Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Una reflexión desde China sobre la transformación digital del mundo financiero

La revolución tecnológica en el sector financiero está marcando el inicio de una nueva era que rompe con los esquemas del negocio bancario tradicional, propicia la digitalización de las instituciones y abre paso a empresas con innovadores modelos operativos. En este contexto, China es pionera del futuro digital, que cambiará la industria para siempre.

Así lo señala Carlos López-Moctezuma, director de Estrategia Retail y Nuevos Negocios Digitales de BBVA Bancomer, en su artículo “El futuro llegó y está en China: lecciones sobre el mundo financiero digital”, publicado en la sección ‘Hacker’ del diario Excélsior, en el que comenta sobre la forma en que este país ha incorporado la innovación tecnológica en modelos de negocio que son altamente competitivos y disruptivos, comparados con el resto de las economías en diferentes latitudes, que también están apostando por un sistema financiero digital.

López-Moctezuma destaca que “en los últimos años, derivado del cambio en el comportamiento de las personas, producido por la expansión de Internet, el aumento de los los teléfonos inteligentes y muchas otras innovaciones, los bancos se han visto obligados a redefinir la forma en que se relacionan con los consumidores y ofrecen sus productos”, mezclando lo tradicional y lo digital, basados en casos de negocio positivos que pueden darle al banco altos niveles de rentabilidad a un menor riesgo.

En China, las compañías diseñan y lanzan productos mínimos viables, obsesionados en generar la máxima adopción posible

El directivo de BBVA Bancomer señala que aunque son pocos los bancos globales que se están transformando a través de la implementación de nuevas metodologías de trabajo como la “’agile’, el ‘design thinking’, ‘behavioral economics’, el uso de ‘Big Data’ y otras tecnologías que ahora forman parte del ADN de una nueva generación de estrategas bancarios” y que les ayudan a modificar su cultura para competir en la nueva realidad, precisa que “otros siguen pensando que el mundo no ha cambiado, por lo que eventualmente se diluirán y desaparecerán”.

De acuerdo con López Moctezuma, la visión de China sobre la digitalización del sistema financiero va más allá de lo que se ve en otras economías y puntualiza que “muchos de nosotros podríamos pensar que las compañías y ‘start-ups’ chinas son sólo copias idénticas de muchas compañías estadounidenses o europeas, pero la realidad es que han copiado sólo lo mejor de Occidente, y dada la agresiva competencia y su enorme economía cerrada, se han convertido en empresas extremadamente competitivas y disruptivas, mucho más que en cualquier otra latitud”.

El ejecutivo de BBVA Bancomer explica que las empresas chinas digitales no se han desarrollado con elementos del negocio tradicional donde la ganancia y el nivel riesgo están ligados al éxito del proyecto, “por el contrario, la asignación de capital y gasto se realizan con un racional distinto: las compañías diseñan y lanzan productos mínimos viables, obsesionados en generar la máxima adopción posible. La creación de un ecosistema es crítico para estas compañías, generando así un efecto de economías de red que, a su vez, construyan ‘murallas chinas’ que hagan imposible la entrada de otros competidores en el futuro”.

El enfoque de las empresas en China es tener un mayor número de clientes y fomentar interacciones del alto valor con ellos, y desde la perspectiva de López Moctezuma “buscan ser dominantes en el mercado y eventualmente las ganancias llegarán, o al menos eso consideran los fondos de capital en riesgo que han invertido millones de dólares en ellos”. Y aclara que lo que hasta ahora se ha hecho en los bancos ha sido extraordinario, pero “continuamos colocando el capital y el gasto con un racional distinto y tradicional que podría llevarnos a fallar cuando nos enfrentemos a la competencia feroz de estos nuevos gigantes tecnológicos”, olvidando la creación de ecosistemas y captación de clientes.

El ‘agile’, el ‘design thinking’, ‘behavioral economics’, el uso de ‘Big Data’ y otras tecnologías forman parte del ADN de una nueva generación de estrategas bancarios

Los bancos deberían ser capaces de contar con sistemas de pagos por debajo de los costos de operación, ofrecer servicios gratuitos, o generar carteras de crédito que solo recuperen la prima de riesgo, con utilidades que se logren a través del análisis y venta del ‘Big Data’ por medio de sus clientes, lo que para el directivo “pueden parecer ideas extremas, pero si seguimos pensando como banqueros tradicionales, no sobreviviremos al futuro”.

China le deja a la industria financiera un reto fundamental, que en palabras de López-Moctezuma es éste: “La nueva banca y los nuevos proveedores de servicios financieros requieren de gente visionaria e innovadora, que asuma riesgos, y de estrategas que estén dispuestos a aceptar ganancias menores o inclusive ni un centavo de los métodos tradicionales de generación de ingresos”. Una transformación digital integral inmersa en una dinámica cambiante para competir.

La colaboración completa para el periódico Excélsior se publicó el 3 de octubre de 2018 y puede consultarse en el siguiente enlace.

Otras historias interesantes