BBVA, el banco ofrece a sus clientes la tarjeta pre-paga con afinidad Mastercard, que cuenta con tecnología chip que incluye un código PIN para mayor seguridad al utilizarla.

Esta tarjeta se puede recargar desde la página BBVA Net, los cajeros automáticos de la red Infonet y las sucursales del banco. Se puede cargar el monto que se desee hasta el importe máximo que permita la tarjeta.

Es importante mencionar que el mínimo de edad para solicitarla es de 14 años y hasta los 18 años deberá contar con la firma de un tutor/responsable en la solicitud.

Las tarjetas de BBVA también cuentan con el servicio de notificaciones de transacciones en el celular o dirección de correo electrónico. Este servicio le permite al cliente estar permanentemente informado respecto al estado y movimiento de sus cuentas y tarjetas. Para acceder, el cliente solo debe suscribirse a través de la línea 417 6000 o desde la página BBVA Net.

Recomendaciones  de seguridad 

  • No divulgar las claves secretas a otras personas. Al teclear el número confidencial en el cajero conviene cubrir el teclado con una mano para evitar que sea visto por alguien más.
  • Antes de viajar, solicitar el servicio de monitoreo de transacciones para evitar posibles fraudes. Sólo se debe llamar al ‘call center’ para o activarlo desde la web.
  • Tener el hábito de consultar las operaciones y movimientos de la tarjeta de crédito a través de la página web del banco o bien directo desde la ‘app’ móvil.
  • Evitar perder de vista la tarjeta en el momento del pago. Si se está cenando en un restaurante, se debe solicitar que al instante del pago, se le acerque el POS (datáfono) para pagar.
  • Para mayor seguridad se puede encender o apagar la tarjeta desde el celular con tan solo un clic.
  • Al introducir la tarjeta en algún cajero automático, verificar que éste no posea algún tipo de elemento extraño en el dispositivo de acceso al cubículo, en el dispensador de efectivo o el teclado.

Este medio de pago es especial para aquellas personas que no deseen comprar a cuotas con su tarjeta puesto que se opera con transacciones de contado por tanto no hay préstamos de consumo. También es útil como un primer producto financiero  para jóvenes y adultos que deseen controlar el gasto con tarjetas y no excederse.

Si desea esta tarjeta, haga clic en este enlace. Es importante mencionar que  la primera tarjeta es sin costo de emisión. En esta página se encuentran los requisitos para solicitarla.

Otras historias interesantes