Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ciberseguridad 28 may 2018

¿Es seguro guardar las contraseñas en el navegador?

Casi todo lo que utilizamos en Internet tiene usuario y contraseña. Son necesarias para iniciar sesión en cualquiera de los servicios más usados, como redes sociales, lugares de compra ‘online’, o televisión en ‘streaming’. Cuando ingresamos esas credenciales por primera vez en un dispositivo, inmediatamente el navegador nos ofrece guardar esas claves para no tener que escribirlas ni recordarlas en las próximas ocasiones. ¿Es usted de los que responde que sí? Entonces siga leyendo porque esta información le resultará útil.

El hecho de que el navegador recuerde contraseñas puede ser muy útil para un usuario si tiene diferentes contraseñas robustas para cada servicio. Pero la realidad es que los navegadores guardan esas claves en una lista de texto y, algunos de ellos, ni siquiera las tienen cifrada, por lo que no están protegidas frente a intrusos.

Esto viene a significar que cualquiera con acceso al ordenador podría consultar esas contraseñas en la configuración del navegador, ya hablemos de un compañero de trabajo, un familiar, un ciberdelincuente que haya conseguido las credenciales del navegador, o incluso un ladrón que haya robado el dispositivo.

Para que pueda comprobarlo con sus propios ojos, y siempre según el navegador que cada uno utilice, podrá ver las claves guardadas siguiendo estas sencillas instrucciones:

  • Mozilla: Preferencias > Seguridad > Contraseñas guardadas
  • Chrome: Configuración (ajustes) > Configuración Avanzada > Contraseñas y Formularios > Administrar Contraseñas
  • Safari: Acceso a Llaveros
  • Microsoft Edge: Panel de Control > Microsoft Credential Manager

Visto que es fácil conseguir las credenciales de los servicios tan solo entrando en la configuración del navegador, le ofrecemos una opción más segura: los gestores de contraseñas. Se trata de programas que se utilizan para almacenar las claves robustas que conviene inventar para cada uno de los servicios que se utilizan sin tener que memorizarlas.

La diferencia con el hecho de guardarlas en el navegador recae en que el gestor las guardará cifradas, y para poder acceder a ellas habrá que hacerlo con una contraseña maestra, la única que habría que recordar para poder ver y utilizar las claves.

En la página web de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), existen una serie de gestores de contraseñas gratuitos y seguros que se pueden instalar en los dispositivos. El más recomendado por la OSI es Keepass Password Safe, disponible para ordenadores Windows, aunque también tiene otras versiones preparadas para distintos sistemas operativos.

Otras historias interesantes