Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Trabajar en un mundo sin papel gracias a la tecnología

Presento declaraciones de impuestos en línea, hago transferencias bancarias desde la aplicación móvil del BBVA y envío documentación exclusivamente por email; no solo porque conviene al medioambiente, sino porque me conviene directamente a mí y a las instituciones con las que trabajo.

Soy emprendedor digital y utilizo herramientas que día a día me facilitan la vida. Entre ellas, todas las que me ahorren el uso de papel. ¿Para qué rellenar un formulario de papel cuando podríamos hacerlo digitalmente? Es lo que me pregunto cada vez que una institución me invita a desperdiciar papel.

Las estadísticas dicen que 35% de todos los árboles talados se utilizan para fabricar papel. Según la Asociación Americana de Bosques y Papel, la fabricación de papel es el tercer mayor consumidor de combustibles fósiles en todo el mundo. Como resultado de la deforestación, queda solo poco más de un tercio de los bosques que antes cubrían la Tierra.

Tala de arboles celular

Indudablemente, evitar el uso de papeles genera beneficios para el medio ambiente, pero también para la economía de las instituciones ya que el costo del procesamiento de datos en papel es muy alto. Los datos guardados en medios digitales nos permiten capturar más y mejor la información, encontrarla más rápidamente, acceder a ella en cualquier momento y desde cualquier lugar, acelerar procesos de revisión y evitar la pérdida de datos.

De un tiempo a esta parte, la tecnología nos ha permitido ajustar hábitos, adoptar costumbres y aprender comportamientos que pueden sumar mucho a nuestra vida. De eso se trata la revolución que plantea la tecnología, de generar cambios cotidianos que impacten a gran escala a través de herramientas sencillas, optar por aplicaciones para transaccionar que nos permitan guardar comprobantes digitales, hacer transferencias sin rellenar formularios, entre otras opciones.

Realizar procesos en forma digital por Internet elimina además la necesidad de una visita física a las instituciones, generando un ahorro de tiempo y costo de transporte para los consumidores y para las instituciones, la necesidad de contar con la infraestructura para recibirlos.

Estoy convencido que la tecnología nos abre un mundo distinto y está en nosotros sacarle el máximo provecho. Compañías como BBVA ya se están sumando a la revolución, brindando herramientas digitales a sus clientes para acercarles las oportunidades de esta nueva era. La invitación es a unirse y a disfrutar de sus beneficios.

Otras historias interesantes