Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Qué pasará ahora con las hipotecas referenciadas al IRPH?

El 28 de octubre de 2011 se decidió la desaparición del índice IRPH, que sirve como referencia de los tipos de interés de más de un millon de hipotecas en España, de tal manera que dejaría de cotizar el 29 de abril de 2013. Llegada la fecha todavía no se ha establecido el sistema que lo sustituirá, entonces ¿qué pasará ahora con las hipotecas referenciadas al IRPH?

La eliminación afecta al IRPH de cajas y de bancos por lo que aquellos contratos de préstamo que establecían que en caso de desaparición del índice éste se sustituiría por el de la CECA se encontrarían en el mismo limbo legal.

El 28 de octubre de 2011 se decidió la desaparición del índice IRPH, que sirve como referencia de los tipos de interés de más de un millon de hipotecas en España, de tal manera que dejaría de cotizar el 29 de abril de 2013. Llegada la fecha todavía no se ha establecido el sistema que lo sustituirá, entonces ¿qué pasará ahora con las hipotecas referenciadas al IRPH?

La eliminación afecta al IRPH de cajas y de bancos por lo que aquellos contratos de préstamo que establecían que en caso de desaparición del índice éste se sustituiría por el de la CECA se encontrarían en el mismo limbo legal.

Alternativas

LLegado el día y no habiéndose establecido alternativas se abriría un periodo de transición que obliga al Ministerio de Economía y al Banco de España a tomar una de las siguientes alternativas.

Primera, utilizar el Euribor como referencia. Esta opción plantearía un grave problema ya que la cotización de Euribor es sensiblemente inferior al IRPH (aproximadamente un 0,55% del Euribor frente al 3,21% del IRPH de bancos y el 3,80 del IRPH de cajas) con lo que la rebaja en estas hipotecas sería enorme e influiría notablemente en los ingresos de las entidades.

La segunda opción sería aplicar un diferencial al Euribor. Si se determinara que el tipo a aplicar sería del Euribor +3% se asimilaría a un tipo medio aproximado al IRPH actual, pero perdería la esencia del indice original, que se supone que sufriría menos fluctuaciones en su cotización que las que afronta el Euribor.

La tercera opción supondría que se aplicara otros tipos de referencia, pero la mayoría apenas se usan actualmente.

Buscando un nuevo índice

La idea que llevó a tomar esta decisión era crear un nuevo índice que acabara por sustituir al Euribor y se empezó a pensar en el IRS como el indice de referencia que se impondría en el futuro. El IRS indica el precio del dinero a medio plazo sin considerar la prima de riesgo y se pretendía que las nuevas hipotecas se referenciaran a este índice y que poco a poco se fuera introduciendo en las antíguas.

Sin embargo esta intención no se está llevando a la práctica. Es evidente que el número de nuevas hipotecas se ha reducido drásticamente pero ni siquiera en éstas se está utilizando de forma mayoritaria el IRS como referencia, el Euribor sigue siendo la opción mayoritaria.

El Banco de España y el Ministerio de Hacienda han de tomar la decisión, siempre buscando que el impacto en las hipotecas que acaban de perder su referencia sea el menor posible. Lo que está claro es que desde ayer el IRPH ya no cotiza, que han tenido meses para buscar una alternativa y que les ha vuelto a pillar el toro.
Imagen | Daquella manera

Otras historias interesantes