Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Radiografía de España como nación digital

España está en la frontera entre los países de segundo nivel y las economías más digitalizadas del mundo, como China, Japón o EE. UU. Pese a que todos sus indicadores mejoran, como el despliegue 5G, el comercio electrónico o la inversión en capital riesgo, son necesarias políticas de innovación más estables y creación de talento digital para afrontar el futuro, según el informe ‘España nación digital 2019’, realizado por Adigital.

Ni el sector público ni el privado cuentan con una estrategia estable de digitalización. Mientras esto ocurre en España, China, Japón o EE. UU. concentran el desarrollo de más de la mitad de las 25 tecnologías más punteras del mundo, dos tercios del gasto en I+D, gracias a que en esos países residen las 200 empresas más punteras del mundo.

España, la quinta economía europea, avanza en su transformación digital y mejora en todas sus métricas, pero sigue entre la frontera que separa los países de segundo nivel de los más digitalizados, según indica el informe ‘España nación digital 2019’, elaborado por Adigital. Además, se mantiene muy lejos aún de los estados europeos que lideran este área, como Finlandia o Suecia, y a distancia también de las grandes economías comunitarias, como Alemania o Francia.

“La transformación digital funciona más en oleadas”, sin una estrategia a largo plazo, apuntado el informe de Adigital.

El documento realiza una radiografía de la digitalización en nuestro país, dividida en cuatro ámbitos de referencia. Concluye que se necesita mejorar sus infraestructuras, un mercado más estable y potenciar la formación y el talento en nuevas tecnologías desde las escuelas a las universidades, un reto, éste último, que según se indica en el informe puede costar más de dos décadas.

Infraestructuras y uso

España es el octavo país de 26 mejor preparado para implantar la tecnología 5G. Precisamente, una de las áreas en las que logra un avance es en su posición respecto al futuro despliegue, con varios proyectos pilotos en marcha, un factor de desarrollo, dice el informe, que es una cuestión de Estado en otros países.

No en vano, España es uno de los once países que ya han publicado su hoja de ruta para desplegar esta tecnología con 24 ciudades como test previo a su expansión nacional, datos que hacen que supere a Francia o Portugal, por ejemplo.

Así, el país ha mejorado en todas las métricas sobre infraestructuras (fibra óptica, banda ancha, datos, etcétera), pero sigue en la misma clasificación respecto al conjunto de países analizados. En los índices de banda ancha, ocupa la 16ª posición sobre 26 países y, en velocidad de conexión, el octavo de 39 de ellos.

Un mercado maduro con altas tasas de penetración y foco en el 5G no hacen, sin embargo, que España “mejore respecto a sus pares europeos”, según apunta el documento de Adigital.

Entorno y mercado

El gasto en I+D, respecto al PIB, de 2018 de España es de 14.946 millones de euros, el 1,2% de la riqueza nacional y muy alejado del 4% de los países más avanzados. Además hacer negocios sitúa al país en el puesto 19 de 39 países, con niveles impositivos que nos envían a la parte media de la tabla.

España se sitúa, asimismo, entre los nueve países del mundo con publicaciones científicas relevantes respecto a inteligencia artificial y ‘machine learning‘.

En cuanto al comercio electrónico, otro de los índices de comparación, es ya el cuarto mercado europeo, donde estos negocios ‘online’ representan el 2,69% del PIB. Además de esos datos, la radiografía de Adigital concluye que España progresa en financiación de capital riesgo, pero sigue rezagada en emprendimiento.

La inversión en capital riesgo, 1.400 millones de euros, supera la media de la OCDE y  coloca al país en la 29ª posición de un total de 141 mercados. El documento describe que existe interés por invertir y financiar ‘startups‘, pero nuestro país “sigue ocupando posiciones rezagadas en cuanto a la cultura emprendedora”.

España es el quinto país en Europa en número de operaciones de financiación de capital riesgo, 277 exactamente. No obstante, de las 174 empresas tecnológicas europeas con valoraciones superiores a los 1.000 millones, es decir, que han alcanzado el estatus de ‘unicornio’, solo dos son españolas, Cabify y Glovo.

Capacidades y talento

España también se ubica entre los países rezagados para formar ciudadanos bien capacitados digitalmente para hacer frente a un mercado laboral cada vez más escorado a la innovación.  Apenas un 54,8% de los adultos españoles dispone de competencias digitales, un porcentaje inferior a la media de la Unión Europea (57,2%).

Este factor es importante, dado que la formación en nuevas tecnologías será vital para un futuro en el que la OCDE estima que en España el 30% de los empleos está en riesgo por la automatización, matiza el informe de Adigital.

“Hacen falta al menos dos décadas para que los jóvenes que se incorporan al mercado laboral lo hagan con el nivel educativo de las sociedades más prósperas, y otras dos décadas para renovar la mitad de la población activa”, concluye el informe.

Los datos del informe PISA respecto a España, y la calidad de las Escuelas de Negocios, muchas de ellas líderes mundiales, contrasta con la formación en este ámbito de las universidades y la formación profesional.

Así, España ocupa un lugar intermedio en cuanto a profesionales del sector TIC, pese a que muchos jóvenes sabe programar, pero sus trabajadores carecen de las habilidades digitales para sus empleos.

Otras historias interesantes