Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA world Act. 06 nov 2018

Unai Emery, el arquitecto de un Sevilla campeón

Unai Emery abandona el banquillo del Sevilla | Foto: EFE

El entrenador Unai Emery abandona el Sevilla buscando nuevas aventuras en tierras parisinas. El técnico vasco se marcha tras ser el arquitecto de una de las épocas más lustrosas del equipo andaluz. Siempre bajo la premisa del trabajo y el orden táctico, edificó a un equipo que ganó la triple corona consecutiva en la Europa League y volverá a jugar en Liga de Campeones por segundo año consecutivo.

Unai Emery Etxegoien (Fuenterrabía, Guipúzcoa, noviembre de 1971) desembarcó en Sevilla el 15 de enero de 2013 para suplir en el mando hispalense a José Miguel González 'Míchel'. Tres años y cinco meses después deja sin dueño un banquillo que le ha convertido en una leyenda sevillista, al menos en estos últimos años.

El PSG galo parece el destino de un entrenador que tiene claros cuáles son sus dogmas: trabajo metódico, espíritu de superación y sacar de cada jugador su mejor rendimiento. En este tiempo en la capital andaluza ha logrado tres Europa League y ha batido varios registros.

La afición echará de menos a un técnico al que le costó encontrar los cimientos en un Pizjuán descontento con su estilo de juego. Muchos miraban con nostalgia lo vivido en 2006 y 2007 con Juande Ramos. Época de éxitos y fútbol más preciosista. Costó que su Sevilla cogiera ritmo. Su primera media temporada (2012-13) no fue de la forma esperada y su equipo finalizó noveno.

Unai Emery, una forma muy particular de vivir el fútbol | Foto: EFE

Unai Emery, una forma muy particular de vivir el fútbol | Foto: EFE

Pese a ello, terminó accediendo a Europa por las exclusiones de Málaga y Rayo. Una carambola que, a la postre, terminaría siendo decisiva. Y es que gracias a esa clasificación lograría llevarse la primera Europa League de su etapa sevillista.

Pese a ello, el sevillismo vivía un tiempo en el que solo Monchi era el gran defensor y valedor de un técnico que, lejos de rendirse, siempre creyó en sí mismo y en sus jugadores. Ganó ese primer entorchado en Turín, y los dos siguientes en Varsovia y Basilea, jugó la reciente final de Copa y cosechó el récord de puntos en una temporada en la Liga BBVA76 puntos en la 13-14—.

Esos fueron los hitos de un técnico de 44 años que tenía contrato con el conjunto andaluz hasta junio de 2017. El vasco puede presumir de volver a traer la gloria al Sevilla. Una ciudad que no vivía algo parecido desde aquellas dos Copas de la UEFA, dos Copas del Rey, una Supercopa de Europa y una Supercopa de España logradas entre 2006 y 2010.

Emery, campeón de la Europa League por tres ocasiones consecutivas | Foto: EFE

Emery, campeón de la Europa League por tres ocasiones consecutivas | Foto: EFE

Esa forma particular de vivir el fútbol, de saber transmitirlo y de resucitar jugadores prácticamente perdidos para la causa han sido sus grandes logros, por encima de los títulos. Aunque, como es evidente, los trofeos pesan mucho. La actual triple corona en la Europa League ya forma parte de la historia del club andaluz.

Tocaron la gloria en 2014 ante el Benfica, en 2015 venciendo al Dnipro y este pasado mayo contra el Liverpool. Gracias a la victoria de 2015, en el Pizjuán resonó el himno de la Champions aunque el equipo cayó en primera ronda. Sin olvidar que llegó a jugar dos finales, sin final feliz, de la Supercopa de Europa: una ante el Real Madrid (2-0) y otra frente al Barcelona (5-4).

Y todo ello recomponiendo cada verano la columna vertebral de su equipo. Un Sevilla vendedor que cada curso cambiaba sus caras importantes pero no sacrificaba el estilo, la idea y la identidad. Emery abandona Nervión tras 205 partidos en su banqueta y un balance de 106 victorias, 43 empates y 56 derrotas.

Es el segundo técnico sevillista con más encuentros dirigidos, por detrás de Joaquín Caparrós (226), y el entrenador con más partidos en competiciones europeas. Número redondo, 50, para un Emery que superó los 37 de Juande Ramos.

Emery, con Banega durante un partido del Sevilla en la Liga BBVA | Foto: EFE

Emery recuperó la mejor versión de Banega | Foto: EFE

Todo parece indicar que le suplirá el argentino Jorge Sampaoli. Un entrenador que practica un fútbol distinto al de Unai. Su dibujo se basa en un 4-3-3, agresivo en la presión y más ofensivo. Su mayor triunfo fue en la pasada Copa América de 2015 y recordado fue el partido ante España en el pasado Mundial de Brasil donde Chile desarboló a la selección española.

Otras historias interesantes