Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 02 feb 2019

La regla 50/20/30: una fórmula sencilla para lograr ahorrar y controlar gastos

Tras la cuesta de septiembre, mucho más dura sostienen algunos que la de enero con todos los gastos navideños ya que es el verdadero inicio del curso o ejercicio, siempre es bueno tener en cuenta una serie de consejos, fórmulas o teorías para poder ahorrar o, al menos, controlar los gastos que se derivan en estas fechas.

La fórmula 50/20/30 puede parecer, en un primer momento, un algoritmo muy complejo, casi en manos de druidas o expertos matemáticos. Sin embargo, es mucho más sencillo que todo eso y permite planificar los gastos y los ahorros en momentos como los actuales, con la vuelta al colegio, los gastos en los que ya se ha incurrido durante las vacaciones de verano y los imprevistos con los que cada uno se topa tras el descanso estival.

Planifica gastos, ahorros y programa reglas en bbva.es

A modo de steak tartar, todo bien picadito, esta receta es más sencilla de elaborar que el delicioso manjar de carne cruda, salvo para aquellos que sean algo más que reacios a ese bocado que a otros encandila desde el primer momento que lo prueban.

Al final, esos números tan gruesos tan sólo simplifican el porcentaje a lo que cada uno destina la totalidad del dinero que dispone:

  • ¿50%? La mitad del dinero se dedica a gastos básicos. Estos pueden ir desde la hipoteca, las facturas, el recibo de la comunidad o la cesta de la compra de todos los meses. Es decir, son asuntos esenciales para cualquiera y de la buena planificación dependerá que se pueda disponer de una parte para otras necesidades, por lo que conviene una buena planificación.
  • ¿20%? Es el porcentaje que se recomienda que vaya destinado al ahorro, con el que se forja un colchón que puede ser esencial para afrontar algunos imprevistos. En caso de que no surjan, el ahorro siempre estará disponible de cara al futuro y así poder destinarlos a cualquier capricho con el paso del tiempo.
  • ¿30%? Este porcentaje se corresponde con los gastos personales en los que se incurra cada mes. Desde actividades de ocio, viajes o la compra de algunos artículos (ropa, libros, música o regalos para terceros), se incluirían en este apartado. Lo recomendable es medir estos gastos y con el sobrante poder incrementar el 20% destinado al ahorro.

La fórmula o receta ya esta servida. Ahora dependerá de cómo cada uno acomoda la misma a sus gastos y capacidades de ahorro. Como ocurre con las distintas dietas alimenticias, algunos podrán obtener por acumular más grasa (gastos, en este caso) o generar algo más de fibra (ahorro).

BBVA Bconomy: Big Data para tus finanzas personales

BBVA Bconomy, la aplicación de BBVA de control de gastos, planificación del ahorro y comparativa de gastos, está disponible para dispositivos iPhone y Android. Descárgala y comienza a crear tu colchón financiero para que puedas hacer realidad tus sueños. Con esta aplicación conseguirás lo que te propongas, porque cuanto más sabes de tus finanzas personales, mejor decides.

Otras historias interesantes