Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Sostenibilidad 12 sep 2019

¿Qué son los agronegocios y por qué es importante su desarrollo?

El término agronegocios (en inglés ‘agribusiness’) se utiliza para hacer referencia a las actividades económicas derivadas o ligadas a los productos del campo. Tanto a la producción de los mismos como al procesamiento, transporte y distribución posterior. La agricultura -y todas sus derivadas económicas, sociales, demográficas…- es un sector cuya actividad tiene impacto en prácticamente todos los ODS.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), más del 70% de las necesidades alimentarias mundiales están cubiertas por la actividad de pequeños productores.

La agricultura es el sector económico que más personas emplea en el mundo y la fuente principal de alimentos e ingresos para muchas personas que viven en situaciones de pobreza. Invertir en la agricultura no es solo una de las estrategias más eficaces para mejorar la seguridad alimentaria y promover la sostenibilidad, sino que además resulta esencial para el desarrollo económico de muchos países.

Las políticas dirigidas a promocionar los agronegocios y las cadenas de valor alimentarias sostenibles juegan un papel crucial en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Es por ello que dentro de este marco y en su ‘Compromiso 2025’, BBVA movilizó casi 12.000 millones de euros en finanzas sostenibles y contra el cambio climático durante 2018. En concreto, el 13% se destinó a infraestructuras sostenibles y ‘agribusiness’.

El sector agrícola es fundamental para la economía de los países en vías de desarrollo

Para ofrecer este tipo de créditos, BBVA establece una normas sectoriales que recogen las actividades prohibidas que la entidad rechaza en el caso de solicitar un crédito para financiar un proyecto. En el marco de ‘agribusiness’ no podrán acceder a financiación aquellas iniciativas o empresas dedicadas a: explotación forestal ilegal; eliminación de bosques con alto valor de conservación y alto contenido de carbono; uso de sustancias prohibidas por el Convenio de Estocolmo; explotaciones de aceite de palma en pantanos y zonas ricas en turba y la explotación de aceite de palma no certificado; la quema de ecosistemas naturales para el desarrollo de proyectos agrícolas; o la eliminación de biocombustibles de primera generación.

El sector agrícola es fundamental para la economía de los países en vías de desarrollo. En América Latina representa el 5% del PIB regional y el 25% de las exportaciones. Por ello, es de especial importancia que desde el sector de la agricultura, los gobiernos y la sociedad civil promuevan los sistemas alimentarios inclusivos y eficientes que integren a los trabajadores y empresas  agrícolas en cadenas de valor alimentaria.

La financiación de los agronegocios pueden aumentar el valor añadido de las materias primas, impulsando así las economías rurales locales, la seguridad alimentaria y la nutrición, mejorando la calidad de vida de muchos hogares en riesgo de exclusión y vulnerabilidad. Las políticas, los incentivos y los marcos regulatorios que velan y favorecen las agroindustrias han demostrado ser una forma muy efectiva de sacar a poblaciones rurales de la pobreza en muchos países.

BBVA, a través de la Fundación Microfinanzas, apoya a pequeños productores en zonas rurales para impulsar su crecimiento a través de una línea de microcréditos verdes. La FMBBVA cuenta con varios programas en dos de sus entidades: Bancamía, en Colombia, y Banco Adopem, en República Dominicana.

  • Bancamía (Colombia): dentro del programa Microfinanzas y Adaptación basada en Ecosistemas (MEbA) ofrece créditos y asistencia técnica a pequeños agricultores para que apliquen medidas eco-eficientes con el fin de que sus cultivos se adapten y sean más resistentes al cambio climático.
  • Banco Adopem (República Dominicana): más del 40% de los emprendedores a los que atiende la Fundación en el país vive en el entorno rural. Por eso, presta especial atención a los agricultores con créditos agrícolas, para impulsar su desarrollo y fortalecer su resiliencia al cambio climático. Su iniciativa principal se llama Finanzas Rurales y Ambiente (FRA), e incluye también el proyecto MEbA

Además, en el ámbito de banca mayorista, BBVA ha firmado con COFCO International, compañía dedicada al sector de ‘agribusiness‘, la primera financiación sostenible sindicada de un cliente corporativo chino por importe de 2.100 millones de dólares. Esta operación, en la que el banco actuó como coordinador sostenible, se enmarca dentro de la estrategia de BBVA en la lucha contra el cambio climático.

Cabe destacar que en la octava y última edición de BBVA Momentum, se seleccionaron 169 empresas, 40 de Colombia, 19 de EE.UU, 100 de México y 10 de Turquía, de las cuales 33, es decir un 20% del total, estaban dedicadas a impulsar la agricultura, la ganadería, la pesca y la silvicultura.

Otras historias interesantes