Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera Act. 19 oct 2020

Remesas y digitalización: claves para el desarrollo inclusivo

Mónica Coca (Colaborador externo)

Las finanzas de muchas familias vulnerables se han visto afectadas por la reducción de remesas motivada por la crisis del COVID-19. En este contexto, la digitalización y la banca móvil se perfilan como soluciones necesarias para mantener y facilitar estas operaciones vitales para las economías más débiles.

Los envíos de dinero, conocidos como remesas, realizados por trabajadores emigrantes a sus seres queridos en los países de origen, constituyen una fuente vital de ingresos para muchas familias en el mundo. “Los flujos de remesas hacia estados frágiles y de bajos ingresos representan un salvavidas que apoya a los hogares y proporciona los ingresos fiscales que tanto necesitan”, explica este artículo publicado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La importancia de estos flujos de capital ha ido aumentando en los últimos años de forma exponencial. Así lo refleja, el Anuario de Migración y Remesas 2019 de México, una publicación conjunta de Conapo, Fundación BBVA y BBVA Research que anticipaba una proyección para este año con cifras de récord respecto a otros años. “En 2020, los países de ingresos medios y bajos recibirán 573.000 millones de US dólares, lo que representa el 76.7% del total de remesas en el mundo”.

Sin embargo, la irrupción de la pandemia global ha cortado de raíz las previsiones con consecuencias especialmente graves para las economías más vulnerables. “Es probable que una caída en los flujos de remesas aumente las presiones económicas, fiscales y sociales sobre los gobiernos de estos países que ya luchan por hacer frente a los problemas incluso en tiempos normales”, alertaba el FMI.

Medidas urgentes

Las previsiones se han cumplido y la crisis del COVID-19 no ha tardado en impactar de lleno en las familias más vulnerables. La ONU, en un llamamiento de apoyo para la población emigrante, ha informado de que “las remesas se han reducido en más de 100.000 millones de dólares, causando hambre, ausencia de escolarización y deterioro de la salud en decenas de millones de familias”. La situación es crítica y los expertos no han tardado en ponerse manos a la obra para ofrecer soluciones.

Digitalización fintech blockchain recurso tecnología

Entre las posibles medidas que pueden llevarse a cabo, un informe del International Growth Center (IGC) propone, en el corto plazo, “acelerar la recopilación de datos sobre los flujos de remesas y los receptores, apoyar la residencia y el empleo de los emigrantes, mantener abiertos los servicios financieros y reducir los costes mediante la competencia financiera y el dinero móvil”. Tras la pandemia, los esfuerzos, según este informe, deberían centrarse en “explorar formas en las que el desarrollo del impacto de las remesas pueda magnificarse”. Algo que podría conseguirse gracias a “la innovación financiera, la educación y los servicios digitales”.

Dentro de estas medidas, la digitalización y la banca móvil se perfilan como claves importantes para facilitar el flujo de dinero entre los emigrantes y sus familias. Por ello, BBVA está avanzando en la prestación de servicios y funcionalidades en banca móvil en los países de Latinoamérica donde tiene actividad. Entre sus iniciativas, se encuentran las remesas digitales inmediatas que facilita BBVA en Colombia a través de su aplicación y que permite recibir y enviar dinero desde y hacia el exterior en sólo 30 segundos. Y en México se está trabajando para impulsar la bancarización de los beneficiarios de remesas familiares y digitalizar el segmento, que ya cuenta con un 23% de usuarios digitales.

Este tipo de iniciativas en el campo de la digitalización son las que, según los expertos, pueden ayudar a los más vulnerables. “Las remesas proporcionan una fuente financiera importante para los países pobres y juegan un papel primordial a la hora de gestionar el riesgo económico”, explica Leora Klapper, economista principal del Grupo de Investigación para el Desarrollo del Banco Mundial y miembro del Consejo Asesor del Centro para la Educación y Capacidades Financieras de BBVA que hace hincapié en el importante papel de las entidades financieras en esta reactivación, junto con las ‘fintech’, para “ayudar a reducir las tarifas de envío, fomentar el flujo de dinero y asegurar que la gente reciba el dinero cuando lo necesite”.

Otras historias interesantes