Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 27 abr 2015

Diferencias entre el salario bruto y neto

El salario neto es la diferencia entre el salario bruto y las cotizaciones y retenciones de la seguridad social. Es decir, el trabajador realmente percibe el neto. En ocasiones, ya sea porque cuando se nos comunica el sueldo no se nos específica si es neto o bruto, por un mero error de comunicación o por no tener claro quién es quién, nos llevamos sorpresas a la hora de cobrar nuestro sueldo.

Podemos llegar a preguntarnos: pero si acordé que cobraría 900 euros brutos, ¿por qué he cobrado menos? Para evitar problemas y sustos como este, o incluso para poder negociar un contrato u elegir entre una oferta laboral u otra, es muy importante tener claras las diferencias entre el salario bruto y salario neto.

¿Qué es el salario bruto?

El salario bruto es el dinero que recibe un trabajador por el trabajo que desempeña en la empresa, pero que está sujeto a retenciones fiscales en cada nómina que serán descontadas, obteniendo como resultado el salario neto. Por lo tanto, el sueldo bruto es la suma de todos los importes que percibe un trabajador , es decir, el salario base más complementos salariales tales como la antigüedad, horas extraordinarias, nocturnidad, residencia, mejoras, toxicidad, etc.

En algunas nóminas no tendrá una denominación específica pero observareis que es el total del apartado de devengos. En otras nóminas si lo denomina como “total devengado”. Pero, ¡cuidado! No es el dinero que veremos ingresado en nuestra cuenta. A esta parte habrá que descontarle por un lado la aportación a la seguridad social y, por otro lado, el Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para obtener el salario neto.

Las cuotas a la Seguridad Social de los trabajadores varía en función del salario bruto. Dentro de esta cantidad que nos están reteniendo, está incluido el pago de:

  • Cotización por contingencias comunes, siendo el porcentaje más elevado ya que se destina al pago de pensiones y otras prestaciones dentro de la propia Seguridad Social.
  • Cotización por AT/EP (accidentes de trabajo o enfermedad profesional). Este porcentaje es el que nos cubre ante un accidente laboral o una enfermedad.
  • Cotización por desempleo. Dicho porcentaje sirve para el fondo para las prestaciones por desempleo de aquellas personas que se quedan en paro y tienen derecho a la misma.
  • Formación profesional y otros porcentajes que se destinan a los programas formativos y reciclaje de los trabajadores. También podemos encontrarnos aportaciones por las horas extraordinarias que hemos realizado.

El segundo descuento es el que se realiza para pagar la parte correspondiente de IRPF.

¿Qué es el salario neto?

Es el sueldo percibido una vez llevadas a cabo las retenciones y cotizaciones mencionadas anteriormente. Es decir, es el dinero que efectivamente recibiremos en nuestra cuenta. Por eso, siempre el salario bruto será mayor que el salario neto. Por ello, cuando te enfrentes a una oferta de trabajo y te hablen de que tu sueldo bruto anual va a ser de 14.000 euros, no pienses que vas a recibir cada mes 1.166,66 euros. Debes saber que ese sueldo bruto se verá mermado por las retenciones. Es vital tenerlo en cuenta para evitar sorpresas inesperadas a final de mes.

No obstante, calcularlo es muy sencillo gracias a la ayuda de calculadoras online que nos dan el importe exacto del salario neto que obtendremos con tan solo rellenar unos datos.  Para ello, deberemos rellenar la cuantía de nuestro salario bruto anual o retribución dineraria además de nuestro estado civil. A continuación, tendremos que completar nuestra fecha de nacimiento y información relacionada sobre la edad que tienen nuestros descendientes, ascendientes a cargo, etc.

Por último, para saber que parte del sueldo se destinará a pago de la Seguridad Social, habrá que elegir nuestra categoría profesional. De esta forma, obtendremos el sueldo neto que se nos ingresará mes a mes dependiendo del número de pagas que tengamos anualmente establecidas por convenio.

Otras historias interesantes