Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Emprendimiento Act. 17 ago 2017

Racionalizar las aplicaciones TI, paso previo para la transformación digital

recurso app movil bbva

Más de 1.000 CEO y responsables de Tecnología lo han confirmado a través del informe Application Landscape Report 2014 de Capgemini: el complejo mapa de aplicaciones que conforman los departamentos de TI de las compañías está suponiendo una traba para llevar a cabo con éxito la transformación digital.

El conjunto de aplicaciones que deben ser gestionadas desde los departamentos de Tecnologías de la Información en las compañías es cada vez más complejo y conlleva un incremento de las tareas de mantenimiento que está impidiendo que los recursos y el capital humano se centre en la transformación digital de las compañías. Una mayor racionalización del uso de estas herramientas y, por ende, de su mantenimiento, permitiría centrar los recursos en la innovación y en los aspectos centrales del negocio.

Según el estudio llevado a cabo por Capgemini, en los últimos tres años, los ejecutivos responsables del área de Tecnología de las empresas consideran que sus organizaciones manejan más aplicaciones de las que son necesarias; así, si anteriormente un 34% de los encuestados hacía esta afirmación, hoy en día son ya casi la mitad, un 48%, los que opinan de esta manera, frente al 37% de los responsables que todavía considera que todas ellas son críticas.

Si se indaga en los motivos por los que estos ejecutivos consideran que la mayoría de las aplicaciones no son necesarias, encontramos que el 73% de ellos cree que al menos una quinta parte de las aplicaciones realizan una funcionalidad parecida, mientras que un 57% considera que al menos una quinta parte también deberían ser retiradas o reemplazadas. En España, en concreto, el 50% de los encuestados cree que, efectivamente, su negocio cuenta con más aplicaciones de las que son necesarias.

Un problema para el negocio

A simple vista, estas afirmaciones podrían llevarnos a pensar que el departamento de TI es el que tiene un problema y sobre el que recae la responsabilidad de organizar y consolidar una estrategia, sin embargo, este hecho se ha convertido en un auténtico problema de negocio para las organizaciones.

Por otra parte, el 60% de los responsables de tecnología cree que el valor de sus departamentos está en la implantación de nuevas tecnologías; así un 56% ha implementado soluciones cloud, mientras que un 54% ya ha abordado la movilidad, un 41% el social media y un 34% el Big Data. El problema llega cuando, en vez de dedicar tiempo y recursos a estas nuevas tendencias, se lo tienen que consagrar al mantenimiento de las aplicaciones innecesarias, con lo que el departamento de TI se ve incapaz de potenciar la innovación y, por tanto, mejorar el negocio.

En este contexto, el 76% de los encuestados considera que es necesario racionalizar el conjunto de aplicaciones para alcanzar los objetivos de su empresa. “En un mundo en el que todas las áreas de una organización están comenzando a posicionarse en la transformación digital -y dependen de la rápida implantación de soluciones móviles, social media, Big Data y Cloud para obtener una ventaja competitiva- un mapa de aplicaciones racionalizado se convierte en un imperativo estratégico para toda la compañía.", comenta Ron Tolido, CTO de Servicios de Aplicaciones de Europa Continental en Capgemini.

La desventaja occidental

Otra de las conclusiones a las que ha llegado el estudio realizado por Capgemini es que las compañías occidentales se encuentran en absoluta desventaja respecto a las empresas de las economías emergentes, debido a que tienen que lastrar con las aplicaciones heredadas y obsoletas del viejo ecosistema TI. Las nuevas compañías están adoptando directamente los nuevos paradigmas, lo que supone una ventaja competitiva.

Así, por ejemplo, Finlandia y Noruega reportan por debajo de los niveles promedio en cuanto a alineamiento entre negocio y TI con un 64 y un 69%, respectivamente; mientras que países como Brasil, China o India desvelan que sus sistemas de tecnología están implementando adecuadamente la lógica de negocio. Un hecho que les puede situar a la cabeza de la transformación digital y ganar enteros en esta carrera con respecto a Occidente.

Según la consultora, en un mundo ideal, el mapa de aplicaciones de una organización debería reflejar sus objetivos con exactitud, sin embargo, como se ha visto, existe un gap significativo entre las necesidades y lo que las aplicaciones pueden conseguir. La solución pasa por establecer una planificación estratégica que pueda cerrar esta brecha y que se centra en cinco consejos: estandarizar antes de innovar, considerar escenarios de racionalización más radicales, apostar por la nueva generación de soluciones, integrar la innovación en el ciclo de vida de las aplicaciones y utilizar hechos y métricas para mejorar el entendimiento entre las claves del negocio y las TI.

Otras historias interesantes