Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 23 ago 2015

¿Qué es la dación en pago?

La deuda derivada de un préstamo con garantía hipotecaria, lo que solemos denominar como hipoteca, tiene las más elevadas garantías que prevé nuestro derecho, así como un procedimiento ejecutivo específico y extraordinariamente expeditivo, que permite al acreedor enajenar el inmueble de manera bastante rápida si lo comparamos con el resto de procedimientos existentes en nuestro ordenamiento.

Ni en la hipoteca ni en la prenda el acreedor puede hacer suya la cosa dada en garantía de manera directa, ya que así lo impide el Código Civil, pero cuenta con un procedimiento privilegiado que le permite adjudicarse la vivienda por la mitad del valor de tasación para subasta, si no hay posturas que cubran los mínimos legalmente establecidos.

El pago mediante la entrega del producto de los bienes dados en garantía, es lo que podemos definir como dación en pago, y es algo que resulta facultativo para la entidad, que está en su derecho de no aceptar la formula de pago, ya que nuestro derecho establece que el deudor no puede obligar al acreedor a que reciba una cosa diferente, aun cuando sea de igual o mayor valor. Lo que se adeuda es una cantidad de dinero y el acreedor está en su derecho a no aceptar otra cosa que no sea esa suma.

La entrega de bienes en pago de una deuda se realiza en estos supuestos “pro solvendo“ es decir, dando carta de pago únicamente del producto de los bienes entregados en pago. Uno de los condicionantes que en muchos casos juegan en contra de la aceptación de la dación por parte de la entidad, ya que el propio procedimiento le asegura la adjudicación de la vivienda por la mitad del valor de tasación si no hay posturas que superen los límites legalmente establecidos. Tampoco juega en favor de aceptar la dación otra norma que establece la liberación de los fiadores caso de aceptarse la entrega de la cosa como pago de la deuda.

Hay que mencionar también que la dación en pago supone un ahorro de costes, ya que se evita un costoso procedimiento judicial, tengase en cuenta que las minutas de abogados y procuradores van en relación con la cantidad que se reclama, que es muy abultada en estos procedimientos. Si la entidad financiera cuenta con unos deudores que presenten algún tipo de solvencia añadida al bien que garantiza la deuda, será realmente dificil que la entidad estime que le resulta conveniente aceptar la dación en pago, por regla general es una realidad que podrá adquirir el bien por un importe menor.

Otras historias interesantes