Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Economía 20 nov 2017

¿Por qué sube o baja el precio del petróleo?

El precio del petróleo siempre es noticia y no solo en las páginas salmón. No es de extrañar; el llamado ‘oro negro’ sigue siendo la principal fuente de energía primaria del planeta. Asume un papel crucial en la economía, ya que prácticamente todos los sectores -directa o indirectamente- son sensibles a las variaciones en su coste, pero ¿de qué depende el precio del crudo?

Mucho se ha hablado en los últimos tres años del bajo precio del petróleo Brent por el exceso de oferta. También de cómo algunos países intentan corregir esa tendencia. Ventajoso para unos, mala noticia para otros, lo cierto es que tanto las bajadas como las subidas del coste del crudo copan titulares y afectan a todos los actores del escenario económico mundial. Dichas variaciones, al contrario de lo que muchos puedan pensar, no responden simplemente a decisiones arbitrarias.

Varios factores influyen

Es cierto que el papel de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) es determinante. Sus estatutos dicen que su objetivo es “coordinar y unificar las políticas petroleras entre los países miembros, con el fin de garantizar unos precios justos y estables para los productores de petróleo, el abastecimiento eficiente, económico y regular a los países consumidores y un rendimiento justo del capital de los inversores”. Esto se traduce, en la práctica, en una gran influencia sobre el precio de petróleo.

La OPEP controla algo más del 40% de la producción mundial de petróleo e influye sobre su precio aumentando o reduciendo dicha producción. Para llevar a cabo este mecanismo, desde finales de los 80 fija una cuota para cada uno de los países productores socios de la organización.

Pero en el precio también intervienen otros factores y no hay que olvidar que hay países productores de petróleo que no pertenecen a la OPEP, como Estados Unidos. El precio del crudo depende especialmente de:

  • La demanda global: la regla de la oferta y la demanda se cumple con el petróleo al igual que con el resto de bienes. Un incremento de la demanda, es decir, una mayor necesidad de este recurso, puede superar la oferta y entonces hacer que la materia se encarezca. En cambio, si la demanda se contrae, los productores tienen que bajar el precio para vender la producción.
  • La demanda futura de petróleo como activo: cuando las empresas compran y venden petróleo a futuro, el precio de la materia sube por dicho aumento de la demanda. Esta demanda puede deberse a la necesidad de satisfacer un consumo futuro o a la optimización de carteras de inversión, como activo refugio.
  • Situación geopolítica de los países productores: guerras, desastres climáticos, crisis políticas… hay una alta correlación entre los precios del crudo y los acontecimientos geopolíticos en los países exportadores. Ejemplo claro de ello han sido las crisis de precios del petróleo provocadas por la inestabilidad política en Oriente Medio (como sucedió con la revolución iraní en 1979 o la Guerra del Golfo en 1991).

Estos factores, eso sí, no son fácilmente separables.

¿Es mejor que el petróleo esté barato o caro?

El efecto de los cambios en los precios del petróleo en las economías depende crucialmente de la causa por la que se han producido. En el caso de un aumento del precio del petróleo, pueden darse tres situaciones:

  • Cuando se debe a una limitación de la oferta de crudo, su precio aumenta y se reduce la producción, afectando a la actividad global. Esta regla se da, por ejemplo, cuando hay factores geopolíticos adversos en los países productores, ya que habitualmente se limita la cantidad de crudo producida y suben los precios, teniendo efectos negativos tanto para países exportadores como demandantes.
  • Si obedece a un aumento de la demanda global de petróleo, habrá un incremento de la producción y también de la actividad global, por lo que es potencialmente positivo en general para las economías.
  • Si la demanda del crudo crece por motivos precautorios, aumentarán tanto el precio como la cantidad producida, pero no en este caso la actividad global.

Por otra parte, cuando el precio del petróleo cae:

  • Si se debe a un descenso de la demanda global de esta materia prima, los efectos serán negativos para la actividad económica en general. En este caso, los países exportadores podrían ver sus ingresos reducirse a cero.
  • Si es por exceso de oferta del crudo, los efectos del precio bajo serán positivos para los países demandantes, pero no para los productores.

Otras historias interesantes