Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Periodismo 29 abr 2014

'Radiografía' de las mejores aplicaciones de noticias

Las ‘apps’ de selección de noticias móviles usan editores humanos y un buen diseño para mejorar la experiencia de usuario en un teléfono.

En 1704, el director de la oficina de correos de Boston (EEUU), John Campbell, convirtió su boletín escrito a mano en una página impresa y la bautizó como ‘Boston News-Letter’, fundando así el primer periódico publicado de forma continua en las colonias. Pronto se encontró con que contaba con 250 entusiastas suscriptores. “En primer lugar aparecían las proclamas reales y las noticias internacionales, seguidas de las noticias de otras colonias y, por último, las noticias locales”, escribe el periodista Tom Standage en “Writing on the Wall: Social Media—the First 2,000 Years”. “Campbell conseguía la información hablando con marineros, viajeros, las autoridades locales y los visitantes a su oficina de correos, además de las cartas escritas a mano por otros directores de correos. Pero la mayoría de las historias de ‘The Boston News-Letter’ simplemente se copiaban de los periódicos londinenses”. Campbell había estado escribiendo una especie de bitácora que convirtió en un negocio dedicado a la selección de noticias.

Durante gran parte de la historia, las noticias se difundían de esta manera. La era industrial del periodismo, en la que los consumidores son fieles a un periódico que se encarga de producir casi todas sus noticias, ha durado relativamente poco. Desde la creación de la web, la gente se ha vuelto a acostumbrar a leer noticias recogidas de toda una variedad de fuentes y, en los últimos años, desde que el uso de los ‘smartphones’ se ha generalizado, el medio más popular para conocer las noticias son las aplicaciones y las páginas web para móviles.

A las editoriales de periódicos no les gustan demasiado las aplicaciones, pero funcionan bien para quienes se dedican a recopilar y editar noticias, y en los últimos meses en el campo de las noticias móviles han florecido la inversión y la creatividad.

Hasta la fecha, la taxonomía de las aplicaciones de noticias se dividía en tres: aplicaciones asociadas a una editorial individual, como ‘The Economist, The Financial Times y The Huffington Post’; aplicaciones que usan máquinas para hacer la selección de noticias y condensarlas partiendo de distintas fuentes, como Pulse, Zite y Summly (esta última, creada por un emprendedor adolescente llamado Nick D’Aloisio, usa además algo de inteligencia artificial para resumir los artículos y fue adquirida por Yahoo por unos 30 millones de dólares -unos 22 millones de euros-); y aplicaciones montadas por los propios usuarios, como Feedly y NetNewsWire, entre otras. Ahora dos nuevas aplicaciones, Inside y Paper, siguen un enfoque distinto: hacen una selección entre toda una variedad de fuentes, pero las noticias que muestran a los lectores han sido seleccionadas por humanos entre publicaciones de confianza. Ambas aplicaciones se han diseñado siguiendo la estética de Steve Jobs basada en la sencillez radical.

Y sin embargo, esta estrategia común produce resultados muy distintos.

Unidades atómicas

Inside (que también cuenta con un sitio web Inside.com), es hija del emprendedor web Jason Calacanis, y aspira a presentar a sus usuarios todas las noticias. “Me gustaría convertirme en el punto de partida de todo el mundo para buscar noticias”, afirma Calcanis (quien a principios de su carrera editaba el ‘Silicon Alley Reporter’ y cofundó la red de blogs Weblogs, y el motor de búsqueda Mahalo). “Ya cubrimos aproximadamente un tercio de la “cola” media y gruesa del contenido todos los días. [Se refiere a que Inside nuca cubrirá la “cola larga” de noticias-nicho que atraen a muy pocos lectores individuales]. “Si triplicamos nuestra cobertura y logramos de 2.500 a 3.000 actualizaciones diarias, cubriremos todas las historias grandes y pequeñas de todas las publicaciones grandes y medianas de Estados Unidos”.

La interfaz de Inside recuerda a múltiples barajas apiladas: un río de noticias despliega historia tras historia y, bajo cada noticia, que puedes desplazar con un movimiento del dedo, hay más historias relativas a temas asociados. Lo que Calcanis denomina “unidad atómica de las noticias” es la actualización: una foto, un titular, y unos 250 caracteres de texto que contienen de cinco a seis datos. La funcionalidad de la aplicación se limita a un enlace destacado a la fuente original y la posibilidad de decidir si una historia te gusta, no te gusta, o quieres compartirla. Si le gusta una noticia, el usuario recibirá historias parecidas en “Mis noticias”.

Las actualizaciones, que se sacan de más de 100 publicaciones, están escritas por un equipo de redactores ‘freelance’ que trabajan con un editor contratado. Calcanis afirma que su intención es “acabar con todo el reblogueo inservible y conseguir que la gente se centre en la noticia original”. “Al analizar un sitio como ‘Business Insider’, vimos que una de sus cinco historias es periodismo genial y original, mientras que las otras cuatro son trabajos llenos de enlaces y refritos. Cuando vemos fotos fantásticas, encontramos la fuente original y enlazamos a ella”. Este énfasis en buscar piezas originales resulta irónico dado que Inside no produce noticias propias. Pero como ha admitido el propio Calcanis, a los inversores (entre los suyos se encuentran Sequoia Capital, Elon Musk y Fred Wilson), “en general no les interesa el contenido”.

Paper la ha creado Creative Labs, de Facebook, un grupo mimado dentro del gigante de las redes sociales al que Mark Zuckerberg ha dado vía libre para desarrollar aplicaciones y proyectos raros e interesantes. Zuckerberg espera que las mejores ideas que salgan de Creative Labs se puedan aplicar a los productos móviles o fijos de Facebook y permitan que una empresa cotizada en bolsa alérgica al riesgo siga siendo fiel a su lema no oficial “Moverse rápido y romper cosas”. Pero el gestor de producto para Paper, Michael Reckhow, niega que la aplicación sea un experimento. También afirma que no es sólo una aplicación de noticias: “Nuestra intención no era arreglar las aplicaciones de noticias. Era crear una forma mejor de compartir”.

Desde que el uso de los ‘smartphones’ se ha generalizado, el medio más popular para conocer las noticias son las aplicaciones y las páginas web para móviles”

A Reckhow puede que no le guste la palabra “experimento”, pero cuesta no ver a Paper como un intento de imaginar cómo podría ser la aplicación para teléfono de Facebook si no fuera tan “Facebook”, si la hubiera desarrollado gente con buen gusto en diseño gráfico, atentos a la experiencia de usuario, con interés por las noticias reales y una altiva indiferencia por los ingresos publicitarios (ver “Paper, el periódico de Facebook“). Paper elimina la larga lista de noticias de Facebook. El usuario se enfrenta a una serie de viñetas que representan temas -pequeñas revistas- entre las que uno puede navegar moviéndolas hacia la izquierda: los posts de un amigo en Facebook, “Titulares”, “Tecnología”, “Creadores”, “Ideas”, “Planeta”, “Sabor”, “Empresa” y así sucesivamente. Bajo cada tema hay una lista en horizontal de historias, seleccionadas por editores y algoritmos de entre publicaciones de calidad, así como entre los miembros de Facebook, cuyo contenido final y orden eligen los editores. (Reckhow explica que “la combinación de editores y algoritmos es muy potente”). Si tocas una historia, se amplía la actualización, produciendo algo parecido a la unidad atómica de Inside, que llena toda la pantalla del iPhone. Volver a tocarla hace que la historia se despliegue como un trozo de papel.

El diseñador principal de Paper, Mike Matas, quien anteriormente había ayudado a diseñar el termostato Nest y cofundó la empresa editorial digital Push Pop Press, pasó mucho tiempo pensando en el aspecto que tendrían las historias, y los tipos de letra de las publicaciones se reproducen fielmente. La marca propia de las publicaciones destaca (por ejemplo, las actualizaciones de ‘National Geographic’ conservan el tradicional recuadro amarillo de la portada de la revista) a costa de la propia marca de Facebook. “Queríamos hacer los honores al contenido de la forma más auténtica que fuera posible”, afirma Matas. Otra forma de hacer los honores al contenido ha sido eliminar todas las barras de navegación e iconos, el “cromado” en la jerga de los diseñadores de UX, que esperamos en las aplicaciones móviles y que se mantienen en Inside. Para explorar las historias se usan gestos naturales: un barrido hacia abajo cierra la noticia, otro barrido más hacia abajo te devuelve al listado horizontal de la revista. Igual que en el caso de Inside, la funcionalidad es limitada: el lector puede darle al me gusta, comentar o compartir. Sin embargo, al contrario que Inside, Paper permite a los usuarios crear sus propias historias y subirlas a Facebook.

Ambas aplicaciones aún están en fase de desarrollo, algo representativo del dogma reinante en Silicon Valley de “desarrollo ágil” en el que las empresas se ven abocadas a “desplegarse o morir”. Aquí, las empresas lanzan “productos mínimos viables” y las funciones se van añadiendo rápidamente en respuesta a los datos recibidos. En consecuencia, ambas aplicaciones parecen inacabadas. Por el momento no se pueden buscar noticias dentro de Inside. Por ahora Paper no permite la personalización de los flujos. Ambas aplicaciones son preciosas, sobre todo Paper. Inside es una aplicación de noticias mucho mejor, proporciona una sensación más completa de la noticia; pero Paper produce una selección más agradable y mejor editada de algunas de las noticias del día y mejora la funcionalidad básica de Facebook de compartir actualizaciones con los amigos.

Evidentemente una de las principales razones por las que ambas aplicaciones tienen esa belleza austera es que no tienen anuncios. Reckhow afirma “nos consideramos una start-up. Estamos centrados en que la gente use la aplicación a diario. Ya pensaremos en la publicidad más adelante”. Calcanis amplía esa idea: “El modelo en el mundo de las ‘start-up’ es simplemente conseguir de un 1 a un 10% de crecimiento compuesto cada semana. El dinero es gratis para las start-up que crecen a un ritmo del 1% o más. En algún punto, cuando logremos la escala necesaria, que hoy en día se define entre 20 y 100 millones de usuarios mensuales, veo dos formas de conseguir dinero: suscripciones o publicidad nativa”.

En los últimos meses en el campo de las noticias móviles han florecido la inversión y la creatividad.”

Cotilleo ilustrado

A mí me han gustado las aplicaciones, prefiero usar Paper a la aplicación para iPhone propia de Facebook para seguir a mis amigos, y consulto Inside una o dos veces al día. También son bastante populares entre otras personas. Desde su lanzamiento en enero, Inside ha fluctuado entre la 6ª y 859ª aplicación más descargada entre las aplicaciones para iOS en la categoría de aplicaciones para noticias de Estados Unidos, según App Annie, una empresa de investigación de mercados. Paper debutó en la tienda iOS en febrero pasado ocupando el número 1 en la categoría de redes sociales en Estados Unidos y la segunda en las descargas generales.

Ambas aplicaciones hacen que ver noticias sea una experiencia tan relajada, compulsiva y placentera que empecé a preguntarme por qué nos sentimos atraídos por las noticias para empezar. ¿Cuál es la utilidad de las noticias generalistas, es decir, las noticias que no lees para conseguir una ventaja competitiva en tu negocio o carrera personal? Para un economista la respuesta es evidente. El director del Centro para Negocios Digitales de la facultad de empresariales Sloan del Instituto Tecnológico de Massachusetts (EEUU), Erik Brynjolfsson, afirma que “las noticias generales son un fin en sí mismas, como la música, la comida, o los juegos. Por definición, cualquiera cosa que nos proporcione ‘felicidad’ tiene una utilidad”. Los economistas pueden medir la utilidad incluso comparando lo que el fallecido Paul Samuelson denominaba las “preferencias reveladas” de los consumidores: si prefieren escuchar una canción de Velvet Underground o leer una historia de David Rotman.

Igual que otras respuestas de los economistas, es cierto, pero no nos ayuda demasiado. El filósofo pop Alain de Botton sugiere que el objetivo de las noticias es distraernos: “Leemos las extrañas historias de los periódicos para desplazar las cosas aún más extrañas que suceden en nuestro interior”. Pero la respuesta más sincera probablemente sea la que nos da la sociología: las noticias son una especie de cotilleo ilustrado. Satisfacen nuestra curiosidad e interés y difunden ideas y opiniones. Eso no es poco. Y dado que las aplicaciones de selección de noticias como Inside y Paper hacen que leer las noticias sea mucho más fácil que nunca, son maquinitas que hacen el bien.

Otras historias interesantes