Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cuenta de resultados 30 abr 2014

Resultados BBVA 1T 2014: BBVA impulsa un 19% su beneficio sin operaciones corporativas

Con unos beneficios de 744 millones de euros, el consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, destaca que la prioridad es “acelerar la transformación del Grupo hacia un modelo de negocio digital que dé una respuesta aún más ágil y conveniente a nuestros clientes, a través de cualquier canal, con nuevos servicios y aplicaciones”.

“Estos resultados ponen en valor la fortaleza de nuestro modelo de negocio. Por un lado, confirman que sigue mejorando la calidad crediticia, y por otro, demuestran la consistencia de los ingresos recurrentes”, afirmó el consejero delegado de BBVA, Ángel Cano.

El primer trimestre de 2014 marcó el inicio de un nuevo ciclo de crecimiento en los resultados operativos de BBVA. El beneficio después de impuestos, excluyendo operaciones corporativas, creció un 18,7% respecto al del primer trimestre de 2013, hasta los 744 millones de euros. El beneficio atribuido alcanzó los 624 millones de euros, un 64% menos que en el mismo período del año anterior, debido a las mencionadas operaciones corporativas contabilizadas en los tres primeros meses de 2013.

La comparativa interanual de estos resultados trimestrales está condicionada por algunos factores, como la ausencia de operaciones corporativas en esta primera parte del año y el impacto negativo de la evolución de los tipos de cambio frente al euro. No obstante, la constancia en la generación de ingresos, el control de los gastos y los menores saneamientos contribuyeron a presentar una sólida cuenta de resultados.

BBVA generó, un trimestre más, un elevado nivel de ingresos. Entre enero y marzo, sin tener en cuenta la fluctuación de las divisas, el margen de intereses más las comisiones repuntaron un 6,7%, hasta los 4.376 millones de euros, frente a los del mismo periodo del año anterior. El margen bruto ascendió a 5.051 millones de euros, un 5,0% más que un año antes, también medido a tipos de cambio constantes. Los mercados desarrollados aportaron un 45% del margen bruto consolidado, mientras que las economías emergentes contribuyeron con un 55%.

También en términos constantes, la política de control de los gastos supuso que crecieran un 4%, por debajo tanto de los ingresos como de la inflación media de las geografías donde BBVA está presente. Esto explica que el margen neto experimentase un avance del 6,0% a tipos de cambio constantes hasta 2.438 millones de euros. BBVA es de nuevo la entidad financiera más rentable, con una ratio de margen neto sobre activos totales medios del 1,65%, más del doble de la media de sus competidores (0,70%).

La mejora de la calidad crediticia permitió disminuir considerablemente los saneamientos crediticios e inmobiliarios, que sumaron 1.244 millones de euros, frente a un promedio por trimestre de 1.662 millones de euros en 2013 y de 2.357 millones de euros en 2012.

La tasa de mora del Grupo BBVA sin considerar la actividad inmobiliaria se ubicó en marzo en el 4,6%, con una cobertura del 59%. Las entradas brutas en mora continuaron descendiendo (-25% interanual) y la prima de riesgo mejoró 18 puntos básicos en el último año, ambas sin la actividad inmobiliaria.

La tasa de mora total del Grupo BBVA se situó en el 6,6%, 18 puntos básicos menos que el pasado diciembre, la primera caída desde 2011, con una cobertura del 60%. La tasa de mora conjunta del negocio bancario y la actividad inmobiliaria en España se redujo hasta el 10,0% desde el 10,3% de diciembre, gracias a la disminución de la cifra de dudosos en 610 millones de euros.

La fortaleza de capital de BBVA se reflejó en la ratio core capital según Basilea III: un 10,8% (phased-in) y un 9,9% (fully loaded), muy por encima del mínimo exigido por la nueva regulación (4% y 7%, respectivamente). Además, el banco realizó dos emisiones que refuerzan y optimizan la base de capital del Grupo bajo la nueva normativa CRD IV (Capital Requirements Directive, por sus siglas en inglés): una emisión de valores perpetuos eventualmente convertibles en acciones, computable como additional Tier I, por un importe de 1.500 millones de euros, y una emisión subordinada, computable como Tier II, también por 1.500 millones de euros.

En cuanto a actividad, el crédito bruto a la clientela aumentó un 1,6% en el trimestre a tipos de cambio constantes. América del Sur, México y Estados Unidos mostraron un buen comportamiento de la inversión crediticia. Eurasia mantuvo estables los volúmenes de crédito a clientes mayoristas, mientras que descendió ligeramente el ritmo de crecimiento de la cartera crediticia de Garanti.

España moderó el proceso de desapalancamiento en el balance total de crédito y consiguió, además, incrementos en el flujo de nuevas operaciones en algunos segmentos. Por su parte, los depósitos de la clientela mantuvieron una evolución positiva en todas las geografías.

Hitos del trimestre

Dos de los hitos del primer trimestre han sido la creación de un área de negocio, Banca Digital, y la adquisición de Simple. Banca Digital tiene la doble misión de acelerar la transformación tecnológica del Grupo e impulsar el desarrollo de nuevos negocios digitales.

La nueva división es responsable de toda la oferta comercial, la estrategia multicanal, el modelo de distribución y el diseño de los procesos comerciales y operativos.

Simple es una compañía estadounidense que ha creado una nueva forma de hacer banca digital. La operación es parte de la estrategia de BBVA de liderar los cambios tecnológicos que están transformando la industria financiera.

Claves de las áreas de negocio

En los resultados por áreas de negocio, la actividad bancaria en España mejoró sus resultados apoyada en el inicio de la recuperación económica y presentó avances en el diferencial de clientela, reducción de las entradas de operaciones en mora y una incipiente mayor demanda de préstamos. Aun así, el volumen total de la inversión continuó decreciendo (-8,4% interanual). En cambio, los recursos avanzaron un 12,8%.

La morosidad y la cobertura repitieron los niveles del trimestre anterior (6,4% y 41%, respectivamente), mientras que la prima de riesgo cayó 31 puntos básicos hasta un 1,04%. Las entradas brutas en mora registraron un retroceso interanual del 34%. El área ganó 386 millones de euros, un 33,3% menos que un año antes, pero un 178,4% más si se excluye la plusvalía generada en marzo de 2013 por la operación de reaseguro sobre la cartera de seguros de vida-riesgo individual. Además, el beneficio de la actividad bancaria compensó el resultado del negocio inmobiliario.

La mejora del contexto también se notó en la actividad inmobiliaria en España. La exposición neta a este sector (alrededor de 14.200 millones de euros) acumula una reducción del 21% desde el pico registrado en 2011. La tasa de morosidad descendió a un 54,2% (-127 puntos básicos en el trimestre). BBVA vendió más de 3.000 unidades entre enero y marzo, con descuentos cercanos al valor neto contable, cifra que junto a las operaciones realizadas en nombre de terceros, ascendió a cerca de 5.000 unidades. El área se anotó un resultado atribuido de -231 millones de euros, notablemente menos negativo que en los periodos precedentes.

Para una mejor comprensión de la evolución del negocio de las siguientes áreas, las tasas de variación expuestas a continuación se refieren a tipos de cambio constantes.

En Estados Unidos, la inversión crediticia aumentó un 14,7% y los recursos, un 4,4%. La mayor intensidad de la actividad se trasladó a las líneas de la cuenta de resultados. Todos los márgenes mostraron crecimiento. La calidad crediticia continuó mejorando significativamente y la franquicia ganó 105 millones de euros, un 16,1% más. Además, la Reserva Federal aprobó sin objeciones el plan de capital de BBVA Compass.

En Eurasia, Garanti demostró que es el mejor banco de Turquía con unos sólidos resultados en un entorno complejo que presionó los márgenes a la baja. Las perspectivas macroeconómicas son mejores a medio plazo y el sector financiero sigue teniendo un gran potencial. El área ganó 105 millones de euros (un 3,1% más).

BBVA Bancomer, el banco líder en México, mantuvo el fuerte dinamismo de la actividad, con un crecimiento del 10,4% en el volumen de créditos y un aumento del 12,2% en los recursos de clientes, que se trasladó a todos los márgenes. Los indicadores de riesgo permanecieron estables. La franquicia mexicana alcanzó un beneficio atribuido de 453 millones de euros hasta marzo (+14,7%).

El mayor ritmo de crecimiento en la actividad se volvió a ver en América del Sur, donde tanto la inversión crediticia como los recursos se expandieron más del 25%. Como es habitual en los últimos años, la región registró crecimientos de doble dígito en todos sus márgenes. El área de negocio ganó 244 millones de euros (+16%).

Te recomendamos estas noticias