Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Todo lo que BBVA hizo el Día del Medioambiente (y todo lo que hace para preservarlo)

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Medioambiente, BBVA ha llevado a cabo un gran número de actividades con el objetivo de concienciar sobre la necesidad de proteger el planeta. Porque la humanidad solo tiene uno en el que poder vivir, y no hay ‘Plan B’ posible. Impulsado por Naciones Unidas, la efeméride tuvo este año como lema “Unidos por un planeta sin contaminación del aire”, un grave problema que afecta a millones de personas. Entre las actividades realizadas por BBVA en todo el mundo destacó la iluminación en color verde y posterior apagón de sus sedes en algunas de las geografías en las que está presente como España, México, Colombia, Argentina o Perú.

El día 5 de junio es, desde hace 47 años, el Día Mundial del Medioambiente. Con el objetivo de concienciar sobre la importancia de respetar el medioambiente, La Vela, el emblemático edificio de Ciudad BBVA (Madrid), se iluminó esta jornada de verde durante unos minutos a primera hora de la mañana, para luego proceder a su apagón durante el resto del día. Este apagón representa un gesto hacia el consumo responsable y el ahorro energético que tanto impacta y necesita el medioambiente.

Tanto en España como en el resto de sus edificios corporativos en otros países, BBVA ha realizado diferentes acciones para concienciar de la necesidad de respetar el medio ambiente. Además de La Vela, alrededor de 40 inmuebles emblemáticos de BBVA distribuidos por todo el territorio nacional se unieron también a la celebración del Día del Medioambiente y se apagaron simbólicamente entre las 21:00 – 24:00 horas. La sede social del banco, ubicada en la Plaza San Nicolás en Bilbao, y el Palacio del Marqués de Salamanca en Madrid, se unieron también a esta iniciativa mundial.

En Ciudad BBVA, los empleados pudieron asistir a una charla enmarcada en el proyecto educativo ‘BBVA Aprendemos juntos’ que impartió el naturalista y escritor Joaquín Araújo. “El cambio climático puede convertir todo en cenizas”, aseguraba en su intervención. “Nos hubiera gustado que tuvieran razón los que nos llamaban catastrofistas, pero estamos asfixiando al aire y estamos ahogando al agua con los plásticos”. A esta sesión la siguió el panel ‘Innovadores digitales en sostenibilidad’ en el que representantes de varias ‘startups’ como GreeMko, Wattio y Climate Trade contaron su experiencia en sostenibilidad.

Para ayudar a concienciar a los empleados, en la Vela, encontraron en sus mesas una tableta de chocolate de la Fundación Plant for the Planet, que destina el 20% de sus beneficios procedentes de este producto de comercio justo, a plantar árboles en México. Desde su lanzamiento en 2007, la organización ha vendido 13 millones de barras de ‘The Change Chocolate’, dando como resultado la plantación, desde febrero de este año, de tres millones de árboles en la península mexicana de Yucatán. Plant for the Planet tiene como principal premisa la reforestación, ya que es el medio más barato y efectivo para reducir el dióxido de carbono en la atmósfera, así como reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mitigar la crisis climática.

Representantes de varias ‘startups’, como GreeMko, Wattio y Climate Trade, contaron su experiencia en sostenibilidad en el panel ‘Innovadores digitales en sostenibilidad'.

Un día para concienciar a todo el planeta

BBVA es una entidad global y, por eso, su compromiso con el medioambiente y la búsqueda de la sostenibilidad se ha integrado en su modelo de negocio en todas las geografías en las que está presente. Por ello, sus filiales, repartidas por todo el mundo, también han querido sumarse a este Día Mundial del Medio Ambiente a través de diferentes y novedosas iniciativas con la que pretenden concienciar a sus empleados, a sus grupos de interés, y a la sociedad en su conjunto, de la importancia de respetar el medioambiente y el planeta.

Así, BBVA Colombia, por ejemplo, ha puesto en marcha, durante los días previos a esta efeméride, un experimento con la disciplina de Behavioral Economics, encargada de estudiar y proponer alternativas para apoyar el cambio del comportamiento. La prueba consistió en una intervención en los puntos de reciclaje de su sede en Bogotá que buscaba llamar la atención de las personas en el momento de tirar los vasos de cartón y así lograr una correcta clasificación de los mismos.

También, la filial colombiana, al igual que BBVA Argentina, BBVA Perú, BBVA Paraguay y BBVA México, ha iluminado de verde su sede central para recordar la importancia de este día.

La entidad en Venezuela, por su parte, aprovechó para abrir las inscripciones de los equipos en el Maratón del Reciclaje que tiene como objetivo acumular puntos mediante la recolección de distintos materiales de reciclaje a cambio de regalos; e instalar un stand de empresas emergentes con productos de economía circular y tratamiento de residuos en su Centro Financiero.

En esta misma línea, BBVA Uruguay ha lanzado algunas iniciativas centradas, sobretodo, en la educación y la concienciación social a través de diferentes charlas sobre el ahorro y reciclaje del agua, la energía, o los residuos, entre otros. Además, han obsequiado a sus empleados con bombas de semillas en papel reciclado con un mensaje: “Sembremos juntos el cambio”.

Por su parte, BBVA Argentina realizó diferentes sesiones de formación con la colaboración de los educadores ambientales de Cascos Verdes, organización que tiene como misión la integración social, al ser las personas con discapacidad intelectual quienes toman el rol de educar y concientizar sobre el cuidado ambiental.

BBVA Paraguay, al atardecer, iluminó de verde su edificio Casa Matriz hasta las 20:00h y luego procedió a u apagado por completo para contribuir a un mundo más sostenible.

BBVA, que tiene integrada la sostenibilidad en su modelo de negocio, quiere demostrar su compromiso con el desarrollo sostenible a través del Compromiso 2025, su estrategia contra el cambio climático para contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París sobre el Clima.

BBVA, comprometido con el medioambiente 365 días al año

En palabras de Carlos Torres Vila, presidente de BBVA, “tenemos grandes retos ambientales como la lucha contra el cambio climático, la pérdida de la biodiversidad, la sobreexplotación de los recursos, o la pérdida de agua dulce, o la contaminación del aire y de nuestros océanos, que requieren un consumo y una producción más responsables”. Y los bancos juegan un gran papel por ser el gran canalizador de fondos.

Para BBVA, existen vías muy relevantes para contribuir a este desafío. Por un lado, proporcionando soluciones innovadoras a sus clientes para ayudarles en la transición a una economía baja en carbono y promoviendo una financiación sostenible. Y, por otro, integrando los riesgos sociales y ambientales de manera sistemática en la toma de decisiones.

El compromiso de BBVA con el desarrollo sostenible se refleja en su Compromiso Medioambiental, de alcance global. En 2018, BBVA presentó su estrategia de cambio climático y desarrollo sostenible para contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y a los retos derivados del el Acuerdo de París sobre el Clima. Este ‘Compromiso 2025’, que ayudará a BBVA a alinear progresivamente su actividad con el Acuerdo de París y lograr un equilibrio entre la energía sostenible y las inversiones en combustibles fósiles, está basado en tres líneas de actuación:

  1. Financiar: BBVA se compromete a movilizar 100.000 millones de euros en financiación verde, infraestructuras sostenibles y agribusiness, emprendimiento e inclusión financiera.
  2. Gestionar los riesgos ambientales y sociales asociados a la actividad de la entidad, para minimizar sus potenciales impactos negativos directos e indirectos.
  3. Involucrar a todos los grupos de interés para impulsar de forma colectiva la contribución del sector financiero al desarrollo sostenible.

Otras historias interesantes