Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Qué hace BBVA por salvaguardar el acceso a una energía asequible y no contaminante?

Apostar por el desarrollo sostenible es la mejor garantía por un futuro mejor.  Y en esta tarea, todas las medidas destinadas a mejorar la eficiencia energética y aumentar el uso de energías renovables son bienvenidas. Ese es precisamente el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) N°. 7 de Naciones Unidas (garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos) para el que BBVA también trabaja.

Según datos del Banco Mundial, cerca de 1.000 millones de personas aún viven sin electricidad en todo el planeta, y otro número importante tienen un suministro insuficiente o poco confiable. Pero además, aproximadamente 3.000 millones de personas utilizan combustibles contaminantes para cocinar o dar calefacción a sus viviendas, aumentando de esta forma las emisiones de CO2. Pero sin duda, el causante principal respecto a las emisiones de CO2 es el automóvil y la propia combustión necesaria para los procesos industriales y la generación de electricidad. De ahí, la necesidad de impulsar el desarrollo y uso de energías limpias.

Hablar de energía sostenible es hablar de métodos más limpios de producción y es aquí donde entran las fuentes de generación renovable (solar, eólica, geotérmica, mareomotriz). Pero también es de suma importancia la conservación, es decir, que se utilicen de manera más eficiente, reduciendo la cantidad del servicio usado y generando ahorro. Esto puede ser posible aprovechando los desarrollos tecnológicos.

Más energía renovable

A través de su compromiso 2025, BBVA ha trazado su estrategia de cambio climático y desarrollo sostenible para contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. En relación con el Objetivo N°. 7 y dentro de su Plan Global de Ecoeficiencia, BBVA colabora en lograr una mejora de la eficiencia energética y fomenta el uso de energías renovables, a través de la financiación de proyectos sostenibles.

Por un lado, BBVA ha orientado parte de sus esfuerzos a reducir el consumo de electricidad de 920 Whw por ocupante que registraba en 2015 a 874 Whz que es el objetivo marcado para 2020, lo que significa una disminución del 5%, que alcanzaría el 8% en 2025 cuando se llegue a un consumo de 848 Whw.

En esta línea, BBVA trabaja para aumentar la contratación de energía renovable, que espera ascienda desde el 27% en 2015 al 48% en 2020 y al 70% en 2025. El objetivo es alcanzar un 100% en 2030. Asimismo, se tiene proyectado reducir las emisiones de CO2 en un 68% al finalizar 2025, respecto a 2015.

En 2018 el banco logró un ahorro importante en consumo de electricidad y en las consecuentes emisiones de CO2, y consiguió un mayor numero de personas trabajando en edificios certificados.

Por otro lado, BBVA está comprometido en la transición energética de sus clientes y este compromiso afecta, especialmente a los sectores más contaminantes (energía, automotriz, naval y aviación) con los que BBVA trabajará para ayudarles en dicha transición hacia una actividad más respetuosa con el medio ambiente. Esta labor pasa por el análisis de los datos que los clientes utilizan para producir energía y sus inversiones en el futuro. De esta forma, se determinarán los cambios tecnológicos que sean necesarios y la forma en la que deben reducir sus emisiones de carbono.

BBVA como canalizador y financiador de fondos y en el marco de su estrategia de sostenibilidad está reduciendo el coste de financiación y asegura condiciones más ventajosas, de manera que reduce los tipos de interés aplicados a sus clientes si éstas empresas introducen mejoras en parámetros medioambientales, sociales y de gobierno corporativo.

Emisión de bonos verdes

Al margen de estos ahorros y eficiencias dentro de BBVA, buena parte de la estrategia de cambio climático y desarrollo sostenible tiene que ver con la movilización del capital necesario para contrarrestar los efectos negativos en el medio ambiente y alcanzar los objetivos establecidos por Naciones Unidas. En ese sentido, BBVA se ha comprometido a movilizar 100.000 millones de euros entre 2018 y 2025 en financiación sostenible, incluyendo proyectos de energías renovables, eficiencia energética, emisión de bonos verdes, entre otros. A diciembre de 2018, la entidad había alcanzado los 12.000 millones de euros.

En 2018 el Grupo BBVA colocó bonos verdes y sociales por 7.889 millones de euros y 1.850 millones de euros en préstamos verdes.

bonos verdes-energia-electrica-verde-bbva

BBVA se ha comprometido a movilizar 100.000 millones de euros entre 2018 y 2025 en financiación sostenible.

Entre las diferentes acciones realizadas en este marco, el año pasado BBVA firmó con la empresa Renovalia Energy el primer ‘green project finance’ de energía renovable en España por 74 millones de dólares para financiar el Proyecto Viento, que tendrá dos parque eólicos, uno en Lleida y otro en Barcelona. También colocó un bono verde (créditos emitidos con el compromiso de ser invertidos en un proyecto sostenible) por 1.000 millones de euros, el de mayor importe realizado por una entidad financiera en la eurozona y con el cual también se convirtió en el primer banco español en emitir un título de esta naturaleza.

En América Latina, BBVA también se convirtió en el primer banco privado en emitir un bono verde en México, con dos colocaciones que sumaron 7.000 millones de pesos. Así mismo, fue el primer banco en realizar un préstamo verde corporativo en América del Sur. En efecto, BBVA firmó con la empresa peruana Ferreycorp un préstamo bilateral verde a tres años por un importe de 70 millones de dólares.

BBVA ha sido pionero en la emisión de bonos verdes y en 2017 fue el banco que más impulsó este tipo de operaciones a nivel global, 12 en total, en Europa y América Latina para clientes de diversos sectores.

BBVA y los ODS

El ‘Compromiso 2025’ se enmarca en el esfuerzo de BBVA por contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Impulsados por Naciones Unidas, son una llamada universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad.

Los 17 objetivos de Naciones Unidas incluyen nuevas esferas como el cambio climático, la desigualdad económica, la innovación, el consumo sostenible y la paz y la justicia, entre otras prioridades. En conjunto, BBVA contribuye a todos los ODS, dado el amplio abanico de negocios del Grupo, incluida la actividad de la Fundación Microfinanzas, y su presencia global.

¿Qué hace BBVA por salvaguardar el acceso a una energía asequible y no contaminante?

Descargar

Otras historias interesantes