Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Hipotecas 13 oct 2016

¿En qué tipo de interés debo fijarme: el TIN o la TAE?

Los productos financieros, como depósitos o préstamos, llevan asociados dos tipos de interés: el TIN y la TAE. Es importante conocer en qué se diferencian, ya que de ello depende que no nos llevarnos sorpresas a la hora de obtener remuneración o de afrontar pagos.

Tasa Anual Equivalente o Tasa Anual Efectiva (TAE)

La TAE refleja el coste o rendimiento efectivo de un producto. Se utiliza como tipo de interés de referencia para homogeneizar diferentes tipos y condiciones de operaciones de préstamo y crédito cuando hay diferentes períodos de liquidación, gastos, etc.

Se calcula teniendo en cuenta tanto el tipo de interés nominal de la operación, como la frecuencia de los pagos (mensuales, trimestrales, etc.), las comisiones bancarias y algunos gastos de la operación.

Este último punto es importante ya que es una de las principales diferencias con respecto al TIN.

En el caso de los préstamos o créditos a tipo de interés variable, al no ser posible conocer la evolución futura del tipo de interés,  la TAE se calcula suponiendo que el tipo se mantiene estable en el valor que tiene en el momento del cálculo. En estos casos, el interés se denomina “TAE Variable”. Las entidades deberá indicar que variará con las revisiones del tipo de interés.

En el caso de que se contrate un depósito, el cliente tendrá que fijarse en este tipo de interés porque es el que realmente cobrará a vencimiento anual.

Tipo de Interés Nominal (TIN)

El TIN es el porcentaje fijo que se pacta como concepto de pago por el dinero prestado, así como lo que paga la entidad por prestar una cantidad determinada. No incluye gastos ni comisiones, y su periodicidad no tiene por qué ser anual al referirse al periodo total de la inversión.

El TIN y la TAE coincidirán cuando los intereses se paguen a vencimiento del producto. Pero si hay más de un pago, el TIN siempre será inferior a la TAE.

En el caso de un depósito, si el TIN es a un año coincidirá con la TAE, pero si el vencimiento del depósito es trimestral, por ejemplo, el interés que se aplicará será el TIN, por lo que será inferior.

La TAE se utiliza para comparar diferentes ofertas de productos financieros entre entidades. Además, al ser anual permite una mejor comparación que el TIN, que está referenciado a diferentes periodos de tiempo.

El Banco de España dispone de un simulador para la TAE de una operación de préstamo hipotecario o personal a partir de: un mismo importe, su tipo de interés nominal, el plazo de amortización, comisiones y, si fuera necesario la prima del seguro de protección de pagos.

En el caso de las préstamos hipotecariosla TAE refleja el coste real de lo que el cliente pagará por el dinero prestado durante toda la vida del préstamo, incluyendo gastos como prima de seguro de daños anual, registro, gestoría, tasación e impuesto de actos jurídicos documentados, siempre que los asuma el cliente.

Por el contrario, el TIN refleja el tipo de interés que el cliente paga anualmente sin incluir otros costes, de forma que sólo indica el interés que pagará durante un año por el capital.

Es conveniente siempre conocer la TAE porque es el coste real de la hipoteca que el cliente debe pagar. Sin embargo, la TAE real dependerá del importe solicitado, el plazo, etc. por lo que hasta que no estén cerrados todos los detalles este interés no estará ajustada a la realidad.

Otras historias interesantes