Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 19 oct 2020

Un buen nivel de educación financiera es un escudo frente a las crisis

Mónica Coca (Colaborador externo)

La educación financiera es clave para hacer frente a los retos económicos. Los expertos insisten en su papel fundamental como motor para el avance de la sociedad y para paliar las consecuencias de posibles ‘shocks’ económicos. En el contexto actual, aumentar el nivel de conocimiento es un reto a nivel global.

Un estudio de BBVA Research revela que el 33% de los hogares españoles es muy vulnerable financieramente, es decir, aguantaría menos de 3 meses con sus propios recursos en caso de perder su principal fuente de ingresos. El informe pone de relieve la necesidad de contar con un buen nivel de alfabetización financiera como escudo protector ante los imprevistos. “Ante la posibilidad de crisis inesperadas o ciclos expansivos y recesivos en la economía, la educación financiera de los individuos resulta decisiva a la hora de gestionar los posibles ‘shocks’”, explica el estudio. “Los hogares deberían ser conscientes de la importancia que tienen los distintos tipos de ahorro. No solamente es importante estar suficientemente cubiertos para nuestra jubilación, sino que el ahorro previsional juega un papel esencial a la hora de suavizar las consecuencias de los posibles shocks y contribuir a la construcción de un crecimiento inclusivo”.

Protección para las personas

Aumentar el nivel de educación financiera para proteger a la población es un desafío a nivel global. Según el estudio The financial fragility of European households in the time of COVID-19 de María Demertzis y Marta Domínguez-Jiménez de Bruegel y Annamaria Lusardi del Global Financial Literacy Excellence Center (GFLEC) y miembro del Consejo Asesor del Centro para la Educación y Capacidades Financieras de BBVA, uno de cada tres hogares de la UE no puede afrontar una conmoción inesperada durante períodos regulares, y mucho menos durante una pandemia.

El estudio propone una serie de recomendaciones para paliar el nivel de vulnerabilidad financiera. Entre ellas, establecer “programas de educación financiera en el lugar de trabajo o iniciativas que promuevan la resiliencia entre los hogares directamente”. Según el informe, se ha demostrado que las políticas que se implementan para aumentar el nivel de educación en finanzas, “se correlacionan fuertemente con la resiliencia financiera”.

El importante rol del sector financiero

El acto central del Día de la Educación Financiera, organizado por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), profundizó en el papel de la educación financiera como factor de protección ante los desafíos económicos. En esta jornada, la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, insistió en la necesidad de mejorar la educación en finanzas de los españoles, sobre todo en lo referente al sistema financiero, algo que calificó de “totalmente imprescindible” para funcionar en la sociedad actual. “Sigamos colaborando para mejorar la cultura financiera de los españoles, porque ello redundará en una mayor protección de los ciudadanos y un mejor funcionamiento del sistema financiero”.

Por su parte, Sebastián Abella, presidente de la CNMV, explicó que una buena educación financiera, “hace mucho menos probables incidentes negativos y propicia una distribución de calidad de los productos financieros”. Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, incidió en esta idea afirmando que, “nuestro objetivo de garantizar la estabilidad financiera debe apoyarse también en iniciativas que promuevan las relaciones equilibradas y transparentes entre los oferentes y demandantes de productos financieros, donde todos ellos dispongan de información suficiente sobre las características de los productos”.

La educación financiera también protege el futuro de los niños y jóvenes y así lo quiso recalcar la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, durante su intervención. “Hoy es más necesario que nunca que se formen en esas competencias que les permitan desarrollar sus vidas de manera independiente y responder a los retos con determinación”.

El compromiso de BBVA

BBVA trabaja a favor de la educación financiera como herramienta para mejorar la salud financiera de las personas. Se trata de un compromiso a largo plazo que, desde 2008, ha supuesto una inversión de 89 millones de euros, a través del Plan Global de Educación Financiera. Solo en 2019, casi dos millones de personas, de los cuales 1,7 millones son niños y jóvenes, se han beneficiado de los programas de la entidad a nivel global. En dicho año, BBVA ha destinado 7,7 millones de euros a educación financiera.

La entidad, consciente de que la educación financiera requiere un esfuerzo colectivo a largo plazo, mantiene alianzas con más de 100 organizaciones locales y globales con el objetivo de impulsar dicha educación como una cuestión que tiene un impacto directo en el bienestar de las personas. Entre sus iniciativas se encuentra el Centro de Educación y Capacidades Financieras de BBVA. El Centro cuenta con un Consejo Asesor formado por expertos de las principales instituciones globales referentes en el campo de la educación financiera, que señalan que la educación financiera es una vía fundamental para construir unas finanzas a prueba de crisis.

Otras historias interesantes