Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Capital humano Act. 26 abr 2017

¿Qué son los contratos zero hours?

RECURSO economia finanzas fintech acuerdo trabajo presentacion equipo contrato laboral

Los contratos “zero hours”, o cero horas, han sido muy polémicos durante todo el año pasado en el Reino Unido, dado que se han generalizado en la primera legislatura del gobierno de David Cameron. Recientemente, su partido, el Conservador o Tory, ha ganado indiscutiblemente las elecciones, de modo que los contratos de cero horas seguramente se vayan a mantener en el cuadro legislativo. La legislación británica permite que haya contratos que no garanticen un mínimo de horas, y los de este tipo están creciendo como ninguno.

De hecho, dado el éxito que han tenido en el Reino Unido, incluso es posible que veamos los contratos de cero horas en otras jurisdicciones, en otros países. Sólo en el periodo comprendido entre octubre y diciembre de 2014 se firmaron 697.000 contratos de cero horas, el 2,3% de la fuerza laboral del país.

¿Qué es un contrato de cero horas?

Un contrato de cero horas es un contrato que permite al empresario variar el número de horas que el empleado trabajará según lo necesite. El empleador sólo paga al empleado las horas trabajadas, por lo que si una semana el empleado trabaja diez horas, este cobra diez; y si la semana siguiente sólo trabaja cinco, sólo cobrará cinco. El empleado básicamente pasa a estar a la espera de que el empleador contacte con él según la demanda de la producción.

Eso no significa que se contraten pocas horas. El trabajador medio con un acuerdo de este tipo trabaja 25 horas semanales, y el 40% de los que tienen un pacto de este tipo les gustaría trabajar más horas, frente al 10% de media en el resto de contratos. Los contratos de cero horas han sido muy utilizados en sectores en los que la demanda de la producción depende bastante del día y del momento. Por este motivo, son bastante populares en sectores como la agricultura o en hoteles, restaurantes, servicios sanitarios y entornos educativos. En agosto de 2008 había 1,8 millones de contratos de cero horas en el Reino Unido. No se puede negar su éxito entre los empresarios británicos.

Pros y contras de los contratos de cero horas

  • A favor de los contratos, tenemos la flexibilidad que proporciona al empresario, de modo que puede ajustar los trabajadores que necesita en cada momento a las demanda de la producción. Por ejemplo, un bar que tenga más o menos afluencia y el empresario no lo pueda controlar.
  • En contra de este tipo de contratos, siempre se subraya que no dan seguridad alguna al empleado, ya que depende exclusivamente de lo que requiera el empleador en ese momento.
  • También tienen el defecto de que no ofrecen a los empleados la misma protección y costes, por lo que defensores de los trabajadores afirman que muchos empleadores tienen a sus trabajadores con este tipo de contrato sólo para ofrecer a los empleados peores condiciones.

No obstante, viendo el éxito que han tenido en el Reino Unido en los últimos años, es posible que acaben apareciendo en más países. Por ejemplo, Nueva Zelanda y Canadá cuentan con contratos similares. ¿Los acabaremos viendo en España o en otros países europeos?

Otras historias interesantes