Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Start-ups 28 nov 2017

¿Qué es el ‘deep tech’?

El ‘deep tech’ engloba a aquellos descubrimientos o innovaciones científicas y tecnológicas que tratan de mejorar el mundo que habitamos.

La tecnología está en todas partes, tanto que cualquier ‘startup’ se presenta como una ‘startup’ tecnológica. Sin embargo, no es lo mismo una empresa que comercializa un producto o servicio tradicional aplicando tecnología existente (como Uber o Cabify), que un auténtico avance tecnológico y científico, con implicaciones empresariales. Para distinguir ambos fenómenos se ha acuñado el término ‘deep tech’, tecnología profunda en español.

El término fue acuñado por Swati Chaturvedi, cofundadora y CEO de la firma de inversión Propel(x), en 2014. Insatisfecha con algunas de las apuestas financieras que había realizado, decidió poner el foco en otro tipo de proyectos, en principio más relevantes socialmente, que denominó ‘deep tech’. Según su propia definición, se trata de “compañías que están fundadas sobre un descubrimiento científico o una genuina innovación tecnológica” y que, además, se plantean convertir el mundo en un lugar mejor.

Las ‘deep tech’ prometen soluciones en ámbitos de todo tipo, utilizando técnicas como el ‘big data’, la inteligencia artificial o el ‘deep learning’ con un enfoque más científico del que se acostumbra a ver en las empresas tecnológicas que suelen copar los medios de comunicación. Esta categoría no incluye a las empresas digitales que más han crecido en los últimos años (como Facebook o Spotify), ni se basan en un modelo de negocio innovador (como Airbnb), sino que dan respuesta a los problemas a través de avances científicos o tecnológicos significativos.

Además de la ambición de cambiar el mundo, las ‘deep tech’ representan una atractiva oportunidad de inversión. “Las inversiones en ‘deep tech’ todavía suponen riesgo y en ocasiones se enfrentan a un largo camino hasta la liquidez, pero sus bajas valoraciones abren la puerta a retornos significativos”, aseguran en Propel(x).

Estos son 10 ejemplos de ‘startups’ basadas en ‘deep tech’ que quieren cambiar el mundo:

DeepMind

Esta compañía de inteligencia artificial (IA) ha creado una red neuronal que imita el funcionamiento del cerebro humano y aprende a jugar a los videojuegos, además de una máquina de Turing neuronal capaz de acceder a una memoria externa. En 2014 fue adquirida por Google, y en 2016 su programa Alpha Go derrotó al campeón mundial del juego de ajedrez oriental ‘Go’ (la primera vez que la IA venció al jugador). Su nueva versión, Alpha Go Zero, ya es capaz de aprender por su cuenta, sin ningún tipo de intervención humana.

Lilium Aviation

Esta ‘startup’ de aviación pretende cambiar por completo la forma de viajar. Está desarrollando el primer jet del mundo de despegue y aterrizaje vertical (conocido como Vertical Take-Off and Landing , VTOL) totalmente eléctrico. Un avión ligero, silencioso y ecológico que tiene el objetivo de liberar a las ciudades de la congestión y contaminación actuales, además de ofrecer la oportunidad de hacer viajes interurbanos más rápido que cualquier transporte público.

Lilium-avion-futuro-BBVA

Recreación de la compañía de un parking de aterrizaje para su jet Limium. - Lilium Aviation

Gel-e Life Sciences

La firma desarrolla productos médicos que detienen el sangrado de forma rápida, limpia y segura. Utiliza ‘biomateriales’ y diseña tratamientos para heridas con una amplia variedad de aplicaciones. Stephen Hawking es uno de los convencidos de sus posibilidades.

Aromyx

La compañía está llevando el sabor y el aroma al mundo digital. Para hacerlo ha creado una plataforma que captura, indexa y busca datos de aromas y sabores. J. Bruce German, químico y profesor de la Universidad de California en Davis, lo define como “el Google Maps del sabor y el olor”, algo muy útil para empresas de sectores como el de la alimentación, los bienes de consumo, los productos químicos o la agricultura.

Neurence

Esta empresa de software que utiliza un ‘motor de reconocimiento inteligente’ basado en la nube (intelligent cloud-based recognition engine). Prometen lograr que a través del ‘machine learning’ los ordenadores comprendan mejor a los humanos.

Dark Trace

Esta compañía aplica el ‘machine learning’ a la ciberdefensa. Utiliza la inteligencia artificial para detener los cibercrímenes “antes de que ocurran”. Creada por matemáticos de la Universidad de Cambridge, la firma emplea algoritmos inspirados en el sistema inmune humano para crear sistemas de defensa para las redes informáticas del mundo empresarial.

Sophia Genetics

Dedicada a la medicina, Sophia Genetics controlada por datos (Data-Driven Medicine), su tecnología ayuda a los profesionales de la salud a diagnosticar y tratar mejor a los pacientes. Según la propia compañía, está “democratizando la medicina basada en datos para ayudar a salvar vidas”.

Luminance

Es una plataforma de inteligencia artificial para la industria legal. Su tecnología analiza grandes volúmenes de documentos legales, a gran velocidad. Así, ahorra tiempo y dinero a las empresas dedicadas a este ámbito.

Digital Masterpieces

Esta empresa ha creado una plataforma de procesamiento de imágenes y vídeos de alto rendimiento, que combina el ‘machine learning’ y el análisis de ‘big data’. Sirve de base para sus ‘apps’ móviles creativas —Clip2Comic y BeCasso—, que permiten crear obras de arte digitales.

MessageBird

La firma holandesa ha creado una plataforma de comunicación en la nube con una infraestructura de operadores de telecomunicaciones propia. Permite a las empresas presentes a nivel global comunicarse a través de sms, voz, chat o vídeo, de forma directa, rápida y segura.

Otras historias interesantes