Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Qué hace BBVA para promover el trabajo decente y el crecimiento económico?

Casi la mitad de la población mundial todavía vive con el equivalente a unos 2 dólares estadounidenses diarios, mientras que la tasa mundial de desempleo alcanza el 5,7%. Puede parecer un bajo porcentaje, pero tener un trabajo no implica en muchos lugares del planeta que se tenga la capacidad para salir de la pobreza. Por eso, su erradicación depende de que toda la sociedad pueda encontrar empleos estables y remunerados de forma digna. Esta es la finalidad del Objetivo de Desarrollo Sostenible nº 8 de Naciones Unidas: “Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos”.  Un Objetivo por el que BBVA trabaja diariamente no sólo de forma interna con sus empleados, sino que también impulsa su consecución a través de su modelo de negocio.

Para Naciones Unidas, la clave está en los jóvenes. Así, la organización considera que se debe “ofrecer a los jóvenes la mejor oportunidad de transición a un empleo decente requiere invertir en educación y formación de la mayor calidad posible,  así como dotarlos de las aptitudes que se ajusten a las demandas del mercado de trabajo, darles acceso a la protección social y los servicios básicos independientemente de su tipo de contrato, y garantizar la igualdad de condiciones para que todos los jóvenes aspirantes puedan lograr un empleo productivo sin tener en cuenta su género, su nivel de ingresos o sus antecedentes socio-económicos”.

También la ONU destaca la necesidad de crear las condiciones necesarias para que las personas accedan a empleos de calidad, estimulando la economía sin dañar el medioambiente. De la misma forma, el aumento de la productividad laboral, la reducción de la tasa de desempleo, especialmente entre los jóvenes, y la mejora del acceso a los servicios financieros para gestionar los ingresos, acumular activos y realizar inversiones productivas son las vías para favorecer el crecimiento sostenible e inclusivo. Y, es este punto donde sectores como el comercio, la infraestructura agrícola y la banca tienen un papel fundamental.

BBVA se ha comprometido a involucrar a todos sus grupos de interés para impulsar de forma colectiva la contribución del sector financiero al desarrollo sostenible. Esto incluye, también a sus empleados, y por ello promueve diferentes iniciativas que, por su naturaleza, representan los valores del Objetivo de Desarrollo Sostenible nº8. Con su actividad, la entidad tiene, así, como finalidad el impulso de emprendedores vulnerables y apoyar a la comunidad a través de la promoción de la responsabilidad corporativa. Para ello, ha establecido cuatro líneas de acción: el emprendimiento, la inclusión financiera, las políticas de diversidad y la libertad de asociación.

Emprendimiento

Entre las iniciativas globales relacionadas con el emprendimiento de BBVA más destacadas en 2018 se encuentran las puestas en marcha por BBVA Momentum, Fundación BBVA Microfinanzas, BBVA Open Talent y BBVA Blue Challenge.El emprendimiento ha ocupado un lugar importante en el Plan de Inversión en la Comunidad 2016-2018 de BBVA. La entidad ha destinado casi 9 millones de euros a programas e iniciativas de emprendimiento durante 2018, que han beneficiado a 2,2 millones de personas. Los programas de la entidad están dirigidos, sobre todo, a emprendedores en situación de vulnerabilidad y a aquellos que generan un impacto positivo en la sociedad o el medioambiente con sus proyectos.  En este camino, ha creado un completo ecosistema de emprendimiento social, donde participa a través de importantes organizaciones como The European Venture Philanthropy Association y The Aspen Network of Development Entrepreneurs (ANDE).

  1. BBVA Momentum. El programa de apoyo al emprendimiento social de BBVA, cuya última edición ya está en marcha y acaba de cerrar el periodo de registro de candidaturas, ofrece a sus participantes: acompañamiento estratégico, formación, trabajo en red, visibilidad y acceso a financiación. Desde su estreno en 2011, BBVA Momentum ha beneficiado a 515 emprendedores en 6 países.
  2. Fundación BBVA Microfinanzas. La Fundación BBVA Microfinanzas apoya a los emprendedores vulnerables a través de las finanzas productivas. Su nombre es sinónimo de emprendimiento, desarrollo económico y social y esperanza. Cuenta con dos líneas de actuación: construir un grupo de entidades de microfinanzas sostenibles e innovadoras e impulsar la transformación del sector financiero. Durante 2018, tuvo dos millones de clientes, de los cuales, el 77% se encontraban en situación de vulnerabilidad.
  3. BBVA Open Talent. Se trata de la mayor competición de ‘startups’ fintech del mundo. Su objetivo es impulsar las soluciones tecnológicas más innovadoras y visibilizar proyectos emergentes con capacidad para transformar el sector financiero. Después de tres años, 6.000 ‘startups’ de ocho países se han visto beneficiadas. Además, han recibido más de un millón y medio de euros en premios.
  4. BBVA Blue Challenge. Es un programa destinado a que los jóvenes universitarios puedan canalizar toda su energía en el desarrollo de proyectos con los que puedan cambiar el mundo ofreciéndoles formación en técnicas de emprendimiento en un programa que destaca por el alto nivel de sus participantes. Más de 3.000 jóvenes se han beneficiado del programa desde 2016.
  5. Global Alliance for YOUth. Desde 2016 y hasta 2022, BBVA alcanzará la cifra de casi 500.000 jóvenes a los que ha apoyado en su acceso al mercado laboral, principalmente a través de sus programas de emprendimiento en todo el mundo. La entidad, junto a otras 20 grandes empresas globales, ha lanzado la Global Alliance for YOUth, una iniciativa que representa el esfuerzo colectivo para proporcionar a los jóvenes los conocimientos y las habilidades necesarias para los puestos de trabajo que la sociedad necesita. Así, la Global Alliance for YOUth tiene como objetivo ayudar a seis millones de jóvenes a mejorar sus habilidades para adentrarse en los nuevos entornos laborales.

Utilizar el móvil ha facilitado el acceso de más personas a los servicios financieros a un coste más bajo y con menor riesgo

Inclusión financiera

BBVA entiende que una mayor inclusión financiera impacta favorablemente en el bienestar y el crecimiento económico sostenido de los países. Por tanto, la lucha contra la exclusión financiera es coherente con su compromiso ético y social. Para ello, el Grupo ha desarrollado un modelo de negocio de inclusión financiera que le permite atender adecuadamente a la población de menores ingresos de los países emergentes en los que opera. Este modelo se basa en el desarrollo de un negocio responsable y sostenible en el largo plazo, pasando de un modelo intensivo en capital humano y escalabilidad limitada a una estrategia escalable, intensiva en canales alternativos y digitales y con un enfoque multiproducto. En definitiva, este modelo se basa en el uso de las nuevas tecnologías digitales, el incremento de productos y servicios y las soluciones financieras innovadoras de bajo coste diseñadas para este segmento.

Las principales iniciativas puestas en marcha durante el año han sido:

  1. En México, los microcréditos a corto plazo, conocidos como Adelanto de Sueldo, alcanzaron un promedio mensual de 10.000 colocaciones. Por su parte, los seguros de vida operados a través de cajeros automáticos, alcanzaron las 250.000 contrataciones.
  2. En Colombia se lanzó la cuenta en línea, gracias a la cual se simplificó la contratación para los clientes del segmento de inclusión financiera. Además, se extendió la red de atención física, a la cual se han sumado 8.000 nuevos puntos para la atención de necesidades transaccionales de clientes del segmento.
  3. En Perú se han ampliado las funcionalidades del monedero electrónico BIM, como la posibilidad de retirar dinero en efectivo desde agentes corresponsales y cajeros.
  4. Como parte de su programa de reinversión en la comunidad, BBVA en Estados Unidos ofrece una amplia gama de productos y servicios financieros especialmente diseñados para las comunidades de bajos ingresos donde opera. En 2018 concedió hipotecas en el marco de este programa por valor de 391 millones de euros.

Política de diversidad

BBVA ha tenido siempre como uno de sus ejes fundamentales el compromiso del Grupo con las personas con discapacidad. En el año 2008, la entidad lanzó el Plan Integra, un programa transversal que nació del convencimiento de que el empleo es un pilar fundamental en el fomento de la igualdad de oportunidades de todas las personas.

Este plan tiene como objetivo impulsar la integración social y laboral de las personas con discapacidad con una óptica de 360º. Esto supone favorecer la accesibilidad y la inclusión financiera de las personas con discapacidad, impulsar su plena integración laboral y promover un mejor y mayor conocimiento y sensibilización de las necesidades de las personas con capacidades diferentes, así como de su potencial.

BBVA, junto con el CERMI, la Confederación Salud Mental España, COCEMFE, Plena Inclusión y la Fundación ONCE, lleva ya diez años premiando a aquellas empresas que trabajan por la integración inclusión laboral de las personas con discapacidad con el galardón Premio Integra.

Libertad de asociación

Los derechos y condiciones laborales del personal del Grupo se encuentran recogidos en las normas, convenios y acuerdos suscritos en cada entidad con las correspondientes representaciones de los trabajadores, conforme al marco legal existente en cada país.

BBVA y los ODS

El ‘Compromiso 2025‘ se enmarca en el esfuerzo de BBVA por contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Impulsados por Naciones Unidas, son una llamada universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad. Estos 17 objetivos incluyen  nuevas esferas como el cambio climático, la desigualdad económica, la innovación, el consumo sostenible y la paz y la justicia, entre otras prioridades. En conjunto, BBVA contribuye a todos los ODS, dado el amplio abanico de negocios del Grupo, incluida la actividad de la Fundación Microfinanzas, y su presencia global.

Con su ‘Compromiso 2025’, BBVA está contribuyendo a la lucha contra el cambio climático y apostando por el desarrollo sostenible. Con esta iniciativa, la entidad pretende movilizar 100.000 millones de euros hasta 2025 para luchar contra el cambio climático, y fomentar el desarrollo de infraestructuras sostenibles, así como mitigar su huella medioambiental, e involucrar a todo el sector para la promoción del desarrollo sostenible.

¿Qué hace BBVA para promover el trabajo decente y el crecimiento económico?

Descargar

Otras historias interesantes