Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Coronavirus 14 abr 2020

¿Qué cubren los seguros de salud, viajes y vida durante la crisis del coronavirus?

La crisis global provocada por el coronavirus ha supuesto un cambio de hábitos generalizado que afecta a todos los aspectos de la vida, incluido el financiero. En estos días en casa, no está de más revisar las pólizas de los seguros que se tengan contratados y ver qué cubren en caso de pandemia, para planificarse por si hay que afrontar algún imprevisto.

Es una tarea que siempre se deja para más tarde, pero ha llegado el momento de afrontarla: revisar las condiciones de los seguros. Puede parecer tedioso, pero es la forma de resolver dudas, sobre todo en lo referente a seguros médicos, que son los que más inquietud generan en esta crisis. De esta forma, sabiendo qué es lo que está cubierto y lo que no, será más sencillo ajustar el presupuesto y potenciar el ahorro, con toda la información que se pueda obtener durante estos días de incertidumbre.

Seguros de salud 

La preocupación respecto a los seguros médicos privados ha surgido, sobre todo, al haber sido declarada la pandemia global por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya que este supuesto aparece en muchos seguros como cláusula liberatoria. La decisión sobre si se asumen o no los gastos de la pandemia depende de cada país.

Por ejemplo, en países como España o México, debido a la excepcional situación sanitaria, los seguros están sufragando los costes de diagnóstico y tratamiento por Covid-19. Sin embargo, hay países como Estados Unidos, en los que las grandes aseguradoras solo cubren el precio de las pruebas diagnósticas del coronavirus. El tratamiento se considera como el de una enfermedad común. Es decir, el usuario, según el funcionamiento habitual de los seguros de salud en este país, tiene que asumir parte de los costes. Esto se traduce en el pago de un tanto por ciento del coste de cada servicio y una cantidad fija en el caso de que se requiera atención médica, ya sea una simple consulta de atención primaria o una estancia en el hospital. Por lo tanto, los gastos, en el caso de una persona contagiada que necesite tratamiento, se multiplican exponencialmente.

En general, es aconsejable que las personas que tengan un seguro de salud, se informen directamente con su compañía y comprueben qué es lo que está cubierto y lo que no. Con esta información se sabrá si se puede destinar la partida de dinero para gastos médicos a otros fines o si, por el contrario, sería necesario incrementarla. En el caso de las personas que no estén satisfechas con su póliza y se estén planteando cambiarla, deben tener en cuenta que el precio suele depender de estos factores:

  • La edad: la prima va incrementándose conforme el usuario va cumpliendo años.
  • Coberturas: si se quiere acceder a una cartera de servicios mayor, el precio también aumentará.
  • Copago: con esta opción (muy habitual en Europa), el usuario paga una pequeña cantidad de dinero cada vez que accede a los servicios de su seguro médico. Como compensación, su tarifa mensual es más reducida. Es una manera de disminuir gastos para aquellos que quieran reducir las tarifas mensuales de su seguro privado, aunque tengan que asumir algún gasto extra en caso de enfermedad.
  • Carencias: periodo de tiempo que hay que esperar desde que entra en vigor un seguro hasta que se puede empezar a hacer uso de algunas coberturas.
  • Preexistencias: son aquellas enfermedades que tenía una persona antes de contratar un seguro. En general, los seguros de salud no cubre las enfermedades preexistentes.

Seguros de viaje

Las personas que tuvieran previsto viajar al extranjero en estas fechas y se hayan visto obligadas a cancelar sus billetes, deberán saber que las epidemias suelen estar excluidas en los contratos de la mayoría de las aseguradoras. Para que un seguro de viaje cubra la cancelación por declaración de zona catastrófica o epidemia, hay que contratar previamente una cobertura que lo especifique. Además, el destino al que se vaya a viajar debe haber declarado de forma oficial que se encuentra en alguno de estos supuestos. Solo así, será posible conseguir el reembolso del dinero que se haya gastado en los billetes.

Es importante fijarse siempre en las cláusulas de exclusión cuando se contrata un seguro de viajes. De ellas depende que la persona se tenga o no que hacer cargo de los gastos derivados de posibles cuarentenas en el país de destino o de un tratamiento médico, lo que puede traducirse en un dispendio considerable. Contratar un seguro de viaje con el mayor número de coberturas posible supondrá un gran ahorro en estos casos.

Seguros de vida 

Este tipo de seguros suelen cubrir todas las causas de fallecimiento. Sin embargo, algunas compañías hacen ciertas excepciones con las epidemias o las pandemias. Una vez más, es necesario revisar las cláusulas de exclusión y comprobar en qué casos el seguro se hace cargo de los gastos derivados por esta causa.

Aquellas personas que quieran cambiar de seguro o añadir cláusulas a los que ya tienen para completar su cobertura, durante el confinamiento, tendrán que seguir una serie de pasos por teléfono o internet.

  • Contactar con sus compañías aseguradoras e informarse de primera mano de las opciones que ofrecen para ampliar coberturas y las correspondientes tarifas.
  • Si lo que se desea es contratar un nuevo seguro, conviene comparar coberturas y tarifas antes de decidirse por uno. Los comparadores ‘online’ suelen ofrecer información muy completa que facilita la decisión.
  • Los cambios en los seguros se deben realizar con un mes de antelación como mínimo. Esto quiere decir que, si se informa del cambio de compañía ahora, este se hará efectivo a partir del mes siguiente.

Las personas interesadas pueden informarse a través de la web de BBVA de su amplia selección de seguros. Todos ellos están pensados en función de las necesidades de cada usuario: hogar, vida, salud, viajes…  Además, tanto los asegurados actuales como quienes contraten un nuevo seguro pueden ahorrar en el pago de sus pólizas, con BBVA Plan EstarSeguro. Con esta solución , podrán agrupar en un recibo los seguros de hogar, salud, auto, vida o incapacidad laboral contratados con la entidad, fraccionar su pago  mes a mes sin coste adicional, y conseguir hasta el 15% de ahorro en los recibos.

Otras historias interesantes