Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 28 sep 2015

¿Qué puntos miran las entidades para conceder una hipoteca?

Mucho se habla de la restricción crediticia y del cierre del grifo en el acceso a los préstamos para particulares y empresas. Sin entrar en el terreno empresarial, donde la evaluación de operaciones es mucho más compleja, los particulares no sabemos en muchas ocasiones qué requisitos nos pide una entidad para aceptar una solicitud de préstamo hipotecario.

Los criterios de concesión de créditos pueden ser más o menos estrictos, pero son básicamente los mismos para todas las entidades

Importe de tasación y valor de compraventa

Este es el principal parámetro a tener en cuenta actualmente para solicitar un préstamo hipotecario. Los tiempos de financiación al 100% sobre el valor de tasación han pasado casi a la historia, si no por el riesgo de impago, si por el riesgo de caída de valor del inmueble hipotecado.

En esta línea, los importes usuales de hipoteca se encuentran entre el 70-80%, puntuando muy favorablemente en todas las entidades que dicho porcentaje sea incluso menor.

Capacidad de devolución del préstamo

Este punto refleja los ingresos netos que disponen los titulares de la hipoteca para hacer frente a los pagos mensuales del préstamo. Como es natural, cuanto más ingresos tenga disponible, mayor será mi capacidad de pago. El porcentaje idóneo de cantidad mensual comprometida en créditos es del 34% mensual. Por ejemplo, si tengo unos ingresos de 2.000 euros, mis pagos mensuales no deberían superar los 667 euros.

Ese porcentaje debe de ser bajo porque si nos decantamos por un crédito a tipo de interés variable, las oscilaciones en los tipos de interés repercuten en mi capacidad de pago. Si inicialmente tengo un porcentaje libre de créditos del 50% con un préstamo a tipos bajos, una subida de tipos, puede disminuir mi renta disponible a un 20%.

Estabilidad laboral y avalistas

Cuando la estabilidad laboral es más comprometida nuestra fuente principal de ingresos se puede resentir por las circunstancias ajenas a nuestro propio desempeño laboral.

En estos casos, contar con un aval es requisito que suele garantizar la responsabilidad de pago del préstamo y le otorga mayor fortaleza en su concesión. Los avales son buenos mecanismos para reducir los perfiles de riesgo en hipotecas complicadas.

Otras historias interesantes