Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 17 sep 2018

¿Qué es la capacidad de crédito?

La capacidad de crédito de una empresa o un particular es la posibilidad para poder apelar a un préstamo en un momento determinado. Es un factor que los bancos tendrán en cuenta en función de los ingresos y los gastos fijos del solicitante, por lo que se sitúa muy en línea con otros conceptos muy similares.

Dichos términos serían los de capacidad de pago o grado de endeudamiento que los solicitantes tengan en el momento de solicitar el crédito. Su correcta medición antes de otorgar el crédito detectará si el cliente en cuestión puede incurrir en una indeseada morosidad, tanto para el solicitante como para la entidad.

Necesitas un préstamo, consulta las condiciones de BBVA

Hay diversas fórmulas que cualquier particular o empresa puede emplear antes de la petición de un crédito y cerciorarse de esta manera que el banco al que se le solicite el préstamo aprobará el mismo, salvo que las condiciones de la entidad sean muy restrictivas o duras para la concesión de determinados créditos.

Frente a la denegación del préstamo, el cliente también puede encontrarse con una solución intermedia. El banco puede aprobarlo, pero en unas condiciones o cantidades inferiores a las que se había solicitado por parte del particular o empresa.

Los expertos bancarios barajan una ecuación muy sencilla, aunque en un primer momento, sobre todo para los poco amantes de las matemáticas, pueda asustar:

CE = (IT-GT) x 0,35

El primer concepto (CE) es la capacidad de endeudamiento, que se obtiene de restar a los ingresos totales mensuales (IT) los gastos fijos (GF) y multiplicarlos por 0,35. La mayoría de las entidades calculan como máximo del endeudamiento de un particular o una empresa entre el 35% y el 40% de sus ingresos netos.

Esos límites serán mucho más condicionantes cuando el solicitante del crédito aún afronte algún otro préstamo en el momento de apelar a su entidad financiera, ya que podría incurrir en un sobreendeudamiento con cierto peligro de impago.

La capacidad de crédito también puede determinarse por el perfil de la empresa o el particular. Aquellos clientes que, en su trayectoria bancaria, no hayan incurrido en alguna falta en la devolución de préstamos anteriores, gozarán de una mayor capacidad frente a los que hayan incurrido en algún caso de morosidad o insolvencia.

La finalidad del crédito solicitado también puede ser determinante a la hora de establecer la capacidad de crédito del cliente, así como el plazo de vencimiento del mismo. En muchas ocasiones, las circunstancias financieras de una persona o empresa pueden variar con el paso del tiempo, en función de diversas circunstancias.

Otras historias interesantes