Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Seguridad 30 ago 2019

Recomendaciones para una vuelta al 'cole' cibersegura

Tras volver de vacaciones de verano, comienzan los preparativos y las compras del material escolar de nuestros hijos. En numerosas ocasiones optamos por adquirir productos a través de internet con objeto de ahorrar tiempo y dinero, por lo que es necesario conocer algunas pautas de seguridad para cerciorarnos de que estamos realizando compras en comercios electrónicos de confianza y de que nuestra información está protegida.

  1. En primer lugar, se desaconseja introducir datos personales y bancarios si estamos conectados a una red wifi pública. Estas redes suelen carecer de las medidas de seguridad necesarias y, habitualmente, no exigen una clave para conectarse a ellas, por lo que nuestra información puede verse comprometida.
  2. La información viajará cifrada y, por tanto, protegida, en las páginas web que comienzan por https y que contienen un candado cerrado en la barra de navegación. Si comprobamos que la dirección de la página en la que estamos navegando no contiene esa última “s”, no debemos introducir ningún dato.
  3. Cuando un comercio electrónico ofrece una gama de productos con precios demasiado bajos en relación al precio de mercado de dichos artículos o presenta rebajas desmedidas, debemos extremar las precauciones y desconfiar de antemano.
productos_bajo_precio_recurso_bbva

4. Una clave para detectar que nos encontramos ante un comercio electrónico fraudulento es que únicamente permite pagar con tarjeta de crédito/débito o mediante transferencia bancaria. Resulta necesario verificar que la plataforma proporciona otros métodos de pago, como PayPal, propio de las tiendas online legítimas.

metodos_pago_web_recurso_bbva

5. Es recomendable utilizar contraseñas robustas, con al menos ocho caracteres, números y algún símbolo. En caso de tener que darse de alta como usuario para realizar una compra en una página web, se aconseja utilizar una contraseña distinta al resto de claves de otras cuentas y servicios.

Existen otras medidas de seguridad que se pueden tomar en la red y que debemos convertir en prácticas habituales para proteger la identidad digital de nuestros hijos:

  • Buscar el nombre del niño en Google, entre comillas, proporciona resultados con la información que existe sobre él en internet. Si se requiere, es posible ejercer el “derecho al olvido” y solicitar la eliminación de contenido indexado en las búsquedas rellenando este formulario.
  • Ayudarles a configurar la privacidad de sus perfiles en redes sociales y explicarles que no deben publicar ni enviar por chat fotografías delicadas o información personal.
  • Utilizar herramientas de control parental aumenta la protección de los menores frente a contenidos inapropiados o maliciosos.
  • Compartir los ordenadores portátiles y tabletas en casa facilita realizar un seguimiento de la actividad que llevan a cabo los menores en internet y, de esta forma, conocer los posibles riesgos a los que se enfrentan.

Esta vuelta al cole, adoptemos hábitos digitales seguros y seamos cautelosos a la hora de adquirir productos a través de la Red.

Otras historias interesantes