Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tarjetas 02 ago 2017

Tarjetas de crédito, débito y prepaga: claves para hacer un buen uso de ellas

Muchas personas usan el crédito como una forma de financiamiento, pero a veces se convierte en un problema que no pueden manejar. Por otro lado, hay quienes temen usarlo para no endeudarse y adquirir compromisos. Aquí hay algunas claves para usar correctamente una tarjeta de crédito y sacarle el mejor provecho.

Lo primero que hay que saber sobre una tarjeta de crédito es que es un instrumento financiero y electrónico de pago a través del cual una institución financiera concede a sus clientes una línea de crédito por un importe determinado, conocido como límite de crédito. El límite de crédito es el monto de dinero del cual puede disponer continuamente una persona, siempre y cuando no lo exceda y haga los pagos mensuales requeridos.

La tarjeta de crédito cuenta con una fecha de cierre, que es la fecha en que ingresan las compras que serán exigidas en la fecha de vencimiento, y con una fecha de pago, que es la fecha en la que hay que pagar el saldo total o mínimo del estado de cuenta. Este tipo de tarjetas permite financiar los consumos, ya sea comprando en cuotas o financiando el saldo directamente con el banco a través del pago mínimo.

Debemos saber que por esta financiación un banco cobra un interés, que es informado en el estado de cuenta y que se sumará al saldo a pagar el próximo vencimiento. El banco, a través de este instrumento electrónico, da un servicio financiero al cliente y el cliente deberá pagar un costo anual por ello.

Con este pago, el cliente se asegura poder usar el límite de crédito disponible en cualquier momento y lugar donde el medio de pago sea aceptado. Se puede financiar el uso el instrumento de pago como efectivo liquidando el saldo el próximo vencimiento sin ningún tipo de recargo.

El estado de cuenta

El estado de cuenta permite leer claramente la fecha de cierre y de vencimiento. Esto es fundamental para poder hacer un control de los gastos, saber qué período de compras incluye y cuándo hay que pagarlo para no generar intereses de mora y financiación.

Como cliente, conviene comprar en cuotas sin intereses y pagar al vencimiento del estado de cuenta el total de la deuda de ese mes. Por eso es común que los comercios ofrezcan esta forma de pago.

Tipos de tarjetas, ¿cuándo conviene usar una u otra?

La tarjeta de crédito sirve para adquirir bienes que no podemos comprar en efectivo. Hay que tener tener cuidado al usarla, procurar no excederse del límite de crédito y pagar siempre de manera puntual por lo menos dos días antes del vencimiento de pago. Es un instrumento con el cual puedo se pueden financiar las compras. Ideal para compras de gran valor como viajes, electrodomésticos, etc; aunque puede usarse para cualquier tipo de compras.

La tarjeta de débito es un medio para que los clientes de los bancos tengan acceso a su dinero ahorrado. Con ella se pueden hacer compras o retirar efectivo en cajeros automáticos. Las compras y retiros se deducen del dinero que haya en la cuenta del cliente al momento de pagar con la tarjeta. Se asocia a los gastos chicos y recurrentes como las compras en supermercados, combustible o restaurantes.

La tarjeta prepaga es una tarjeta que, por voluntad propia, el tenedor de la misma carga con un determinado monto de dinero el cual pretenda gastar con compras. Permite limitar el riesgo ante fraudes y/o usos sin criterio del instrumento de pago.

¿Qué pasa cuando vence o se pierde una tarjeta?

Habitualmente los bancos se preocupan de que, al vencimiento del plástico, el cliente ya tenga en su poder el nuevo, así no se corta la cadena de compras a la que ya está acostumbrado a hacer con su tarjeta. Si no fuera así, lo que el cliente debe hacer es solicitarla de modo de que no sea rechazada en el momento en que quiera hacer una compra.

Si se pierde la tarjeta, inmediatamente hay que llamar al banco y hacer la denuncia de robo y/o extravío de modo de que el emisor pueda bloquear la misma y que no pueda ser usada por otra persona.

Recomendaciones para manejar la tarjeta

  • Llevar el control de todo lo que se pague con tarjeta de crédito. De esa forma se podrá saber si se ha pasado o no el límite de crédito y se evitarán sobregiros y pagar comisiones.
  • Consultar con el banco si tiene algún servicio de alerta por las compras; generalmente es enviado al celular y de esa forma se tiene un mayor control sobre los gastos.
  • Es posible sobregirarse no sólo por comprar demasiado, sino por los intereses y comisiones acumulados.
  • Procurar aportar más del pago mínimo en la fecha que indique el último estado de cuenta.
  • Solicitar únicamente las tarjetas de crédito que se puedan pagar. Consolidar todas las deudas en una y usar las otras para emergencias; o bien, se pueden usar de acuerdo al vencimiento de pago y el depósito de tu sueldo.
  • Al reportar la tarjeta de crédito por robo o extravío, anotar el nombre de la persona que atendió, la hora, el día y el número de reporte.
  • Nunca firmar un ‘voucher’ o comprobante de compra en blanco; hay que exigir que se llenen todos los datos correctamente.
  • Utilizar la disposición de efectivo en caso de emergencias o cuando no puedas pagar con la tarjeta.
  • Guardar todos los comprobantes de las compras. En caso de duda sobre algún cargo en el estado de cuenta, se podrá verificar.

Otras historias interesantes