Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Qué hace BBVA para promover la industria e infraestructura sostenibles y fomentar la innovación?

El cambio climático está obligando a países y al sector privado a mirar el futuro desde una óptica diferente, donde la tecnología abre nuevas posibilidades para aportar al desarrollo de las sociedades. En este marco se encuentra el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) Nº 9 de Naciones Unidas con el que BBVA está comprometido y hacia donde también ha orientado sus esfuerzos: Desarrollar infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible, y fomentar la innovación.

Una infraestructura sostenible, resiliente y de calidad es fundamental para reducir las emisiones de CO2, responsables del efecto invernadero. De ahí la importancia de financiar inversiones bajas en emisiones o inversiones verdes que tengan en cuenta las preocupaciones climáticas.

En ese sentido se ha pronunciado Kristalina Georgieva, directora general del Banco Mundial, quien dijo que “no podemos ignorar que los fenómenos meteorológicos poderosos amenazan los empleos, los hogares, la seguridad alimentaria y otras áreas críticas de nuestras vidas. La infraestructura que se construye hoy debe estar lista para enfrentar el clima cambiante del mañana. Necesitamos los incentivos y regulaciones adecuados para acelerar con urgencia la financiación de estos proyectos”.

En ese mismo sentido, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), ha señalado que es fundamental ampliar las inversiones en infraestructuras bajas en emisiones y sostenibles. En su informe ‘Invertir en el clima, invertir en el crecimiento‘, ha indicado que la inversión en infraestructura verde o baja en carbono, acompañada de reformas estructurales en la materia, podría aumentar el Producto Interno Bruto (PIB) mundial hasta en 5% para 2050 reduciendo además las emisiones.

La contribución de BBVA

En su propósito de aportar en la financiación de infraestructuras verdes e inclusivas y dentro de su estrategia de cambio climático y desarrollo sostenible, incluida en su compromiso 2025, BBVA tiene definido movilizar hasta 100.000 millones de euros entre 2018 y 2025 en financiación sostenible, que incluye los temas de infraestructura y agronegocios.

Precisamente en 2018, BBVA destinó 1.601 millones de euros en financiación de proyectos de infraestructura y agronegocios amigables con el medioambiente.

Hasta 2025, BBVA tiene previsiones de hasta 12.000 millones de euros en financiación de infraestructura relacionada con temas de educación, salud, vivienda social y transporte sostenible. También se tiene previsto destinar parte de esos recursos a la emisión de bonos sociales intermediados como bookrunner (suscriptor, administrador o coordinador de una emisión de títulos valores), fondos de inversión y participaciones, así como financiación de agronegocios bajo criterios de sostenibilidad.

ecologico_-responsable_banca_-sostenible_verde_sostenibilidad_-ods_bbva_recurso

En 2018 BBVA destinó 1.601 millones de euros en financiación de proyectos de infraestructura y agronegocios amigables con el medio ambiente.

Fomento de la innovación

El ODS Nº. 9 también pretende promover y respaldar la innovación tecnológica permitiendo un mayor y mejor acceso a la información. Y es que la innovación es vital para el éxito actual y futuro de las empresas, pues les permite ganar en competitividad, productividad y sostenibilidad.

Pero además, aprovechar los desarrollos tecnológicos que surgen en un mundo que está cambiando permanentemente no es una opción, sino una necesidad. Este es un elemento importante de estrategia que permite, no solo introducir nuevas técnicas de organización y gestión, sino también mejorar los procesos y con ello generar beneficios sociales.

Algo que BBVA lleva varios años trabajando, en un proceso de transformación, cuyo propósito se centra en “Poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era” y que resume en su lema “Creando Oportunidades”. Lo que pretende el banco es ayudar a cumplir los objetivos de sus clientes, tanto personas como empresas, ofreciéndoles los mejores productos y servicios con foco en la digitalización.

En efecto, BBVA se encuentra en un proceso de transformación digital, con el cual busca mejorar la experiencia de sus clientes potenciando el uso de los canales digitales. Los resultados son significativos, pues al cierre de 2018 el 51,43% de sus clientes eran digitales, de cuales el 43,45% accedían a través de dispositivos móviles.

Los avances continuaron y al finalizar el primer trimestre de 2019, los clientes digitales del banco suman 28,4 millones, un 53% del total, con una tasa de crecimiento interanual del 17%, en tanto que los clientes móviles se incrementaron un 25%. Del mismo modo, el volumen de unidades vendidas en productos y servicios a través de los canales digitales se elevó hasta el 57% sobre el total.

Alianza con las ‘fintech’

Dentro de su proceso de transformación para adaptarse al nuevo entorno de la industria financiera, BBVA ha explorado novedosos modelo de negocios. En ese sentido, el banco ha realizado alianzas y sinergias con las llamadas empresas ‘fintech‘, un ecosistema que ha logrado un importante dinamismo gracias a los avances de la tecnología y al mayor acceso de la población a los medios digitales.

Como parte de este proceso, BBVA ha desarrollado un programa de innovación abierta, conocido como ‘fast track’, con el cual le abre la puerta a varios emprendimientos de tecnología financiera que se están convirtiendo en aliados estratégicos del banco para implementar nuevos productos y servicios digitales en beneficio de los clientes y de la sociedad.

Asimismo, BBVA ha venido impulsado la incubación y promoción de ‘startups fintech’ a través de iniciativas como Open Talent y su área New Digital Businesses, gracias a la cual ha lanzado proyectos como Covault, una ‘startup’ especializada en la protección de la identidad ‘online’ a través de la biometría; o Azlo, una ‘startup’ que ofrece servicios bancarios ‘online’ para pequeñas empresas y autónomos.

Otro ejemplo que ha surgido de la alianzas con el ecosistema ‘fintech’ es BBVA Valora, una herramienta que, utilizando el ‘big data’, ofrece información sobre el valor de las viviendas y sobre la oferta de inmuebles por zonas, proyecto que ya se ha extendido a varios países de América Latina. También está la alianza con la startup mexicana Openpay, compañía que ofrece una amplia gama de soluciones de pagos y funcionalidades online avanzadas para comercios, que fue luego adquirida por BBVA.

Estos son solo algunos ejemplos de los avances que que viene realizando BBVA en su proceso de transformación digital y con el cual también busca aportar al Objetivo de Desarrollo Sostenible No. 9 de Naciones Unidas.

BBVA y los ODS

El ‘Compromiso 2025’ se enmarca en el esfuerzo de BBVA por contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Impulsados por Naciones Unidas, son una llamada universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad.

Los 17 objetivos de Naciones Unidas incluyen nuevas esferas como el cambio climático, la desigualdad económica, la innovación, el consumo sostenible y la paz y la justicia, entre otras prioridades. En conjunto, BBVA contribuye a todos los ODS, dado el amplio abanico de negocios del Grupo, incluida la actividad de la Fundación Microfinanzas, y su presencia global.

Otras historias interesantes