Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Emprendimiento 16 jul 2018

El reto de las mujeres: empoderarse para emprender

Líderes en grandes empresas internacionales y emprendedoras que inspiran se reunieron en el marco del Open Talks 2018, organizado por BBVA en Bogotá, para hablar de los avances y dificultades que ha tenido la mujer en materia de igualdad.  Las asistentes coincidieron en que las mujeres deben empoderarse, atreverse a ser curiosas y permitirse liderar sus ideas.

Para Ángela María Zuluaga, vicepresidenta de asuntos públicos y sostenibilidad de Coca Cola en América Latina, todavía hay un gran camino por recorrer de cara al emprendimiento femenino. “Un estudio sobre la equidad de género encontró que dentro de los 71 países estudiados, en sólo 47 de ellos, el 50% del emprendimiento que allí se da es femenino. De América Latina solo pasaron dos países: Chile en el puesto 15 y Colombia en el puesto 29”, comentó Zuluaga.

Con un panorama donde se vislumbran grandes retos en materia de emprendimiento femenino en América del Sur, las razones que llevan a una mujer a emprender son la necesidad y el deseo de prosperar. Para Marisol Menéndez, responsable de Open Innovation de BBVA, la mujer emprende por estas dos razones y con el tiempo le va tomando el amor o gusto a lo que hace.

Fotografía de Joanna Prieto, cofundadora de Geek Girls para Latinoamérica

Joanna Prieto, cofundadora de Geek Girls para Latinoamérica.

En la misma línea, Leticia Gasca, directora ejecutiva del Instituto del Fracaso, comentó: “a veces la economía del cuidado es la que nos lleva a las mujeres a emprender por la necesidad; buscamos una oportunidad flexible y esto pasa porque las responsabilidades del hogar no están repartidas equitativamente”. Este argumento explica una de las dificultades que enfrenta la mujer en el momento de ser líder emprendedora: el estereotipo social de ser la persona encargada de cuidar de la familia.

Por otro lado, Joanna Prieto, cofundadora de Geek Girls para América Latina, expresó que algunas veces lo que impulsa a la mujer a emprender es la necesidad, pero en su caso, fue de encontrar un propósito. “Llegó un momento de mi vida en el que evalué el impacto que mis acciones estaban teniendo en la sociedad y ahí me di cuenta que podía hacer más empoderándome con mi proyecto, y desde entonces no he parado” afirmó la emprendedora.

Si bien, entre las razones más importantes para emprender está la necesidad, entre las dificultades para no hacerlo, la más popular es el miedo. Desde el instituto del fracaso, Leticia Gasca argumentó su hipótesis: “después de estudiar durante años qué pasa con los CEOs de los emprendimientos que cierran, las mujeres sufrimos más del síndrome del imposto; es decir, creemos que nos falta algo para ser una gran emprendedora, mientras que los hombres están seguros de su conocimiento, pero intentan en otro sector en menos de un año” comentó.

“Sean curiosas, atrévanse a dar el paso. Si las cosas no salen como se pensaron, solo queda ponerse de pie, aprender y volver a arrancar, pero no tengan miedo”

El miedo a hacer algo diferente es lo que frena a la mayoría de las mujeres y así mismo, es lo que frena el proceso innovador de la idea. “Sean curiosas, atrévanse a dar el paso. Si las cosas no salen como se pensaron, solo queda ponerse de pie, aprender y volver a arrancar, pero no tengan miedo”, aconsejó Marisol Menéndez a las emprendedoras.

Apoyando la idea de que los únicos límites que puede tener una mujer son los que ella se impone, Marcela Andrade, de Google Colombia, dijo “el primer reto somos nosotras mismas, no debemos ponernos un techo; hombres y mujeres somos iguales”.

Una de las empresas que demostró su apoyo al empoderamiento femenino, es el que viene desarrollando We Work, donde cerca del 50% de los empleados de la empresa a nivel mundial son mujeres. Así lo comentó Carolina Álvarez, su directora en Colombia: “Creo que es importante ir más allá de la igualdad de género para sobrepasar esos estigmas de que la mujer es menos que el hombre”, aseguró.

Aunque hay una brecha por recorrer hacia la equidad de género, las mujeres son las primeras con la tarea de apoyarse y reconocer su valor como igual frente a los hombres. La mujer no debe tener barreras para emprender o liderar; el gran reto está en el empoderamiento y reconocimiento propio.

Otras historias interesantes